NewLife

Consumo esporádico de coca: ¿es inofensivo?

Es común creer que el consumo esporádico de coca es inofensivo y no supone un peligro para la salud. Sin embargo, nada más lejos de la realidad. Consumir cocaína puntualmente supone múltiples riesgos que veremos a continuación, el primero de ellos, desarrollar una adicción.

La adicción es una enfermedad que necesita tratamiento, para ello existen dos modalidades de centros de adicciones en Barcelona, los que requieren ingreso o los ambulatorios que ofrecen tratamiento con Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Consumo esporádico de coca: el comienzo de la adicción

El consumo esporádico de coca es el primer paso que precede a la adicción. La adicción es una enfermedad incontrolable e inmanejable que se desarrolla a medida que se consume, sin que el adicto se de cuenta.

La cocaína es una droga con un enorme poder adictivo que, aunque se realice un consumo esporádico de coca, puede provocar una dependencia. Esta droga es un fuerte estimulante del sistema nervioso que altera la química cerebral.

Al consumir cocaína, se realice un consumo frecuente o un consumo esporádico de coca, se alteran profundamente los neurotransmisores cerebrales, su disponibilidad y su funcionamiento.

La dopamina es el neurotransmisor más afectado y directamente implicado en el desarrollo de la adicción. Este neurotransmisor está directamente relacionado con el sistema de recompensa cerebral, por ello, al verse afectados los niveles de dopamina, se ven afectadas también funciones como la regulación del placer y la motivación.

La cocaína se adhiere a la proteína encargada de la eliminación de dopamina, inhibiendo así su recaptación y, por tanto, provocando un alto nivel de concentración de dopamina en el cerebro que provocará los efectos de euforia y placer iniciales.

Esto hará que el consumidor desee volver a consumir para sentir esos efectos. Además, al alterarse el funcionamiento de la dopamina y sus niveles, el consumidor necesitará de nuevo de la droga para poder sentir placer o, simplemente, sentirse bien.

Por otro lado, necesitará consumir progresivamente más cantidad para obtener los efectos iniciales, ya que irá desarrollando tolerancia.

De este modo comienza la adicción, aunque se realice un consumo esporádico de coca.

 

 

 

Las consecuencias del consumo esporádico de coca

El consumo esporádico de coca supone diversos riesgos para la salud, principalmente, como hemos visto, el desarrollo de una adicción.

Los efectos iniciales de la cocaína incluyen euforia, taquicardia, contracción de los vasos sanguíneos, comportamientos impulsivos y violentos o paranoias.

Tras estos efectos iniciales pueden aparecer los efectos contrarios como depresión, ansiedad o insomnio.

Las consecuencias del consumo esporádico de coca cuando este se extiende en el tiempo son similares a las del consumo recurrente.

Entre las consecuencias se encuentran:

  • Ansiedad
  • Psicosis
  • Paranoias
  • Síndrome amotivacional
  • Síndrome de abstinencia
  • Disfunciones sexuales
  • Arritmias
  • Infartos
  • Perforación del tabique nasal
  • Problemas gastrointestinales
  • Afecciones respiratorias
  • Hemorragias cerebrales

 

Estas son tan solo algunas de las consecuencias a largo plazo del consumo esporádico de coca. Además, cuando el consumo esporádico de coca se prolonga en el tiempo, deja de ser, normalmente, esporádico, y pasa a ser cada vez más recurrente.

El consumo esporádico de coca suele convertirse en la mayoría de los casos en un consumo frecuente y cada vez mayor, que supondrá el inicio de una adicción.

 

 

El consumo esporádico de coca y el síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia puede aparecer incluso cuando se realiza un consumo esporádico de coca, ya que, aunque el consumo sea puntual, es posible que se haya desarrollado una dependencia física y psicológica hacia la droga.

Este síndrome es el conjunto de síntomas que aparecen tras abandonar el consumo de forma repentina y se caracteriza por cursar con una fuerte ansiedad, un incontrolable impulso y deseo por consumir conocido como “craving”, depresión, irritabilidad, trastornos del sueño, malestar general, temblores, vómitos, fiebre, problemas gastrointestinales y sudores.

Todos estos síntomas pueden aparecer siendo indiferente si el consumo es frecuente o si es un consumo esporádico de coca. Cuando se prolonga en el tiempo el consumo, se desarrolla una dependencia que dará lugar al síndrome de abstinencia.

Tratamientos para la adicción a la cocaína

Como hemos visto, el consumo esporádico de coca también puede dar lugar al desarrollo de una adicción, especialmente cuando este consumo se extiende en el tiempo.

Al ser la adicción una enfermedad, es necesario buscar un tratamiento adecuado para tratarla y poder superarla ya que, de lo contrario, hay muchas más posibilidades de sufrir recaídas.

No existe por el momento un medicamento específico que consiga curar la adicción a la cocaína, sin embargo, sí hay un tratamiento no farmacológico que lleva usándose más de 20 años para tratar adicciones y ha resultado ser altamente eficaz: la Estimulación Magnética Transcraneal.

Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr es un tratamiento innovador y revolucionario aprobado por la Unión Europea para el tratamiento específico de las adicciones, que cuenta con una elevadísima tasa de éxito.

Este es el único tratamiento existente que consigue actuar directamente sobre el origen de la adicción: la parte neurológica.

Es por ello por lo que los resultados son notables en pocos días, porque trabaja directamente sobre la raíz del problema. Desde la primera semana de tratamiento las ganas de consumir y los síntomas del síndrome de abstinencia se verán drásticamente reducidos.

Esto se consigue mediante la colocación de una bobina sobre la cabeza del paciente que emitirá leves descargas electromagnéticas que, de forma imperceptible, alcanzarán el cerebro y restaurarán las zonas dañadas y el funcionamiento de los neurotransmisores.

La EMTr es completamente segura y no tiene efectos secundarios, a diferencia de la medicación.

Además, este es un tratamiento ambulatorio que permite que el paciente pueda continuar con su vida normal y pueda tratarse con la máxima privacidad, ya que no requiere de ingreso y eso le permitirá continuar con su trabajo y sus rutinas.

En Newline llevamos años tratando con éxito a decenas de pacientes con problemas de adicción. Somos los pioneros en España en el uso de EMTr.

Gracias a la extensa experiencia de nuestro equipo de psiquiatras y a la EMTr, hemos conseguido que más de 200 personas superen de forma definitiva su adicción.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.