NewLife

Consecuencias de la ludopatía

La ludopatía es un trastorno que puede tener diversas consecuencias en una persona.

Hemos observados casos de personas con consecuencias sociales relacionadas con sus relaciones personales, trabajo y/o estudios. Desde una perspectiva médica, los jugadores también tienen un mayor riesgo de desarrollar afecciones relacionadas con el estrés, como la hipertensión, la falta de sueño y enfermedades cardiovascular. Además se pueden desarrollar secuelas psiquiátricas comunes como episodios depresivos mayores, trastornos de ansiedad o trastornos por uso de sustancias.

Los adictos al juego o ludópatas pasan tanto tiempo jugando que sus relaciones personales se descuidan y, a veces, se rompen por completo. Se ha visto como una gran cantidad de adictos al juego reportan tensiones en su matrimonio como resultado de su adicción. Del mismo modo, es muy común que descuiden sus responsabilidades de trabajo o estudios a raíz de esa necesidad de seguir apostando.

Adicionalmente, la falta de interacción social que resulta de esta obsesión por apostar o jugar online puede tener consecuencias sociales a largo plazo. Un adolescente adicto no desarrollará habilidades sociales efectivas, lo que dificultará su capacidad para desarrollar y mantener relaciones saludables. Está probado que la incomodidad social creada por el aislacionismo de la adicción al juego, desafortunadamente, alimenta más la adicción. Por ejemplo, es muy probable que un adicto al juego se encierre en su mundo de juegos virtuales donde las relaciones son mucho más fáciles de las que se encuentra en la vida real.

Todo esto conlleva a otro tipo de consecuencias relacionadas con la ludopatía en especial, aquella que se lleva a cabo a través de los juegos por internet. Hay muchas consecuencias físicas generadas por la adicción al juego como el síndrome de túnel carpiano, migrañas, trastornos del sueño, dolores de espalda, irregularidades en la alimentación y hasta mala higiene personal.

 

Consecuencias psicológicas relacionadas con la adicción al juego

Existen una serie de consecuencias psicológicas involuntarias relacionadas con la adicción al juego. Los ludópatas además llegan a sentir sentimientos intensos de culpa y vergüenza, prácticas engañosas y una mayor impulsividad / incapacidad para tomar decisiones.

Entre los trastornos psicológicos más comunes relacionadas con la adicción al juego podemos encontrar los siguientes:

  • Trastornos depresivos
  • Trastornos bipolares
  • Trastorno del estado de ánimo inducido por sustancias

Además es muy común ver cómo a raíz del subidón y los riesgos que tomen las personas durante las apuestas, aparezcan desórdenes de ansiedad como por ejemplo:

  • Fobias sociales
  • Trastorno de ansiedad generalizada
  • Trastornos de atención
  • Desorden de déficit de atención
  • Desorden hiperactivo y deficit de atención

Muchos ludópatas además se encuentran en un punto de su adicción al juego que además empiezan a abusar de sustancias como la cocaína y las anfetaminas.

La opción de tratamiento que ofrece Newline para personas ludópatas se parece al de la adicción a la cocaína, con la aplicación de la Estimulación Magnética Transcraneal, pero con técnicas de psicoterapia motivacional enfocada y especializadas en la adicción al juego y las consecuencias que ha generado en la vida de los adictos.

Al igual que el alcohol o la adicción a las drogas, la adicción al juego es un trastorno crónico que tiende a empeorar sin tratamiento. Infórmate si tienes o conoces a alguien que tenga un problema de adicción a los juegos.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.