NewLife

Cocaína: efectos físicos a corto y largo plazo

Como otras drogas, la cocaína deja un rastro en el organismo de las personas que la consumen. Es un potente estimulante que altera las funciones normales del organismo, por lo que este se resiente y, con el tiempo, el deterioro puede ser tan importante que desencadene enfermedades o, en el peor de los casos, la muerte. En este artículo se recogen los efectos físicos de esta sustancia tanto a corto como a largo plazo.

El efecto estimulante de la cocaína

La cocaína actúa en el organismo liberando dopamina. Es una droga con un potente efecto estimulante que afecta a varios sistemas del cuerpo humano. La cocaína provoca una estimulación de todo el sistema nervioso central que, de paso, también activa el sistema cardiovascular. De ahí se deriva que la principal toxicidad de la cocaína sean los problemas mentales y los problemas cardiacos. Los efectos secundarios de esta potente droga pueden complicarse mucho, además. 

  • Con la estimulación que provoca la cocaína aumenta la presión arterial y por tanto el riesgo de los problemas de corazón.
  • También se ha comprobado que la estimulación del cerebro tiene como consecuencia problemas mentales, especialmente de tipo paranoide.
  • Al ser un estimulante, provoca una vasoconstricción, la zona por donde se administra queda con poca sangre. Esto ocasiona una sintomatología parecida a un resfriado y con el tiempo se pueden ocasionar daños en el tabique nasal.  

 

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

Cocaína: efectos físicos a corto plazo

Los efectos fisiológicos de esta droga a corto plazo incluyen: 

  • Un aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial.
  • Las pupilas se dilatan.
  • Se contraen los vasos sanguíneos.
  • Aumenta la temperatura corporal.
  • Si se aumenta la dosis, la persona presenta un comportamiento errático y violento.
  • Es probable que aparezcan temblores, vértigo, espasmos musculares y paranoia.

Las personas que abusen de la cocaína pueden presentar complicaciones médicas muy graves que tienen que ver con el corazón, pero también con enfermedades neurológicas como accidentes cerebrovasculares, convulsiones o dolores de cabeza. 

Las complicaciones gastrointestinales también pueden ser frecuentes, desde el dolor abdominal hasta náuseas y vómitos. En muy raras ocasiones, la primera vez que se consume la droga se produce una muerte súbita. 

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Cocaína: efectos físicos a largo plazo

El poder adictivo de la cocaína hace que el cerebro se adapte rápidamente al consumo, de forma que la persona debe consumir más y con más frecuencia para lograr la respuesta gratificante o el high que provoca. Es decir, se desarrolla tolerancia.  

Conforme aumenta el consumo de cocaína, muchas personas se vuelven más sensibles a la ansiedad y a otros efectos tóxicos, como las convulsiones. Además, los consumidores crónicos tienden a perder el apetito. Esto hace que también pierdan peso y en casos extremos, malnutrición.  

Es importante destacar que el consumo de drogas como la cocaína puede desencadenar un síndrome psicótico que se caracteriza por la aparición de delirios, alucinaciones y trastornos confusionales. 

Dependiendo de la forma en que se administre la cocaína, los efectos físicos varían: 

  • En el caso de inhalarse, se puede perder el sentido del olfato, las hemorragias nasales se agravan y el tabique nasal se irrita hasta el punto de cronificarse la secreción nasal.
  • Si se ingiere, la cocaína puede causar gangrena severa en los intestinos, ya que reduce el flujo sanguíneo.
  • Cuando se inyecta, la cocaína puede provocar reacciones alérgicas (bien por la propia sustancia o aquellas otras con las que se corta).



 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.