NewLife

Cómo dejar de beber alcohol: ayuda psicológica y farmacológica

Tomar la decisión de dejar de consumir alcohol es un gran paso. Si estás en este punto y te preguntas cómo dejar de beber, este artículo te será útil.

El consumo de bebidas graduadas es un acto, en muchos casos, social, al que no se concede importancia pero que puede derivar en serios problemas de adicción. Los efectos del alcohol en el cuerpo humano son negativos desde la primera ingesta, pero un consumo repetido acrecienta sus efectos dañinos.

Aunque es cierto que hay personas que consiguen dejar de beber solas, la mayor parte necesita algún tipo de ayuda. Pedirla no es fácil, sin embargo existen multitud de sistemas y terapias que pueden ayudar a la persona a dejar de beber. Además, hay algunas medicaciones que contribuyen a que la persona tenga más fuerza de voluntad con respecto a la bebida. 

3 Fármacos para dejar de beber alcohol 

Si te preguntas qué medicamento es bueno para dejar de tomar alcohol, es bueno saber que existen 3 tipos que están aprobados.

Los tres medicamentos aprobados para tratar el trastorno por consumo de alcohol son:

  1. El Disulfiram: El Disulfiram provoca síntomas desagradables cuando se produce el consumo, como ganas de vomitar y enrojecimiento de la piel, lo que ejerce un efecto disuasorio.
  2. La Naltrexona: La Naltrexona aminora las ganas de beber y bloquea los receptores cerebrales, para que beber deje de producir una sensación de bienestar en el bebedor.
  3. El Acamprosato: Acamprosato impide la recaída en el consumo de alcohol en las personas que ya se han desintoxicado, contribuyendo a la abstinencia. 

La ayuda farmacológica es, en especial, útil para que la persona que se plantea cómo dejar de beber pueda establecer un paréntesis de consumo. Y es necesario hasta que la persona recupera el control de sí mismo.

Ayuda psicológica por parte de un profesional 

La ayuda para dejar de beber puede venir del entorno.

Por ejemplo, pidiendo a los amigos que no consuman alcohol en presencia del sujeto o que avisen si detectan que la voluntad de la persona que desea abandonar el consumo puede flaquear.

Pero la mayoría de las veces, para dejar de beber se necesita la ayuda de un profesional. La ayuda para dejar de beber puede ser de dos tipos; por una parte, el profesional proporciona ayuda psicológica para superar la adicción y la dependencia y, por otra, facilita una ayuda farmacológica.

Mejorar la autoestima y comprender las razones

Las personas que se preguntan cómo dejar de beber alcohol deben tener en cuenta que la ayuda psicológica sirve, sobre todo, para mejorar la autoestima y para ayudar a comprender las razones por las cuáles la persona consume o las circunstancias en las que se produce ese consumo.

De esta manera, la persona que quiere dejar de consumir puede comprender mejor los motivos que le llevan al consumo y buscar una mejor forma de prevenir el no volver a consumir. La ayuda psicológica para dejar de beber puede ser individual o grupal. 

Las terapias conductuales

Las terapias conductuales, impartidas por profesionales, es un asesoramiento para identificar y ayudar a cambiar los comportamientos que producen el consumo. Entre ellos se destacan:

  • La terapia cognitivo-conductual: puede ser individual o grupal, se centra en la detección de las situaciones y las sensaciones de la personas a la hora de consumir la sustancia, además de la aplicación de técnicas para modificar esos pensamientos. 
  • La terapia de mejora motivacional: focaliza el esfuerzo en reforzar la motivación para modificar el hábito de ingestión del alcohol. Con el terapeuta se establece un plan de cambio del hábito y se trabaja en el desarrollo de habilidades para llevarlo a cabo. 

Aunque también deben mencionarse la consejería matrimonial y familiar, y las intervenciones breves de consejería. 

La terapia de grupo ha demostrado, en muchas investigaciones, ser muy eficaz para ayudar a las personas a mantenerse sobrias durante más tiempo y ha presentar una menor tasa de recaídas. Un ejemplo de este tipo de terapias de grupos son los centros de tratamiento de adicciones y las asociaciones de Alcohólicos Anónimos (AA). 

Cambios del estilo de vida que pueden marcar una diferencia

Pequeños cambios en el día día puede ayudarte a alejarse de la tentación de beber alcohol:

  • Evita tener alcohol en casa o en aquellos lugares donde solías consumir
  • Cuando tienes ganas de beber, habla con una persona de confianza
  • Mantente ocupado con actividades que disfrutes y que no implican beber
  • Evita las personas con las que sueles consumir alcohol o aquellos lugares que te inciten a beber

Finalmente, si dejas de beber alcohol de manera abrupta es posible que tu cuerpo tenga síntomas de abstinencia. Si es este el caso, te recomendamos la lectura del artículo sobre el síndrome de abstinencia.

CTA Ebook - Tratamientos superar adicción imagen

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.