NewLife

Centros de desintoxicación en Barcelona: precios

Muchas personas con problemas de adicción a las drogas buscan centros de desintoxicación en Barcelona para poder tratarse. Existen diversos tipos de centros, tanto privados, como públicos, variando los tratamientos y el equipo de unos a otros. Por tanto, a quienes buscan centros de desintoxicación en Barcelona precios, lo primero que tienen que saber es que no hay un precio cerrado determinado, es muy variable.

¿Cuándo buscar un centro de desintoxicación?

Cuanto antes se identifique y reconozca el problema, más fácil será el proceso de búsqueda de tratamiento profesional.

En la mayoría de las ocasiones, no es el propio adicto, sino su entorno familiar y de seres queridos los que vislumbran el problema y deciden buscar ayuda. Este proceso pasa por tratar de hacer consciente al adicto de su enfermedad y explicarle la necesidad urgente de encontrar un tratamiento.

Habitualmente los familiares encuentran resistencia por parte del adicto a recibir tratamiento o a ingresar en un centro de desintoxicación, ya que no suelen aceptar el problema o no desean parar su vida para ingresar durante meses en un centro.

Sin embargo, sea mediante ingreso o de forma ambulatoria, será imprescindible hacerle comprender que está atravesando una enfermedad que necesita tratamiento y que, si no se soluciona lo antes posible, puede tener consecuencias devastadores e irreversibles sobre su salud y sobre sus relaciones afectivas.

 

Centros de desintoxicación en Barcelona: tipos

Hay múltiples opciones disponibles a la hora de elegir centros de desintoxicación en Barcelona, precios que pueden oscilar entre los 2.000 euros y los 15.000 euros al mes.

Encontrar el centro de desintoxicación, precios y equipo adecuados, que se ajusten a las necesidades de cada paciente, es difícil, pero existen muchas opciones.

Por un lado encontramos los centros de desintoxicación en Barcelona de carácter público, es decir, a un precio muy asequible e incluso gratuitos ya que forman parte del servicio de sanidad pública. Y por otro lado tenemos los de pago, los privados.

Para poder valorar del centro de desintoxicación, precios, es importante saber los pros y los contras de ambas opciones.

 

Centros de desintoxicación en Barcelona: precios por la vía pública

En Barcelona igual que en el resto de España, hay opciones públicas y gratuitas al alcance de todos para poder tratar las adicciones.

Los centros de desintoxicación en Barcelona de carácter público se conocen como CAS (Centres d’atenció i seguiment a les drogodependències). Los CAS están subvencionados por el estado y actualmente existen 61 centros CAS distribuidos por Cataluña.

Estos centros de desintoxicación en Barcelona, (precios gratuitos), proporcionan acogida, información y asesoramiento a adictos y familiares. También ofrecen tratamiento farmacológico para la desintoxicación, tratamientos sustitutivos con metadona, prevención de recaídas y terapias psicológicas, individuales y grupales.

El mayor inconveniente de estos centros es la alta demanda que tienen frente a la escasez de plazas, lo que provoca listas de espera que pueden durar muchos meses y, por tanto, el paciente que necesita una intervención inmediata no podrá acceder y tendrá que esperar mucho tiempo.

Para los casos urgentes de necesitad de ingreso en un centro de desintoxicación con precios gratuitos o asequibles, están las Unidades de Desintoxicación Hospitalarias, para las personas con un grave estado de salud que necesitan ser atendidas de urgencias.

 

Centros de desintoxicación en Barcelona: precios por la vía privada

Por la vía privada, tenemos los centros de desintoxicación en Barcelona, precios mucho más elevados, pero con ventajas.

Dentro del tipo de centros de desintoxicación privados, los hay que cuestan 2.000 euros al mes y los hay que cuestan 15.000 mensuales.

La diferencia entre unos y otros, así como también difieren de la vía pública, es la disponibilidad de los médicos y la atención inmediata. En los centros de desintoxicación privados cuentan con equipos médicos mucho mayores que atienden a los pacientes con más frecuencia, equipos muy completos de psiquiatría, psicología, enfermería etc.

Además, otra de las diferencias de estos centros de desintoxicación (precios altos aparte), es la oferta de actividades, talleres socioeducativos, la aplicación de técnicas innovadoras y las instalaciones, más o menos lujosas según el coste del centro.

El coste es el mayor inconveniente de este tipo de centros de desintoxicación, precios extremadamente elevados mensualmente, con una estancia en ellos indefinida que puede ir desde los 3 meses a los dos años. 

 

Centros de desintoxicación, precios en comparación con la EMTr.

La EMTr (Estimulación Magnética Transcraneal) es la última y más revolucionaria técnica para tratar las adicciones, que lleva en uso ya 20 años.

Este innovador método consiste en la aplicación de ligeras descargas eléctricas (completamente indoloras), que inciden en el cerebro y actuarán directamente en las zonas neuronales que controlan el deseo de consumir.

De esta forma, al tratar la adicción desde la raíz, la parte neurológica, se consigue reducir el deseo compulsivo de consumir (craving o mono) en cuestión de días. La necesidad de consumir se reduce notablemente desde la primera semana, acelerándose así el proceso de desintoxicación.

Es un tratamiento seguro, indoloro y no invasivo que, a diferencia de la medicación,  no tiene efectos secundarios. 

La EMTr está aprobada por la Unión Europea, que, según sus datos tiene una tasa de éxito del 64%, sin embargo, en Newline hemos realizado nuestras propias pruebas para evaluar el éxito del tratamiento con análisis de orina, y hemos logrado alcanzar una tasa de éxito del 94%.

Además, es un tratamiento ambulatorio que no requiere de ingreso hospitalario ni en centros de desintoxicación. Precios elevados de forma indefinida ya no son necesarios, con la EMTr el coste se ajusta a las necesidades de cada paciente.

 Suele oscilar entre 5.000 y 6.000 euros en total, con todo incluido y sabiendo en todo momento cuándo comienza y finaliza el tratamiento, pero, sobretodo, sabiendo que funciona y que el dinero invertido no caerá en saco roto.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.