NewLife

Cómo saber si una persona consume drogas a simple vista

Son muchos los familiares de jóvenes que se preguntan a diario cómo saber si una persona consume drogas a simple vista. ¿Existen algunos síntomas concretos? ¡Sí! Y en este artículo te lo explicamos

Ocultación de la conducta

Lo habitual es que la persona que consume drogas oculte su conducta, porque sabe que ésta genera un rechazo social. Los efectos de la cocaína sobre el comportamiento y el cuerpo humano pueden no apreciarse en estados precoces, no obstante, existen algunos indicios que pueden indicar que la persona está sufriendo algún trastorno de este tipo, por ejemplo faltas injustificadas al trabajo o cambios bruscos de carácter. También las ausencias injustificadas de una persona dentro de su grupo habitual de amigos, su marcha sin despedirse o con cualquier tipo de excusa, puede poner en alerta a la hora de saber si una persona consume drogas a simple vista

Estados avanzados e identificación de síntomas

A diferencia de los estados más precoces del consumo de drogas, en los que puede ser difícil identificar a aquellas personas que incurren en este hábito, aquellas que consumen drogas en grados avanzados de dependencia son más reconocibles porque  pueden descuidar sus obligaciones no solo laborales, sino también familiares. Es común que su salud se resienta y son personas que en ocasiones se muestran muy nerviosas e inquietas, con la mirada perdida y síntomas físicos como temblores o sudoración. 

 

CTA - Texto - Descubre como ayudar a tu hijo a dejar la cocaina

 

Gestos faciales habituales en consumidores de drogas

Para saber si una persona consume drogas a simple vista conviene fijarse en su lenguaje no verbal, es decir, en cómo mueve las distintas partes de su cuerpo o en cómo se desplaza. En ocasiones, los gestos faciales se asocian con el consumo de algunas sustancias en concreto; la cocaína, la heroína y el MDMA pueden originar movimientos involuntarios de mandíbula, mientras que la primera, además, afecta a la mucosa de la nariz, por lo que la persona puede estar tocándosela a menudo y aspirando aire por ella de manera compulsiva.    

Apariencia cansada, lentitud mental y falta de reflejos 

Diferentes tipos de trastorno de sueño, como por ejemplo el insomnio o la somnolencia, son característicos en las personas que consumen drogas. Por ejemplo, la cocaína puede inhibir la necesidad de dormir mientras dura su efecto en el sistema nervioso central, y después inducir estados de sueño profundo y prolongado. Estos desajustes se pueden revelar en apariencia cansada, ojeras, lentitud mental y, en general, ausencia de los reflejos normales para desempeñar tareas del día a día. El desaliño en el vestir en una persona que nunca se ha caracterizado por ello puede acompañar a esta ausencia de atención a las acciones cotidianas. 

Consumo conjunto de varias drogas

Hay que tener en cuenta que existe una fuerte vinculación, en el consumo, entre algunas sustancias. Por ejemplo, la cocaína y su relación con el alcohol es algo que está siendo investigado, ya que el consumo de ambas sustancias suele ser conjunto, lo que puede hacer que a simple vista se confundan unos síntomas con otros. 

Aunque, por sí solos, ninguno de los síntomas anteriormente descritos señalan con total seguridad que una persona consume drogas, si se producen varios podemos estar sobre una pista cierta que puede revelar este tipo de situación.

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.