NewLife

Alcoholismo en Barcelona: los mejores tratamientos

El alcohol, aunque a ojos de la sociedad sea una sustancia inofensiva y completamente normalizada, es una droga que, cada año, se cobra el doble de vidas que el COVID-19. El alcoholismo en Barcelona está cada vez más presente. En Cataluña, tan solo en 2021, el número total de personas que necesitaron asistencia por parte de la red de drogodependencia por consumo de alcohol ascendió a 5.877 personas, según el Instituto de Estadística de Cataluña.

Son diversos los tratamientos disponibles para tratar el alcoholismo en Barcelona, entre ellos, los centros de desintoxicación, programas como Alcohólicos Anónimos o la Estimulación Magnética Transcraneal.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo en Barcelona y en el resto de España es un problema indiscutible de salud pública.

El alcohol es la droga legal más consumida en España, responsable del 40% de ingresos de urgencias por consumo de drogas.

La OMS define el alcoholismo como una enfermedad crónica, mental y física, que se caracteriza por el consumo recurrente y abusivo de alcohol, así como por una fuerte dependencia de este.

Asimismo, la enfermedad cursa con episodios graves de intoxicación y pérdida del control sobre la bebida por un incontrolable deseo de consumir, conocido como “craving”.

El alcoholismo en Barcelona ha aumentado, y son cada vez más las personas que declaran consumir alcohol, muchas de ellas a diario. Esto conlleva el peligro de que se produzca una adicción.

En 2020 tres millones de personas murieron por alcoholismo. 

Consecuencias del alcoholismo

Las consecuencias del alcohol sobre nuestro organismo a medio y largo plazo son devastadoras e, incluso, irreversibles.

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y el Alcoholismo, el alcohol causa estragos en nuestro organismo de múltiples formas diferentes.

Puede causar daños cerebrales, ya que, el alcohol es un depresor del sistema nervioso central, lo cual puede dar lugar a alteraciones de la bioquímica cerebral, haciendo que neurotransmisores tan importantes como la dopamina o la serotonina dejen de funcionar correctamente. Si no se supera la adicción y se frena el consumo de forma inmediata, es posible que los daños sean irreparables, dando lugar, además, a depresión, ansiedad y cambios conductuales.

El alcoholismo provoca también daños en el corazón, produciendo cardiopatías, arritmias, cardiomiopatía o alta presión sanguínea.

Por otro lado, el hígado es, sin duda, el órgano que se ve directamente afectado por el alcoholismo, ya que es el encargado de desintoxicar el cuerpo de alcohol, metabolizándolo. A largo plazo el alcohol puede causar, hepatitis alcohólica, cirrosis, fibrosis o hígado graso.

El alcoholismo también provoca múltiples tipos de cáncer. Diversos estudios han demostrado la relación entre el consumo de alcohol y el desarrollo de esta enfermedad.

Alcoholismo en Barcelona: tipos de tratamientos

Psicoterapia

La psicoterapia es uno de los tratamientos más eficientes y recomendados para tratar el alcoholismo. Existen distintos tipos de terapia para tratar el alcoholismo en Barcelona, pero la más utilizada es la cognitivo-conductual.

Esta terapia consiste en dotar al adicto al alcohol de herramientas que le permitan lidiar con su enfermedad, que le ayuden a identificar la raíz de esta y le reconduzcan hacia una vida más saludable. A través de la terapia cognitivo-conductual se reestablecen patrones de conducta, se evitan recaídas y se consigue gestionar mejor la ansiedad y el malestar que produce la abstemia.

Medicación

El tratamiento farmacológico para tratar el alcoholismo en Barcelona, emplea sobretodo fármacos para prevenir los síntomas que genera la abstinencia de alcohol y para recudir el deseo de consumir. Algunos medicamentos también actúan provocando reacciones negativas en el organismo cuando se ingiere alcohol, para sí, evitar hacerlo.

En el tratamiento farmacológico para tratar el alcoholismo en Barcelona también recetan, en muchas ocasiones, ansiolíticos y antidepresivos.

Sin embargo muchos pacientes alcohólicos rechazan los medicamentos por los múltiples efectos secundarios que provocan.

Grupos de apoyo: Alcohólicos Anónimos

Los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos son también una buena opción para el tratamiento del alcoholismo en Barcelona. Ofrecen al adicto una red de apoyo sólida y de confianza donde compartir su situación con personas que le apoyen y comprendan.

Estos grupos son recomendables durante y después de lograr la abstemia.

Alcohólicos Anónimos cuenta con un programa de recuperación muy eficiente, los miembros del grupos acuden regularmente a las reuniones y, día a día, van logrando la abstemia.

CAS

Los CAS son centros públicos para tratar las adicciones como el alcoholismo en Barcelona.

Se trata de centros de atención y seguimiento a las drogodependencias. Es una red pública dedicada al tratamiento, prevención y rehabilitación de adicciones. Están distribuidos por todo el territorio de Cataluña, actualmente hay 61 centros CAS en Cataluña.

Existen también centros para tratar el alcoholismo en Barcelona de carácter privado.

Centros de día

Los centros de día para el alcoholismo en Barcelona son espacios donde, de manera diaria, se realizan actividades colectivas, así como terapias individuales. El objetivo de estos centros es que los pacientes alcohólicos reconduzcan sus hábitos y pensamientos y recuperen la confianza para poder salir de la adicción.

Las actividades que se realizan incluyen gimnasio, yoga, mindfulness o excursiones.

Pisos tutelados

Los pisos tutelados para tratar el alcoholismo en Barcelona son dispositivos residenciales donde conviven personas que sufren adicción al alcohol. Estos grupos se encuentran siempre monitorizados por un equipo terapéutico.

Este método para tratar el alcoholismo en Barcelona es aconsejable para personas que se encuentran en una fase avanzada de tratamiento y no necesitan estar aisladas. Son una antesala para la reinserción social. Existen también distintos tipos de pisos tutelados, algunos de ellos dedicados especialmente a acoger a personas que se encuentran en la fase inicial de desintoxicación.

Alcoholismo en Barcelona: Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr o Estimulación Magnética Transcraneal es lo último en tratamientos para el alcoholismo en Barcelona.

Esta innovadora y avanzada técnica consiste en aplicar estímulos magnéticos, ligeros e imperceptibles, sobre el cráneo del paciente. Estos estímulos incidirán de forma directa sobre el cerebro afectando a las regiones necesarias para tratar el alcoholismo, por tanto, se consiguen resultados desde la primera semana de tratamiento.

De esta forma, la EMTr regula y reequilibra neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que están directamente implicados en la adicción al alcohol.

La Estimulación Magnética Transcraneal está avalada y aprobada por la Unión Europea como tratamiento para el alcoholismo y otras adicciones.

Es indolora, segura y ambulatoria, por tanto el paciente podrá tratarse mientras continúa con sus actividades cotidianas y su vida normal.

La popularidad que está alcanzando se debe en gran parte a la altísima tasa de éxito que tiene, además de ser un tratamiento que no conlleva efectos secundarios al contrario de la medicación.

En Newline somos pioneros en el uso de la técnica EMTr para tratar el alcoholismo en Barcelona. Contamos con el mejor equipo psiquiátrico con décadas de experiencia en el sector, para asegurarnos de obtener siempre los mejores resultados.

Hemos tratado con éxito a más de 200 pacientes y nuestra prioridad es, en todo momento, conseguir que estos recuperen su salud y su vida de la forma más cómoda y segura posible.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.