NewLife

Cuánto dura el síndrome de abstinencia de las drogas y alcohol

La cuestión sobre cuánto dura el síndrome de abstinencia es compleja, ya que la permanencia de este malestar varía dependiendo de la sustancia que el usuario suela consumir, entre otros factores.

En este post repasamos la el síndrome de abstinencia y su duración en el caso de las drogas y del alcohol.

El síndrome de abstinencia aparece cuando una persona deja de tomar una sustancia a la que está habituada o es adicta. Conocido de forma común como “el mono”, se trata de un problema que incluye alteraciones físicas y psicológicas que también varían dependiendo de la droga que se estuviera consumiendo hasta entonces.

¿De qué factores depende la duración del síndrome de abstinencia?

La duda sobre cuánto dura el síndrome de abstinencia es difícil de contestar de forma contundente. Depende de muchos factores, destacando:

  • Tipo de sustancia
  • Patrón de consumo
  • Cantidades consumidas

Síndrome de abstinencia alcohólica

El cuadro más característico del síndrome de abstinencia es el del alcohol, que puede tener una duración de 4 o 5 días.

Los síntomas físicos son claros e incluyen (entre otros):

  • Vómitos,
  • Temblores,
  • Dolores de cabeza,
  • Ansiedad
  • Problemas en el sueño.

El síndrome de abstinencia por alcohol tiene una gran peligrosidad y necesita de tratamiento médico. En caso contrario, puede incluso llevar a la muerte del paciente.

 

¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia por heroína?

Es igualmente difícil de gestionar el síndrome de abstinencia por opiáceos. En el caso de la heroína, este proceso puede durar alrededor de 4 a 5 días, mientras que el síndrome de abstinencia de la metadona es mucho más largo.

 

Síndrome de abstinencia de la cocaína

Respecto a cuánto dura el síndrome de abstinencia de la cocaína, se trata de un proceso sin síntomas físicos importantes.

No obstante, la persona nota un gran bajón psicológico que puede incluir, entre otras cosas, desánimo, irritabilidad o ansiedad.

En este sentido, de acuerdo a las conclusiones de Galwin y Kleber en su investigación en 1986, la superación del síndrome de abstinencia por cocaína puede durar varias semanas, en las que poco a poco se mitiga el deseo de consumo de la sustancia y se recupera el ánimo. El síndrome de abstinencia de las anfetaminas funciona en este mismo sentido.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

Abstinencia del cannabis

Por último, cuando un usuario suprime el consumo de cannabis, no aparecen signos objetivos de abstinencia, ya que la sustancia es eliminada muy lentamente del organismo. Aún así, las personas pueden experimentar un disconfort importante, especialmente en relación a la calidad del sueño.

 

El tratamiento para el síndrome de abstinencia

El síndrome de abstinencia aparece en muchas ocasiones como primer paso en un tratamiento de desintoxicación: el paciente deja de consumir la droga a la que era adicto y comienza unos días en los que se elimina la sustancia de su cuerpo.

Por ello, uno de los pasos críticos para dejar atrás la adicción pasa inevitablemente por presentar síntomas del síndrome de abstinencia, que pueden en muchos casos ser controlados a través de diferentes medicamentos.

En el caso de la cocaína, no existen fármacos específicos que logren controlar cuánto dura el síndrome de abstinencia ni sus síntomas concretos, aunque sí que se han observado los excelentes resultados de utilizar técnicas de estimulación magnética transcraneal.

En este sentido, resulta esencial contar con la ayuda de profesionales médicos para garantizar el éxito y superar una adicción. La posibilidad de dejar la cocaína sin ayuda de profesionales médicos siempre queda ensombrecida por la amenaza de la recaída.

Por el contrario, el tratamiento de desintoxicación de la cocaína se acompaña de sesiones de psicoterapia motivacional, que inspiran al usuario a retomar las riendas de su vida y destruir por completo los hábitos que le estaban atando a la droga.

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.