NewLife

Adictos a la cocaína: ¿cómo reconocer la enfermedad?

Familiares, amigos y parejas de adictos a la cocaína se preguntan cómo pueden ayudarles y ¿cómo se origina la dependencia?Realizar el tratamiento adecuado será determinante para el éxito de la desintoxicación. Los centros de desintoxicación en Barcelona tratan la adicción de diversas formas, ofreciendo algunos de ellos tratamientos que requieren ingreso temporal, o tratamientos de forma ambulatoria, como Newline.

Adictos a la cocaína: ¿cómo comienza la dependencia?

La adicción es una enfermedad y los adictos a la cocaína no nacen con ella. Es necesario explicar cómo los adictos a la cocaína llegan a serlo y por qué, ¿cómo se origina la dependencia?

La adicción no es un vicio como mucho creen, sino una enfermedad física y psicológica que puede provocar a su vez otras enfermedades y múltiples consecuencias.

Esta enfermedad compleja es fruto del enorme poder adictivo que tiene la cocaína, el cual se debe a la profunda alteración neuroquímica que esta provoca en el cerebro.

La cocaína afecta a diversos neurotransmisores cerebrales, por tanto, cuando el cerebro es expuesto reiteradamente a sus efectos, los niveles y el funcionamiento de estos son alterados, especialmente de la dopamina.

La dopamina está directamente implicada en el sistema de recompensa cerebral, sistema que regula funciones como el placer y la motivación. La cocaína se adhiere a la proteína encargada de transportar la dopamina y eliminarla, por tanto, impide su reciclaje y provoca una gran concentración que da lugar a los efectos iniciales de euforia y placer.

Cuando esto sucede repetidamente, el sistema dopaminérgico o de recompensa queda atrofiado.

En este momento el consumidor comenzará a sentir la necesidad de consumir de nuevo para experimentar los mismos efectos placenteros. Sin embargo, al ir desarrollando una tolerancia cada vez mayor, la dosis inicial ya no será suficiente y deberá aumentarla progresivamente para sentir lo mismo. Es así como comienzan los adictos a la cocaína su adicción.

 

 

Adictos a la cocaína: ¿cómo reconocer la enfermedad?

Frecuentemente los adictos a la cocaína no reconocen que lo son o no saben identificar el problema. Muchos adictos a la cocaína creen tener la situación “bajo control” o no tener dependencia por no consumir diariamente.

Sin embargo, es muy importante saber identificar y reconocer la adicción a tiempo tanto en uno mismo como en un ser querido, ya que, cuanto antes se identifique la enfermedad, antes podrá buscarse ayuda y comenzar un tratamiento. Si no se trata, la adicción puede tener consecuencias devastadoras e, incluso, ser mortal.

Algunas de las señales para reconocer la adicción y a los adictos a la cocaína son:

  • El consumo de cocaína asciende, aumentando su frecuencia y cantidad progresivamente.
  • Se ha intentado abandonar el consumo en alguna ocasión y no ha sido posible.
  • El adicto comienza a mentir acerca de su consumo y a tener conflictos con su entorno, pareja, familia y amigos.
  • Disminuye el rendimiento laboral e incluso se pierde el empleo.
  • El adicto sufre cambios drásticos e irracionales de humor.
  • Cambio de círculo social o aislamiento.
  • Abandono de hobbies y actividades que antes se disfrutaban.
  • El adicto sufre síndrome de abstinencia cuando no consume. Este es el mayor indicio de que existe una adicción.

 

Adictos a la cocaína: las secuelas

Las secuelas que presentan los adictos a la cocaína a largo plazo, hayan o no superado la enfermedad, son múltiples y, en algunos casos, severas.

Los adictos a la cocaína presentan secuelas que pueden ser irreversibles, tanto de carácter físico como psicológico.

Entre los daños físicos que puede causar la enfermedad en los adictos a la cocaína, se encuentran:

  • Alteraciones cerebrales: los adictos a la cocaína pueden presentar diversas secuelas cerebrales debido a la profunda alteración de los niveles de dopamina y otros neurotransmisores durante un tiempo prolongado.

 

  • Alteraciones cardiovasculares: las alteraciones y accidentes cardiovasculares son frecuentes en los adictos a la cocaína, entre estas se incluyen infartos y arritmias.

 

  • Alteraciones gastrointestinales: las alteraciones digestivas son muy comunes en los adictos a la cocaína, durante y después de la enfermedad. Entre ellas se encuentran hemorragias intestinales, gangrena, problemas para tragar etc. 

 

  • Alteraciones respiratorias: los adictos a la cocaína presentan frecuentemente alteraciones respiratorias debido a la inhalación de cocaína durante un largo periodo de tiempo. Entre las secuelas respiratorias se encuentran la perforación o hundimiento del tabique nasal, pérdida de olfato o hemorragias pulmonares.

  

  • Disfunciones sexuales: las disfunciones sexuales son recurrentes en los adictos a la cocaína, tanto en hombres como en mujeres, entre ellas destacan la disfunción eréctil y la anorgasmia.

 

Además de los efectos físicos que causa la enfermedad, hay diversas afecciones psicológicas que pueden sufrir los adictos a la cocaína durante la adicción o incluso después de haberla superado. Algunos de los efectos psicológicos que sufren los adictos a la cocaína incluyen ansiedad y depresión, trastornos neuróticos, brotes psicóticos, cambios en el estado de ánimo muy radicales y repentinos y problemas en sus relaciones personales y laborales.

 

Tratamientos para superar la adicción

La adicción, como hemos visto, es una enfermedad de gran complejidad y gravedad que puede provocar innumerables consecuencias y pone la vida de los adictos a la cocaína en peligro.

Por ello, debe tratada adecuadamente por especialistas cuanto antes.

Por el momento no se ha encontrado un medicamento específico para curar la adicción, sin embargo sí existe un tratamiento no farmacológico para tratar las adicciones que lleva más de 20 años y consigue resultados extraordinarios: la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr es un tratamiento específico para las adicciones que está aprobado por la Unión Europea y cuenta con una altísima tasa de éxito y efectividad.

Actualmente es el único tratamiento disponible capaz de actuar directamente sobre el verdadero origen de la adicción: la parte neurológica.

Es por este motivo por lo que la EMTr logra resultados casi inmediatos. Desde la primera semana el paciente ya podrá apreciar cómo se reducen sus ganas de consumir drásticamente.

Este innovador tratamiento funciona colocando una bobina sobre la cabeza del adicto que emitirá ligeros estímulos eléctricos. Estos inciden en el cerebro de forma indolora y reparan las zonas neuronales dañadas por la cocaína, así como la función y el nivel de los neurotransmisores.

La EMTr es una técnica segura que no provoca efectos secundarios.

Además, es un tratamiento ambulatorio, lo cual permite que el paciente se trate sin necesidad de renunciar a su vida y sus rutinas habituales, ya que no requiere de ingreso.

En Newline llevamos años dedicados al tratamiento de las adicciones con EMTr, somos el centro pionero en el uso de esta técnica en España. Contamos con un equipo de psiquiatras con décadas de experiencia en el sector gracias al cual hemos conseguido que más de 200 pacientes superen con éxito su adicción. En Newline, más de 200 personas han superado sus problemas de adicción de forma definitiva.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.