NewLife

Estos son los efectos del crack y la diferencia con la cocaína

Uno de los efectos del crack más conocidos es el «subidón» que se produce en cuestión de segundos y que se desvanece con la misma velocidad, dejando a la persona que lo consume sumida en profundo estado de malestar y agotamiento. Este artículo expone qué es el crack y sus efectos, tanto a corto plazo como a largo plazo. 

Los centros de adicciones en Barcelona ayudan a las personas que sufren una dependencia ofreciendo tratamientos para la desintoxicación. Algunos centros ofrecen tratamiento mediante ingreso y otros de forma ambulatoria, como Newline.

 

¿Qué es el crack, cómo se hace y en qué se diferencia de la cocaína?

El crack es una forma de presentación de la cocaína. Es una peligrosa sustancia, que normalmente se distribuye muy adulterada, mucho más tóxica que la cocaína. El tratamiento adicción cocaína tiene relación con el del crack.

Por lo general, el crack se elabora hirviendo clorhidrato de cocaína y bicarbonato sódico; y se adultera con sustancias tan diversas como el talco o las anfetaminas.

Al evaporarse el agua durante la cocción, el resultado es el poso de esta sustancia que recibe el nombre de crack. Tiene aspecto de cristales pequeños de los que se puede obtener polvo.

A diferencia de la cocaína, el crack se puede fumar —calentándolo— e inhalar, entra a través de los pulmones en concentraciones mucho más altas. El nombre le viene dado por el crujido que se produce cuando se calientan los cristales.

Cuando el crack llega al cerebro, mucho más rápido que la cocaína convencional, entra en contacto con las células nerviosas del encéfalo muy rápidamente. En apenas unos minutos, los efectos del crack alcanzan el máximo.

El subidón se produce tan rápido como desaparece. La persona que consume crack, a los 5 o 10 minutos del «subidón» puede encontrarse con efectos del crack totalmente contrarios.

 

 

El alto potencial adictivo del crack

El efecto euforizante de esta sustancia, tan inmediato como fugaz, tiene una consecuencia casi también instantánea.

Las personas que consumen crack intentarán hacerse con otra dosis a los pocos minutos de haber consumido. Esto se debe a los cambios tan bruscos y súbitos que se producen en el organismo.

Es probable que el crack sea una de las drogas más adictivas en la actualidad. Por un lado, debido a su composición química. Por el otro, por la rapidez con la que puede aparecer la dependencia dada la inmediatez de sus efectos.

Unas pocas consumiciones pueden provocar un fuerte craving que desemboque en un malestar generalizado por la ausencia de la sustancia en la sangre.

 

Síntomas y efectos del crack

La secuencia de los efectos del crack es la siguiente. El crack genera un pico de euforia, pues el cerebro se ve inundado de una gran cantidad de dopamina. Por el contrario, al desvanecerse los efectos del crack, el neurotransmisor se desploma por debajo de los niveles anteriores a la consumición.

Los efectos del crack son los mismos que los de la cocaína, pero siendo este mucho más tóxico y enganchando mucho más rápido.

Las personas que consumen esta sustancia coinciden en señalar los siguientes síntomas o efectos del crack:

  • Sensación de euforia
  • Alucinaciones
  • Delirios persecutorios y paranoia
  • Insomnio
  • Ataques de pánico

Sin embargo, los efectos del crack pueden ser mucho más graves como: 

  • Convulsiones
  • Brotes psicóticos
  • Episodios cardiovasculares provocados por el incremento repentino del ritmo cardíaco

 

Efectos del crack a corto plazo

Los efectos del crack adversos pueden aparecer después de unas pocas consumiciones. Estos son algunos de ellos:

  • El ritmo cardíaco aumenta significativamente; así como la frecuencia respiratoria, la temperatura del cuerpo y la tensión arterial
  • Se dilatan las pupilas y se estrechan los vasos sanguíneos
  • Disminuye el apetito
  • Trastorno de los hábitos del sueño
  • Se producen náuseas y probablemente, vómitos
  • Aparece la sensación de inquietud, irritabilidad y paranoia
  • Pueden aparecer problemas respiratorios y lesiones pulmonares
  • Una sola consumición —dosis alta— puede ocasionar convulsiones, ataques y muerte repentina
  • Fumar grandes cantidades de crack puede provocar episodios violentos y un modo de actuar impredecible

 

Efectos del crack a largo plazo

Los efectos del crack a largo plazo provocan un daño generalizado en el organismo de las personas que consumen que produce un estado permanente de agotamiento:

  • Fuertes dolores de pecho
  • Daño renal, pulmonar y en el hígado
  • Daños permanentes en los vasos sanguíneos del oído y el cerebro que pueden desencadenar en derrames cerebrales
  • Grave deterioro de los dientes
  • Desnutrición y pérdida significativa de peso
  • Problemas sexuales, afectación de los órganos reproductores que provoca infertilidad
  • Irritabilidad y alteraciones del humor
  • Depresión severa
  • Delirio o psicosis
  • Desorientación, apatía y agotamiento

En conclusión, el crack es una droga tóxica que presenta efectos casi inmediatos. No tenemos que olvidar su alto potencial de adicción y los efectos del crack que se pueden producir a medio y largo plazo.

Como ocurre con otras drogas, existen tratamientos para dejar de consumir.

 

Estimulación Magnética Transcraenal para la adicción

La adicción es una enfermedad que puede acabar con la vida de la persona adicta, así como desencadenar innumerables consecuencias nocivas para la salud y, en algunos casos, irreversibles.

Realizar un tratamiento adecuado para superar la adicción es crucial y determinante, ya que las personas que tratan de superar la enfermedad por sí solas y sin ayuda profesional, tienen muchas más posibilidades de recaídas.

Aún no existe un medicamento que cure la adicción, sin embargo, la EMTr es un tratamiento no farmacológico para las adicciones que tiene una altísima tasa de éxito y, a diferencia de la medicación, no tiene efectos secundarios.

La EMTr lleva más de 20 años usándose, está aprobada por la Unión Europea y actualmente es el único tratamiento existente que puede actuar directamente sobre el origen de la adicción: la parte neurológica.

De este modo, incidiendo sobre la raíz del problema, la EMTr consigue resultados en muy pocos días. Desde la primera semana de tratamiento las ganas de consumir del paciente se reducirán drásticamente.

Funciona a partir de una bobina que es colocada sobre la cabeza del paciente y emitirá ligeros estímulos eléctricos de forma indolora. Estos estímulos alcanzarán la zona prefrontal del cerebro y se encargarán de reparar las zonas neuronales dañadas, así como el funcionamiento y el nivel de los neurotransmisores.

La EMTr es un tratamiento totalmente seguro y, además, ambulatorio.

En Newline somos los pioneros en el uso de EMTr en España, el primer centro especializado en el tratamiento de adicciones con esta técnica.

Contamos con un equipo de psiquiatras altamente cualificado gracias al cual, en Newline hemos conseguido tratar con éxito con la EMTr a más de 200 personas, que han superado definitivamente su adicción tras muchos intentos fallidos con otros tratamientos.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.