NewLife

Centros de Alcohólicos Anónimos: ¿cómo funcionan?

El alcoholismo es una enfermedad grave y, en muchos casos, una enfermedad invisible y solitaria. Miles de personas en todo el mundo luchan contra los problemas de alcoholismo, en una sociedad que acepta y normaliza el alcohol. Sin embargo, esta sustancia mata a millones de personas cada año. De hecho, en 2020, fueron tres millones las que murieron por alcoholismo, el doble de las vidas que se llevó el COVID-19. Por lo tanto, la adicción al alcohol es un problema de salud pública. Los centros de Alcohólicos Anónimos son una de las opciones existentes más eficientes para el tratamiento y superación de la enfermedad.

Existen diversos tipos de tratamientos que pueden realizarse a la vez que se acude a los centros de Alcohólicos Anónimos, sin necesidad de ingresar en un centro de desintoxicación. Algunos de estos tratamientos son la psicoterapia, la medicación o la Estimulación Magnética Transcraneal.

Si bebes alcohol: ¿cuándo pedir ayuda?

El alcoholismo es una enfermedad, no un vicio. La OMS define esta patología como una enfermedad crónica en la que el consumo de alcohol se vuelve abusivo, recurrente e incontrolable.

Este deseo incontrolable de consumir se conoce como “craving” y va acompañado de una fuerte dependencia de la bebida y graves episodios de intoxicación.

El alcohol no es un pasatiempo, ni una bebida más, es una droga.

Está completamente aceptado socialmente y, por tanto, el alcoholismo es, en multitud de casos, una enfermedad invisible.

Es habitual que ni el propio alcohólico ni el entorno sean conscientes del problema, o que, para cuando lo sean, sea demasiado tarde.

Así mismo, no todos los consumidores de alcohol padecen alcoholismo, ni todos los alcohólicos son ya consumidores de alcohol.

Hay que conocer las posibles señales que indican alcoholismo para saber identificar y reconocer el problema.

Señales que indican alcoholismo

Pese a que el alcoholismo es, en ocasiones, una enfermedad difícil de identificar y diagnosticar, ya que los síntomas pasan desapercibidos en las primeras fases, sí existen señales que pueden alertar del problema.

Identificar a tiempo el alcoholismo puede evitar a la larga consecuencias devastadoras e irreversibles en el organismo y a nivel mental y emocional.

Algunas de las señales que se pueden observar en alguien que comienza a tener un problema de alcoholismo o que ya lo ha desarrollado son:

  • Beber a solas
  • Beber a escondidas
  • Escondes bebidas alcohólicas
  • Síndrome de abstinencia
  • Deterioro de las relaciones personales y laborales
  • Deterioro físico
  • Negación del problema
  • Cambios de actitud y personalidad
  • Reemplazar las actividades que antes causaban placer, por otras que incluyan alcohol
  • Cambio de hábitos y rutinas

Centros de Alcohólicos Anónimos: ¿Qué son?

Los centros de Alcohólicos Anónimos son organizaciones sin ánimo de lucro, que ofrecen apoyo a personas que luchan contra la adicción al alcohol

Desde su fundación, los centros de Alcohólicos Anónimos han ayudado a millones de personas en todo el mundo a superar sus problemas de alcoholismo y recuperar sus vidas, apoyando su enfoque en la fe, la ayuda mutua y el anonimato.

Sus miembros se reúnen regularmente para hablar acerca de sus problemas de alcoholismo y brindarse apoyo emocional entre todos.

Aunque Alcohólicos Anónimos sea una organización cristiana, está abierta a todos sin discriminación, para cualquier persona que busque superar su problema de adicción al alcohol. No importa la raza, género, orientación sexual o religión, todos son bienvenidos en los centros de Alcohólicos Anónimos.

Centros de Alcohólicos Anónimos: ¿cómo funcionan?

Los miembros de los centros de Alcohólicos Anónimos son libres de compartir sus historias y experiencias personales con la adicción, sin ser juzgados ni discriminados.

Uno de los principios fundamentales de los centros de Alcohólicos Anónimos es el anonimato.

Este anonimato también se aplica a los debates y conversaciones en las reuniones de AA, lo que permite a los miembros hablar de forma transparente, abierta y honesta sobre sus problemas.

Alcohólicos Anónimos utiliza un programa de doce pasos para ayudar a las personas a superar su adicción al alcohol. Los doce pasos incluyen, en primer lugar, aceptar que tienen un problema con el alcoholismo, buscar la ayuda de un poder superior, enmendar los posibles daños causados a otros y ayudar a otros alcohólicos en su recuperación y rehabilitación.

Además de las reuniones regulares semanales, AA también ofrece una variedad de servicios, como servicios de orientación, programas de entrenamiento y literatura educativa para ayudar a los miembros a superar su adicción al alcoholismo.

¿Dónde encontrar los centros de Alcohólicos Anónimos en España?

Se pueden encontrar centros de Alcohólicos Anónimos distribuidos por toda la geografía española y en multitud de países.

En 1955 surgen los primeros grupos de Alcohólicos Anónimos en Madrid, Málaga, Barcelona, Valladolid y Tenerife. En 1979 se constituyó y legalizó la Asociación de Servicios Generales de Alcohólicos Anónimos en España.

En la actualidad existen multitud de centros de Alcohólicos Anónimos en la península, en residencias penitenciarias y centros sanitarios.

En total, en España hay aproximadamente 616 grupos de Alcohólicos Anónimos que se reúnen una media de dos veces por semana.

Tratamientos complementarios a los centros de Alcohólicos Anónimos

Aparte de los centros de Alcohólicos Anónimos, existen diversos tratamientos para el alcoholismo que pueden realizarse de manera complementaria y son muy efectivos.

Psicoterapia

La psicoterapia es uno de los tratamientos más recomendables para la adicción al alcohol.

El acompañamiento y seguimiento de un psicoterapeuta profesional durante el proceso, e incluso una vez lograda la abstemia, consigue que el paciente se mantenga sobrio a largo plazo.

La terapia cognitivo-conductual en estos casos es de las más eficientes, en ella, el paciente alcohólico aprenderá a reconducir patrones de conducta, a lidiar con la ansiedad que le produce la abstemia y a identificar la raíz de su problema con el alcohol. Con estas herramientas, el alcohólico conseguirá mantener su abstemia y evitar futuras recaídas.

Medicación

No existe aún una cura farmacológica para el alcoholismo, pero existen algunos medicamentos que contribuyen a dejar el alcohol.

La FDA ha aprobado tres medicamentos para el alcoholismo: el disulfiram, la naltrexona y el acamprosato.

Estos medicamentos funcionan de distintas formas, el disulfiram por ejemplo, genera reacciones adversas en el organismo como náuseas y vómitos cuando se ingiere alcohol, de este modo, se evitará que el alcohólico consuma. A veces también se receta Topiramato, ansiolíticos o antidepresivos.

En cualquiera de estas opciones existen fuertes y perjudiciales efectos secundarios, por lo que muchas personas que buscan recuperarse de su alcoholismo rechazan la opción farmacológica.

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal o EMTr, es el último y más revolucionario descubrimiento en tratamientos para el alcoholismo.

Esta técnica funciona de modo que, a través de unos estímulos magnéticos imperceptibles que se aplican en el cráneo del paciente, se logran alcanzar regiones neuronales del cerebro que es necesario corregir para la recuperación.

La EMTr reequilibra y regula la bioquímica cerebral, restaurando neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, cuyo buen funcionamiento es imprescindible para superar la adicción al alcohol.

Es un tratamiento seguro, indoloro y aprobado por la Unión Europea.

Al incidir en el cerebro y corregirlo de forma directa sin necesidad de medicación, la EMTr consigue resultados desde la primera semana de tratamiento.

Además, al no tener efectos secundarios, es la mejor alternativa a los medicamentos.

La Estimulación Magnética Transcraneal es ambulatoria, lo que significa que no necesita de ingreso hospitalario. De esta forma, los pacientes pueden realizar el tratamiento al mismo tiempo que continúan con sus actividades y su rutina.

Desde que nació Newline, nuestra principal y única prioridad es la mejoría y recuperación absoluta de nuestros pacientes, por ello, ofrecemos un servicio cómodo y de confianza de la mano de nuestro equipo psiquiátrico con décadas de experiencia. Somos pioneros en el uso de la técnica EMTr en España y ya hemos tratado con éxito a más de 200 pacientes con la Estimulación Magnética Transcraneal.

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.