NewLife

Cómo dejar la cocaína sin ir a un centro de rehabilitación

Pensar que para dejar la cocaína son necesarias largas estancias en centros de recuperación es un pensamiento extendido entre la población, cuando la realidad es que la adicción a la esta droga se puede tratar de manera muy satisfactoria de manera ambulatoria. 

Hacer propia la decisión de abandonar el consumo

Algo que las personas que quieren abandonar la cocaína deben conocer es que la renuncia voluntaria es el primer paso para superar la adicción a esta sustancia. Abandonar la toma de cualquier tipo de droga debe ser una decisión propia o, de lo contrario, el proceso está casi al 100% condenado a no alcanzar el éxito. La sensación de perder el control sobre el consumo de la sustancia, así como los problemas de salud físicos y psicológicos derivados de la ingesta de la sustancia, suelen ser los desencadenantes de que la persona se plantee cómo dejar la cocaína. Los efectos negativos de índole familiar, económica o laboral también suelen incidir en esta decisión. 

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Distintos tipos de tratamientos 

En la actualidad conviven distintos tipos de tratamientos como los psicológicos, en especial las terapias de grupo, con buenos resultados, con tratamientos farmacológicos que ayudan a reducir el deseo de consumir esta sustancia. Desde hace un par de años hay que sumarles un tratamiento que ofrece una nueva forma de aproximarse a cómo dejar la cocaína sin ir a un centro de rehabilitación, ofreciendo unos excelentes resultados; se trata de la estimulación magnética transcraneal repetitiva, que permite combatir el deseo de consumo, lo que denominamos craving, con una gran efectividad. 

Las terapias de grupo y su alta efectividad

Una de las respuestas que surgen a la cuestión de cómo dejar la cocaína sin ir a un centro es la de participar en una terapia de grupo. Esta actividad permite a la persona adicta recibir el respaldo de otras personas con la misma adicción, y por lo tanto en una situación común, de manera que se produce una identificación y el llamado ‘efecto espejo’. Las terapias se centran en el aprendizaje de las experiencias de los demás y en el desarrollo de  habilidades interpersonales con las que enfrentarse a su adicción. Por otro lado, se aprende a identificar los comportamientos característicos de las personas que consumen cocaína y las consecuencias en diferentes ámbitos. Este tipo de actuaciones buscan generar un cambio de estilo de vida fundamentado en la motivación y la puesta en práctica de nuevos hábitos.

 

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

Tratamientos farmacológicos

Entre los tratamientos para curar la adicción a la cocaína destacan los que tienen como base la toma de fármacos. A pesar de que no existe aún ninguno que tenga efecto directo para el tratamiento de la adicción, las investigaciones neurobiológicas más avanzadas caminan cada día más en esa dirección. Uno de los medicamentos más prometedores para este fin es el Disulfiram, que ya funciona con grandes resultados para pacientes con alcoholismo. La inhibición de la enzima que transforma la dopamina en norepinefrina parece ser la base del funcionamiento de este medicamento.

Estimulación magnética transcraneal repetitiva

La Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) es una técnica de tratamiento con un éxito del 64% cuando tan solo se aplica durante 2 meses de manera ambulatoria. Sin embargo, desde la primera semana, el paciente ya nota cambios importantes como una rebaja de la necesidad de consumir, menor irritabilidad, más claridad mental y mejoría en los hábitos de sueño y una mayor claridad mental. Cuando un adicto a esta sustancia se pregunta cómo dejar la cocaína sin ir a un centro, la EMT puede surgir como una respuesta fiable y segura para hacerlo. 

La EMT genera un campo magnético en la cabeza que da lugar a estímulos eléctricos en la zona prefrontal del cerebro. De esta manera influye en ciertos neurotransmisores, como la serotonina y el triptófano, ayudando a que el paciente recupere el control sobre la necesidad urgente de volver a drogarse. Como demuestran los Informes sobre el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva (EMTr) en el tratamiento por uso de la cocaína y para trastornos de juego patológico, la efectividad del tratamiento es elevada, todo ello sin causar dolor o molestias de ninguna clase durante su aplicación.


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.