NewLife

¿Cuándo desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol?

El alcoholismo afecta a millones de personas alrededor del mundo y causa la muerte de multitud de ellas. En 2020, murieron el doble de personas por alcoholismo que por COVID-19. Dejar el alcohol y superar la adicción no es tarea fácil. El síndrome de abstinencia cursa con síntomas que van de moderados a graves y es una etapa complicada. Por ellos muchos alcohólicos en proceso de desintoxicación se preguntan: ¿Cuándo desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol?

Superar el alcoholismo es duro cuando se ha desarrollado una adicción, pero con el tratamiento adecuado y ayuda profesional se puede lograr. Existen tratamientos muy eficaces para conseguirlo, como la psicoterapia, grupos de apoyo, medicación o Estimulación Magnética Transcraneal.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo es una enfermedad compleja, no es un vicio ni un mal hábito, sino una patología crónica que se caracteriza por el consumo abusivo y recurrente de alcohol.

Este, se torna cada vez más complicado, llegando a generar una dependencia en el consumidor, que cada vez desarrolla mayor tolerancia y sufre más episodios graves de intoxicación.

El alcoholismo en un problema de salud pública, en España el 13% de la población reconoce beber a diario, llegando más probablemente, por tanto, a desarrollarse la enfermedad.

Cualquiera puede sufrir alcoholismo, incluso alguien que no aparente a priori tener ningún problema, ya que el alcoholismo es muchas veces una enfermedad silenciosa.

Las consecuencias en el organismo que produce la adicción al alcohol son devastadoras, desde cáncer, cirrosis o enfermedades cardiovasculares, hasta secuelas psicológicas como depresión o ansiedad.

Iniciar de forma temprana la abstinencia puede salvar la vida del adicto.

¿Qué es el síndrome de abstinencia del alcohol?

El síndrome de abstinencia del alcohol es el conjunto de síntomas que aparecen en un adicto al alcohol cuando decide dejarlo.

El síndrome de abstinencia del alcohol es un proceso complicado, que cursa con síntomas más o menos graves dependiendo de la persona, el tiempo que lleve bebiendo alcohol y la gravedad y estado de la adicción según su caso.

En este proceso es importante recibir asistencia médica ya que, de lo contrario, la vida de la persona puede estar en riesgo.

Los síntomas aparecen a las pocas horas de abandonar la bebida, ya que detener la ingesta provoca una reacción inmediata en el sistema nervioso y en el cerebro.

Síntomas del síndrome de abstinencia del alcohol

El síndrome de abstinencia del alcohol cursa con distintos síntomas, dependiendo de la persona y su caso específico. Pueden ser moderados o graves, o puede, incluso, llegar a la muerte si no se tratan adecuadamente.

Entre los síntomas más frecuentes del síndrome de abstinencia del alcohol se encuentra la ansiedad, náuseas, temblores, insomnio e irritabilidad.

También es bastante común que curse con fiebre, sudores, alucinaciones, taquicardia,  vómitos y convulsiones en casos más graves.

Tras un periodo de tiempo, desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol, pero mientras perdure, es necesario y aconsejable recibir atención médica y recurrir a tratamientos específicos.

¿Cuándo desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol?

Lo que dure y cuándo desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol dependerá del tiempo que lleve el adicto consumiendo, la cantidad que ha ingerido, su edad, historial clínico etc.

Los síntomas del síndrome de abstinencia de alcohol suelen aparecer al cabo de 8 horas tras la última ingesta y alcanzan su punto máximo tras 24-72 horas.

Puede que los síntomas duren tan solo unos días, pero es posible que lleguen a perdurar semanas, y en casos graves, puede que se desarrolle “delirium tremens” el caso más grave de síndrome de abstinencia del alcohol y que se produzca la muerte.

Tratamientos para el alcoholismo y el síndrome de abstinencia del alcohol

Superar el síndrome de abstinencia del alcohol no es imposible. Aunque atravesarlo es duro, si se cuenta con el apoyo y la atención médica adecuada se conseguirá superar y podrá lograrse la abstinencia a largo plazo. Reduciendo así el riesgo de enfermedades causadas por el alcoholismo y recuperando la salud del paciente.

Existen diversos tratamientos para el alcoholismo y para el síndrome de abstinencia de alcohol.

Psicoterapia

La psicoterapia es un método muy eficaz. Es recomendable realizarla durante el proceso de desintoxicación, como cuando ya desparece el síndrome de abstinencia del alcohol para evitar posibles recaídas.

Existen diversos tipos de terapia para abordar el tratamiento de alcoholismo, pero la terapia cognitivo-conductual es las que mejores resultados han demostrado dar.

A través de esta terapia y de la mano de un psicoterapeuta, se consiguen dar pasos firmes hacia la abstemia apoyados por herramientas que ayudan al paciente a lidiar con situaciones de estrés, personas o circunstancias que le provoquen ganas de beber.

También son muy recomendables durante y después del proceso, los grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos.

Medicación

Aún no se ha encontrado una cura farmacológica para el alcoholismo, pero sí hay tratamientos aprobados por la FDA que han demostrado ser muy efectivos para lograr la abstinencia, como la naltrexona, el topiramato, el acamprosato o el disulfiram.

Algunos de estos medicamentos son reactivos cuando entran en contacto con el alcohol, es decir, si el adicto consume alcohol junto con la medicación sentirá un enorme malestar, por lo tanto no beberá.

Para el síndrome de abstinencia del alcohol, se suelen recetar en ocasiones tranquilizantes como el Diazepam, en los casos que cursen con ansiedad, taquicardias, agitación o temblores.

Lamentablemente, cabe señalar que son muchos los pacientes que rechazan la medicación o la abandonan por sus múltiples efectos secundarios.

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal, también conocida como EMTr, es el último avance en tratamientos para tratar el síndrome de abstinencia del alcohol y el alcoholismo.

Esta innovadora y revolucionaria técnica, consiste en aplicar ligeros estímulos magnéticos, indoloros e imperceptibles, sobre el cráneo del paciente. Estos llegarán inmediatamente al cerebro, y afectarán justo las regiones neuronales donde se produce la adicción.

De esta forma se regulan neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que desempeñan un papel fundamental en la dependencia del alcohol. La EMTr corrige su funcionamiento y le devuelve el equilibrio.

Es por ello que, los resultados del tratamiento con EMTr se pueden apreciar desde la primera semana, de modo que desde muy temprano desaparece el síndrome de abstinencia del alcohol.

Es una técnica completamente segura e indolora que ya está avalada y aprobada por la UE. Además, la EMTr es ambulatoria, por tanto, el paciente con problemas de alcoholismo podrá realizar el tratamiento sin ingreso hospitalario, continuando así con su rutina habitual.

No necesita un tiempo de recuperación ni tiene efectos secundarios, a diferencia de la medicación, lo que convierte a la EMTr en la mejor alternativa a esta.

En Newline contamos con el mejor equipo psiquiátrico con décadas de experiencia para aplicar la EMTr. Hemos tratado con éxito a más de 200 pacientes y somos pioneros en España en el uso de esta técnica.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.