NewLife

Centro de tratamiento de adicciones ¿cómo elegir uno?

A la hora de escoger un centro de tratamiento de adicciones para curar la adicción a la cocaína, es importante destacar que existen una diferencias entre ellos y unas características en las que debemos fijarnos.

Podemos distinguir entre centros de tratamientos públicos y centros privados, y dentro de ambos, entre centros ambulatorios y los centros hospitalarios.

Centros de tratamiento públicos: modelo CAS

Dentro de los lugares de atención a los drogodependiente que son ambulatorios, los centros públicos reciben la denominación de Centros de Atención y Seguimiento a las Drogodependencias (CAS). Es el lugar al que los médicos de cabecera envían a los pacientes cuando presentan síntomas de adicción y reciben a todo tipo de personas adictas a la cocaína, sean cuales sean tanto su estado como sus condiciones particulares.

En estos centros de tratamiento de adicciones se realizan seguimientos tanto individuales como grupales, pero su punto débil es que reciben mucha demanda de atención en contraste con los recursos con los que cuentan, tanto profesionales como materiales. Por otra parte, el hecho de que se trate a muchos pacientes en el mismo momento hace que no se pueda dar la continuidad que sería necesaria. A esto hay que sumar que, en muchas ocasiones, son necesarios tests que pueden tardar.

El procedimiento más común es que los pacientes sean enviados durante un periodo que oscila entre las 2 y las 4 semanas a realizar desintoxicación mediante fármacos que limitan los efectos físicos y psicológicos de la abstinencia en los hospitales públicos, pero las lista de espera para ellos son prolongadas.

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Alternativas al modelo CAS

Existen otros tipos de centros de tratamientos para curar la adicción a la cocaína alternativos a los CAS que presentan diversas características:

  • Patología dual. En algunos centros hospitalarios de tratamiento de adicciones atienden a pacientes que consumen alcohol y también cocaína o heroína. O pacientes que consumen droga y tienen además trastornos como esquizofrenia. Lo habitual es que estos centros se encuentren en centros psiquiátricos.

 

  • Comunidades terapéuticas de larga estancia. Este tipo de comunidades, como el Proyecto Hombre, son centros en los que varios pacientes viven juntos.  En ellos el objetivo no es la desintoxicación en sí, que se realiza en hospitales, sino la deshabituación al uso de la droga mediante terapia de grupo.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

Centros de tratamiento privados

Los centros de tratamiento de adicciones privados repiten el modelo de hospitales, ambulatorios y comunidades terapéuticas, de manera similar a como se hace en la sanidad pública.

Lo que hace diferentes a los centros privados es que cuentan con más recursos por paciente y pueden garantizar más continuidad en el tratamiento. Además, el ingreso del paciente en el tratamiento es inmediato, sin lista de espera, y la entrega de los tests se produce de forma inmediata. En cuanto al tiempo que los especialistas dedican a los pacientes, se garantiza que es el suficiente para un tratamiento efectivo.

Entre los centros de tratamiento de adicciones de carácter privado que se basan en comunidades terapéuticas, tanto el confort como la frecuencia de atención son superiores, conservando como fundamento para la terapia un enfoque en la terapia de grupo. Tanto ésta, que forma parte del tratamiento psicológico para dejar la cocaína, como la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), han demostrado una eficacia muy superior a la de los fármacos a la hora de limitar el craving o ganas de consumir.

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.