NewLife

Cómo tratar a un cocainómano: ¿tengo que ayudarle o no?

Una de las preocupaciones de los familiares y amigos de personas adictas es saber cómo tratar a un cocainómano.  ¿Se debe estar muy encima o dar el caso por perdido?

En este artículo te damos las claves para abordar el problema y acompañar al adicto. 

 

Síntomas de la adicción a la cocaína: comportamiento anormal

Una persona que tiene adicción a la cocaína mostrará ciertos síntomas que hacen que relacionarse con ella sea muy complicado: 

  • Dicotomía del pensamiento: un día se tiene muy claro que se quiere dejar la cocaína y al día siguiente, o a las pocas horas, su comportamiento es radicalmente el contrario y busca seguir consumiendo. 
  • Incapacidad de dejar la cocaína por sí mismo: esto ocurre a pesar de habérselo planteado seriamente. 
  • Descontrolar las cantidades que se había propuesto consumir.
  • Pasar mucho tiempo pensando en la cocaína. Tanto en el momento de tomarla como en el de conseguirla
  • Deseos ansiosos de tomar la sustancia.
  • Faltar a los compromisos con otras personas por haberse quedado atrapado en el consumo.
  • Faltar al trabajo por encontrarse en mal estado.
  • Mentir y manipular.
  • Consumir cocaína incluso a sabiendas de que se pone en riesgo a sí mismo y al resto de personas.
  • Sufrir abstinencia psicológica al no consumir. Esta abstinencia puede presentarse con episodios de gran irritabilidad y nerviosismo.
  • Gastar grandes cantidades de dinero para consumir; son frecuentes incluso los robos, sobre todo a familiares.
  • Sentimiento de culpa tras finalizar el episodio de consumo. Suele estar acompañado de una depresión posconsumo. 
  • Gran dificultad para aceptar los límites, tanto propios como de los demás. Le cuesta decir no y aceptar el no de los otros.

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

¿Cómo tratar a un cocainómano? Lo primero eres tu

Para saber cómo tratar a un cocainómano se debe partir de la importancia de tener claro que la adicción a la cocaína es una enfermedad crónica. Por lo tanto, si una persona deja de consumir la sustancia, podrá llegar a alcanzar un modo de vida normalizado, pero la posibilidad de recaer es extremadamente alta. 

No obstante, siempre se debe intentar ayudar a la persona adicta, dándole afecto, soporte y recursos para superar la adicción.

Para tratar a un cocainómano es importante tener en cuenta:

  1. Saber que el adicto no tiene plena conciencia del daño que su consumo causa en su entorno.
  2. Cuidarte a ti mismo y recibir apoyo. Para ello existen terapias de grupo dedicadas a familiares de adictos cuyos terapeutas expertos en adicciones son de gran apoyo. Ellos pueden guiar en cómo tratar a un cocainómano y si los familiares lo necesitan procurar apoyo psicológico.
  3. No ser cómplice del consumo facilitando dinero, pues es muy posible que sea víctima de diversas manipulaciones.

5 pautas para ayudar y tratar a un cocainómano

Para tratar a un cocainómano y ayudarle, lo más importante es:

  1. Ayudar a la persona adicta a darse cuenta del problema y convencerla para que acuda a un centro especializado en adicciones.
  2. Mejora la relación con esa persona: Un vínculo de amistad y confianza ayudará a fortalecer a relación y poder tratar con la persona será más fácil
  3. Fomenta las acciones positivas: Refuerza los comportamientos positivos que pueda tener aquella persona, le ayudará a ganar confianza en él.
  4. Mostrar preocupación e informar al adicto de las repercusiones de su adicción
  5. Convencer a la persona adicta para que recurra a un tratamiento para superar la adicción.

Solicita una consulta profesional gratuita

 

¿Cómo tratar la adicción a la cocaína? 

En estos centros, un médico psiquiatra se encarga de hacer una primera exploración y determina el grado de adicción.

Según el grado, el médico recomendará un tipo de tratamiento u otro:

  • ambulatorio
  • terapias de grupo o individuales
  • ingreso de corta o larga duración.  

Por otro lado, la medicación es la primera fase del tratamiento y suele ser clave para la recuperación.  

La adicción a la cocaína puede empezar con un desencadenante psicológico. Por ejemplo: la muerte de un ser querido, una ruptura sentimental, ansiedad, depresión, trastorno de personalidad, trastorno bipolar… Estos desencadenantes deben trabajarse con un psicólogo experto que ayudará a la persona adicta a mantener la abstinencia y dotarse de herramientas para afrontar su día a día sin la necesidad de acudir a la cocaína. 

Para ayudar a un adicto es necesario asumir que la persona está enferma y que le va a costar mucho dejar de consumir y prolongar la abstinencia. Determinar cómo tratar a un cocainómano pasa por no discutir, mostrar empatía y escuchar cómo se siente. En contrapartida, se puede incidir en el hecho de lo bien que estaba antes de la adicción y lo que mejorará su estado al dejarla. Lo mejor es hacerle ver que existe una mejor alternativa de vida y que debe ponerse en manos de profesionales. 

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.