NewLife

Cómo dejar la coca: un tratamiento seguro y no invasivo

Para saber cómo dejar la coca el primer paso es reconocer la adicción.

Lo importante es tomar decisión de dejar la cocaína, pero además, lo más recomendable es buscar ayuda profesional especializada. Este artículo recoge los detalles de cómo hacerlo y el tratamiento que ha demostrado tener mejores resultados.

¿Cómo afecta la adicción a la coca?

La cocaína es una droga psicoestimulante del sistema nervioso central que tiene un alto potencial adictivo. Concretamente, su consumo provoca que se bloqueen los recaptadores de dopamina, por lo que aumenta la liberación de este neurotransmisor en el cerebro.

La dopamina se relaciona con el sistema de placer y recompensa cerebral. Por lo tanto, la gran liberación de dopamina favorece el alto índice de adicción de la cocaína y de recaída en aquellas personas que tratan de dejar de consumir sin un tratamiento concreto.

Sin embargo, abandonar el consumo es posible. La clave de cómo dejar la coca está en:

  • reconocer que se tiene un problema
  • buscar la ayuda apropiada.

Primer paso para superar la adicción a la cocaína: tomar la decisión

El tratamiento para dejar la coca implica un apoyo psicológico de tipo motivacional, así como la decisión personal de lograr un cambio en el estilo de vida. Es fundamental que el paciente tome la decisión de superar la adicción. Si no lo hace, será imposible ayudar.

Para afrontar la toma de decisión, el primer paso es admitir que existe un problema. Reconocer la adicción y los problemas que generan en el paciente pondrá de manifiesto que se está preparado para recibir ayuda profesional para superar la adicción.

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Cómo dejar la coca sin fármacos ni fórmulas invasivas

Actualmente no existen fármacos específicos para dejar la coca. Sin embargo, se pueden usar algunos antidepresivos y tranquilizantes para aliviar los síntomas. En todo caso, la recomendación es tratar de evitar la medicación, pues se corre el riesgo de desarrollar, a su vez, una dependencia a este tipo de medicamentos.

Hoy por hoy, se han observado excelentes resultados con técnicas de Estimulación Magnética Transcraneal —en adelante EMT—. Estas técnicas facilitan la desaparición del deseo de consumo en unas pocas sesiones.

 

Segundo paso: cómo dejar la coca con la técnica EMT

El tratamiento para controlar la adicción a la cocaína de Newline se basa en las técnicas EMT. Esta tecnología es segura y no invasiva.

Consiste en estimular ciertas áreas cerebrales de forma que se mitigue el fuerte deseo de consumo de las personas que sufren la adicción:

  • Se actúa directamente en la parte más biológica de la adicción activando las neuronas de las áreas que controlan el deseo de consumir la sustancia.
  • Se reduce el craving, que es el término con el que se alude al deseo incontrolable que lleva al afectado a lograr a toda costa la satisfacción de su deseo.

Es un gran logro de las técnicas EMT, pues el craving está considerado como un componente importante de la dependencia de drogas. Se cree, además, que tiene un papel protagonista en las recaídas y la continuidad de un consumo posterior, ya sea después de un largo periodo sin haber consumido, o durante el tratamiento.

Las sesiones del tratamiento con EMT se deben acompañar con sesiones de psicoterapia motivacional. Esta es una de las claves para lograr el objetivo del paciente de dejar el consumo de cocaína.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

¿En qué consiste la Estimulación Magnética Transcraneal?

La estimulación magnética transcraneal se ha demostrado muy efectiva en diferentes patologías desde hace más de 20 años. El principio que pone en funcionamiento la técnica es la inducción electromagnética.

Las técnicas de EMT son intervenciones:

  • No invasivas.
  • Consisten en la aplicación de campos magnéticos controlados para estimular la actividad de las células nerviosas. Esto se logra con un electroimán colocado en el cuero cabelludo del paciente.

El campo magnético debe ser de suficiente magnitud y densidad como para despolarizar neuronas. Aplicando pulsos de forma repetitiva se logra modular la excitabilidad, de forma que se aumenta o disminuye según los parámetros aplicados —frecuencia e intensidad, así como la duración y las pausas—. La intervención no genera dolor y tiene potenciales consecuencias a nivel conductual y terapéutico.

Para tratar la adicción a la cocaína con técnicas EMT se trabajarán los circuitos cerebrales del prefrontal y los de recompensa, que están sobrestimulados por el consumo de la cocaína. La técnica permite que el paciente pueda tener más control sobre las zonas mencionadas y pueda decir no al próximo consumo.


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.