NewLife

¿Cómo ayudar a una persona alcohólica?

Millones de personas alrededor del mundo sufren alcoholismo, la mayoría de las veces, en silencio. En raras ocasiones las personas con problemas de adicción al alcohol van en busca de ayuda o, simplemente, no reconocen el problema. La familia y amigos desempeñan un papel fundamental, dado que pueden estar alerta a los indicios que indican que existe un problema y pedir ayuda. Una vez han identificado las señales, el entorno se pregunta: “¿cómo ayudar a una persona alcohólica?, ¿cómo dejar de beber?”. Existen diversos tratamientos eficaces para lograr la abstemia, el último y más innovador es la Estimulación Magnética Transcraneal.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo es una enfermedad, no es un vicio como muchos creen o estigmatizan. Esta enfermedad es muy grave y provoca serias consecuencias al cabo del tiempo, tanto físicas como mentales.

Según la OMS el alcoholismo es una patología crónica caracterizada por un consumo abusivo y recurrente de alcohol, que cursa con severos episodios de intoxicación.

En el alcoholismo se genera una fuerte dependencia hacia el alcohol, la persona adicta pierde absolutamente el control sobre cuándo bebe y cuándo lo hace.

Cada año miles de personas son atendidas en España por la red de atención a la drogodependencia, por tanto, el alcoholismo como problema de salud pública es muy real, ya que, además, tiene consecuencias devastadoras para la salud.

Consecuencias del alcoholismo

Buscar el tratamiento adecuando a tiempo puede ser determinante e, incluso, salvarle la vida a la persona adicta.

El alcoholismo provoca enfermedades y dolencias en muchos casos irreversibles como cáncer, problemas cardíacos, cirrosis o accidentes cerebrovasculares.

Pero no solo causa enfermedades físicas, sino también mentales, el alcoholismo puede conducir a desarrollar depresión, ansiedad o psicosis.

Además, esta patología también puede acabar con la vida personal del adicto, deteriorando y perjudicando gravemente sus relaciones personales, su relación de pareja, familia y trabajo, llegando la persona a perder su dinero, su casa, su pareja, su familia y su vida.

Por ello es muy importante aprender cómo ayudar a una persona alcohólica, ya que cualquiera puede padecer alcoholismo y necesitar ayuda, incluso, en el entorno personal.

¿Cómo ayudar a una persona alcohólica?: señales para identificar el problema

Para aprender cómo ayudar a un alcohólico, es necesario conocer las señales que indican un problema para poder intervenir.

Aunque ningún caso de alcoholismo es igual a otro, y no todos presenten los mismos comportamientos o los hagan igual de evidentes, sí existen algunas señales que pueden indicarnos que quizás la persona tenga una adicción.

Algunos indicios importantes a los que estar atento para saber cómo ayudar a una persona alcohólica, son del tipo comportamental como un aumento de la susceptibilidad y la irritabilidad, desarrollo de gran tolerancia al alcohol que se traduce en una necesidad de aumentar la cantidad consumida, beber alcohol a solas, esconder las bebidas, negar el problema o restarle importancia, presentar síndrome de abstinencia durante el tiempo en que no se consume o abandonar actividades que previamente causaban placer y felicidad por otras que impliquen beber.

¿Cómo ayudar a una persona alcohólica?

Antes de aprender cómo ayudar a una persona alcohólica hay que recalcar que, lo más importante, es no guardar silencio. Esto se debe a que, si el entorno del adicto mantiene en secreto el problema, será más probable que el propio alcohólico siga ignorando y escondiendo el problema.

Es importante conversar con la persona acerca de ello e incluso hablarlo con el resto de la familia para que se deje de normalizar, justificar o defender la situación y todos tomen cartas en el asunto.

Algunas pautas a seguir para saber cómo ayudar a un alcohólico son las siguientes:

  1. No guardar silencio e informar a toda la familia para que se haga consciente y presente que existe un problema.
  2. Mantener una unión familiar sólida con el mismo objetivo: que el adicto trate su enfermedad.
  3. Pedir ayuda a un especialista.
  4. No cargar con la repercusión de los actos del alcohólico con el fin de ayudarle.
  5. Insistir e incluso, si es necesario, presionar para buscar ayuda profesional con el tratamiento adecuado.
  6. No darse por vencido si la persona decide abandonar el tratamiento o sufre recaídas y seguir intentándolo.
  7. Tratar de alejar a la persona alcohólica del entorno o situaciones que le fomenten las ganas de beber.

¿Cómo ayudar a una persona alcohólica?: tratamientos disponibles

Muchos familiares y seres queridos de alcohólicos buscan cómo ayudar a una persona alcohólica, con la esperanza de encontrar un tratamiento que cure la enfermedad. Aún no se ha encontrado una cura definitiva, pero sí existen diversos tratamientos que resultan muy eficaces en la superación del alcoholismo.

Psicoterapia

La terapia es un tratamiento que siempre es recomendable, ya que el alcoholismo es una enfermedad física, pero también mental, y por tanto es muy necesario recurrir a la ayuda de un psicólogo para poder abordar el problema desde la raíz.

La terapia cognitivo-conductual es una de las más útiles ya que ayuda al paciente alcohólico a encontrar la base del problema y así poder cambiar patrones de conducta, así como a lidiar con la ansiedad que provoca la abstemia al inicio.

Los grupos de apoyo como los de Alcohólicos Anónimos también son una alternativa muy eficaz ya que, en ellos, el adicto al alcohol encontrará una red de confianza y comprensión, donde personas en su misma situación se reúnen con un mismo propósito y le brindarán apoyo emocional.

Medicación

Aún no se ha encontrado una cura farmacológica para el alcoholismo, pero sí hay algunos medicamentos efectivos que ayudan a lograr la abstemia y están aprobados por la FDA: la naltrexona, el disulfiram y el acamprosato.

Estos medicamentos funcionan de distintas formas, el disulfiram, por ejemplo, provoca reacciones desagradables en el cuerpo al mezclarse con alcohol, por tanto, el adicto se verá obligado a no beber. Los otros, sin embargo, trabajan consiguen disminuir el deseo de consumir alcohol y corrigiendo la bioquímica cerebral necesaria.

Aún así, pese a la eficacia de estos medicamentos, todos ellos provocan múltiples efectos secundarios, por lo que cada vez más personas en búsqueda de cómo ayudar a una persona alcohólica, o el mismo alcohólico, rechazan la medicación y buscan otros tratamientos.

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal o EMTr, es la última y más avanzada técnica desarrollada para tratar el alcoholismo.

Gracias a este tratamiento innovador pueden conseguirse resultados desde la primera semana.

La EMTr funciona a partir de la aplicación de leves estímulos magnéticos que, al ser aplicados sobre el cráneo del paciente, llegan al instante al cerebro. De esta forma se estimulan determinadas regiones neuronales que se encuentran alteradas por la adicción, restaurando así la química cerebral y devolviéndole a neurotransmisores como la dopamina y la serotonina el equilibrio.

La Estimulación Magnética Transcraneal es absolutamente indolora, segura y ambulatoria.

El paciente podrá tratarse sin necesidad de ingreso hospitalario, con total comodidad y pudiendo continuar con su rutina diaria.

La Unión Europea ya ha avalado y aprobado la Estimulación Magnética Transcraneal como tratamiento para el alcoholismo.

A diferencia de la medicación, la EMTr no tiene efectos secundarios. Por ello muchas personas que buscan cómo ayudar a un alcohólico y muchas personas alcohólicas prefieren tratarse con esta nueva técnica, ya que la eficacia es la misma, tiene una altísima tasa de éxito y no es nociva para la salud.

En Newline somos pioneros en España en el uso de la técnica. EMTr. Nos hemos asegurado desde el inicio de que nuestros pacientes logren su objetivo y recuperen su salud, obteniendo los mejores resultados. Por ello, ya hemos conseguido tratar con éxito a más de 200 personas con problemas de adicción, gracias a nuestro equipo de psiquiatras con décadas de experiencia.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.