NewLife

La clasificación de las drogas en 5 categorías (y sus efectos)

No todas las drogas son iguales y, por lo tanto, no causan los mismos efectos. En este post repasaremos la clasificación de las drogas según 5 categorías, y ampliaremos hacía cuáles son sus efectos en cada caso.

Los diferentes tipos de drogas

Reciben el nombre de drogas todas esas sustancias que modifican el funcionamiento normal del sistema nervioso y crean adicción.

Los problemas de salud derivados empiezan a ser preocupantes y forman ya parte de las agendas de los ministerios de salud pública de muchos estados. No es de extrañar que también hayan aumentado los estudios sobre los efectos de estas sustancias, lo que va de la mano de una clasificación de las drogas.

Toda sustancia calificada como droga produce cambios en la percepción, la emoción, el juicio o el comportamiento. Lo cierto es que todas son susceptibles de generar en el usuario la insistente necesidad de volver a consumir.

Su capacidad de adicción es lo que las hace peligrosas porque favorece la continuación del consumo y los problemas de salud que conlleva. 

Aunque circulen clasificaciones carentes de sentido, como la que diferencia las drogas legales de las que no lo son, lo cierto es que se pueden encontrar varias clasificaciones de las drogas que resultan más específicas.

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Clasificación de las drogas en 5 categorías 

La Organización Mundial de la Salud distingue entre depresores, estimulantes y alucinógenos; sin embargo, se puede especificar más esta clasificación de las drogas.

Desde nuestro punto de vista, la clasificación farmacológica de las drogas es la más útil y la más precisa. Esta clasificación se puede diferenciar en 5 categorías: 

  1. Depresores del sistema nervioso central
  2. Psicoestimulantes
  3. Opiáceos
  4. Alucinógenos
  5. Derivados del cannabis

Veamos más en detalle cada tipo:

1. Depresores del sistema nervioso central

Estas sustancias pueden ocasionar distintos grados de inactivación en función de la dosis consumida. Desde la relajación, sedación y somnolencia hasta la hipnosis, anestesia y coma. Algunas de estas sustancias depresoras son el alcohol y las benzodiacepinas.

2. Psicoestimulantes

Son sustancias que se caracterizan por producir euforia. Las personas que las consumen manifiestan sentir bienestar y una mejoría del humor, más energía, un estado permanente de alerta, mayor actividad motriz y una estimulación del sistema nervioso central que mejora el rendimiento intelectual y disminuye la sensación subjetiva de fatiga y hambre. Los ejemplos más característicos de las drogas psicoestimulantes son la cocaína y las anfetaminas.

3. Opiáceos

Se trata de sustancias que interactúan con los receptores de opioides en las células nerviosas que se encuentran en el cuerpo y el cerebro. Actúan en el sistema nervioso central y suelen utilizarse para calmar el dolor, como es el caso de la morfina. Entre los opiáceos también se encuentran drogas como como la heroína, opioides sintéticos y algunos medicamentos como la oxicodona, codeína, o la hidrocodona.

4. Alucinógenos

Son drogas que causan alucinaciones en quien las consumen. Provocan alteraciones profundas en la percepción de la realidad del consumidor. Cuando una persona toma alucinógenos puede experimentar episodios que le parecen reales pero no lo son, alucinaciones visuales, auditivas… Además, algunos alucinógenos tienen efectos emocionales y provocan oscilaciones en las emociones que experimenta el consumidor de un modo súbito y muy rápido. El alucinógeno más conocido es el LSD, término alemán que significa dietilamida del ácido lisérgico.

5. Derivados del cannabis

Son todas las drogas derivadas de la planta del cáñamo Cannabis Sativa e incluyen la marihuana y el hachís. Estos derivados afectan al estado mental, el componente activo —el THC, tetrahidrocannabiol— altera la función normal del cerebro.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

Al margen de las muchas clasificaciones de las drogas que podamos encontrar, abusar de estas sustancias nunca es una buena idea. Aunque algunas drogas pueden parecer inofensivas en un primer momento, el potencial de adicción es tan grande que, con el tiempo, las personas que consumen drogas sufrirán problemas de salud, personales, económicos… Todo ello hace que no merezca la pena experimentar ni consumir solo para que «nadie me lo cuente».

 


 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.