NewLife

Control de drogas: ¿qué tipos hay y cómo funcionan?

El control de drogas es un método por el cual se busca comprobar si un conductor ha consumido estupefacientes y puede estar poniendo en peligro su vida y la de otras personas.

Si se padece adicción a las drogas o no se sabe cómo abandonar su consumo, es importante acudir a un centro de desintoxicación en Barcelona para realizar el tratamiento necesario.

 

¿Por qué se realiza el control de drogas?

Cada año mueren 1.500 personas en España en accidentes de tráfico por haber consumido alcohol u otras drogas.

En el año 2019, de cada 4 accidentes mortales en carretera, uno fue por consumo de alcohol. En ese mismo año, 1 de cada 3 conductores fallecidos en carretera había consumido alcohol o drogas de otro tipo.

El consumo de drogas y alcohol dificulta enormemente la conducción, provocando accidentes mortales. Tras consumir drogas o alcohol la correcta percepción de las señales de tráfico disminuye y se calculan peor las distancias.

Visión borrosa, conducción agresiva, somnolencia, falta de coordinación y poca concentración son solo algunos de los efectos del alcohol y las drogas al volante.

La implementación del control de drogas comenzó en el año 1981, cuando se comenzaron a realizar controles de alcoholemia en carretera.

En el año 2010 se sumaron a los controles de alcoholemia, el control de drogas. Desde entonces se estima que cada año en España se realizan 6,5 millones de controles de alcoholemia al año y aproximadamente 100.000 de drogas.

El objetivo del control de drogas y de alcoholemia a conductores es reducir lo máximo posible el número de fallecidos y heridos por accidentes de tráfico.

 

 

Tipos de control de drogas

Existen dos tipos de control de drogas que realizan los agentes cuando estos lo consideran necesario.

  •  Control de alcoholemia

El alcohol es la sustancia por la que más positivos se da en carretera en los controles y que más accidentes provoca.

Los efectos del alcohol en la conducción, al ser una droga depresora, incluyen: somnolencia, falta de concentración, visión borrosa y dificultad para hablar.

Existen dos tipos de controles de alcoholemia: el de aproximación, que simplemente detecta la presencia de alcohol, y el evidencial que, tras confirmarse el de aproximación, ofrece un resultado preciso con la cantidad exacta de alcohol en el aire espirado. Este resultado después deberá ser corroborado y certificado por un laboratorio y el Instituto Nacional de Metrología.

  • Control de drogas como el cannabis o la cocaína

El control de drogas suele realizarse tras dar positivo en el control de alcoholemia, sin embargo, si los agentes lo consideran necesario o ven indicios de efectos de drogas, también puede realizarse un control de drogas habiendo dado negativo el de alcoholemia.

Drogas como la cocaína tienen los efectos contrarios que el alcohol. La cocaína es un estimulante del sistema nervioso que provoca gran agitación, agresividad, y comportamiento nervioso. Por ello muchas veces, aunque se de negativo en alcohol, se decide realizar un control de drogas si el conductor presenta alguna de estas señales.

 

¿Cómo funciona un control de drogas?

El control de drogas se realiza a través de una muestra de saliva extraída del conductor mediante unos dispositivos especiales.

Estos tests pueden detectar hasta cinco drogas diferentes, sin embargo, la cocaína y el cannabis son las más habituales.

Si el resultado inicial de la prueba es positivo, se hace una segunda prueba evidencial que indicará el tipo de sustancia consumida y la cantidad. Tras este segundo resultado positivo esa muestra se mandará a un laboratorio que deberá confirmar el resultado.

El laboratorio analizará debidamente la muestra y realizará un informe con sus resultados, incorporándolos al expediente del conductor.

Si finalmente el informe se gestiona por vía administrativa, puede quedarse en una multa de 1000 euros y 6 puntos de sanción. Sin embargo, si llega a la vía penal, se pueden imponer penas de prisión de 3 a 6 meses, multas, trabajos para la comunidad o retiración del carnet de conducir hasta 4 años.

El resultado de un control de drogas y alcohol puede variar en función de la persona y distintos condicionantes como:

  • Peso
  • Edad
  • Sexo del conductor
  • Tipo de bebida consumida
  • Cantidad consumida
  • Tiempo transcurrido desde el último consumo
  • Si se ha ingerido comida o se tiene el estómago vacío

 

Estimulación Magnética Transcraneal para dejar el consumo de drogas y alcohol

Cuando el consumo de alcohol y otras drogas no puede controlarse, se ha convertido en algo frecuente y afecta a la vida del consumidor, haciendo incluso que conduzca bajo los efectos de las drogas, es posible que haya desarrollado una adicción y necesite ayuda.

La adicción es una enfermedad grave que necesita tratamiento ya que, de lo contrario, provocará innumerables consecuencias dañinas para la salud o incluso mortales, pudiendo causar accidentes de tráfico.

Existen distintos tratamientos para superar el alcoholismo y la adicción a otras drogas, sin embargo, la Estimulación Magnética Transcraneal es el tratamiento que mejores resultados ha demostrado dar en los últimos años.

La EMTr es la más innovadora y revolucionaria técnica desarrollada para tratar el alcoholismo y la drogadicción. Está aprobada por la Unión europea y tiene una gran efectividad.

Es el único tratamiento que existe actualmente que actúa sobre el origen de la adicción: la parte neurológica.

Por este motivo los resultados que se obtienen son casi inmediatos y se mantienen a largo plazo. Tras una semana de tratamiento el paciente podrá notar una enorme reducción de sus ganas de consumir y el mono.

Funciona colocando una bobina sobre el cráneo del paciente que emite ligeros estímulos electromagnéticos. Estos inciden en el cerebro de forma indolora y se encargan de restaurar y reequilibrar sus neurotransmisores y las zonas neuronales dañadas.

La EMTr es una técnica segura, sin efectos secundarios y ambulatoria.

En Newline somos el centro pionero en España en el uso de la EMTr para tratar las adicciones. Nuestro equipo de psiquiatras con décadas de experiencia está especializado en el uso de esta técnica, gracias al cual, en Newline hemos logrado tratar con éxito a más de 300 personas.

 

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.