NewLife

Dejar de beber

Dejar de beber: cómo reducir o suprimir el consumo de alcohol.

En muchos casos, las personas que tienen problemas de alcohol empiezan a vislumbrar el problema cuando descubren que su cuerpo depende del alcohol para funcionar y los problemas con la familia, el trabajo y los amigos van en aumento. Es entonces cuando se plantean la necesidad de dejar de beber, cuando reconocen que tienen un problema.

Pero ¿cómo lograrlo?

Cómo dejar de beber: tomar la decisión

Tomar la decisión de dejar de beber alcohol es un paso decisivo hacia una vida plena y saludable. Sin embargo, comenzar a reducir la ingesta de alcohol no es una tarea sencilla, especialmente cuando esta sustancia se ha adueñado de la vida de las personas que padecen alcoholismo.

Por eso, una vez que se ha tomado conciencia del problema y se decide dejar de beber, lo mejor es buscar ayuda profesional. Los especialistas en tratar adicciones son imprescindibles para establecer el plan a seguir. Como complemento, la familia y las personas cercanas tienen un papel crucial que no hay que desdeñar. Cualquier persona que tenga problemas con el alcohol debe ser consciente de que lo mejor es dejarse ayudar por aquellos que la quieren.

Hay distintas formas y tratamientos para reducir el consumo o suprimir por completo la ingesta de bebida. 

Medidas terapéuticas para dejar de beber

Para ayudar a tener éxito en el deseo de reducir o suprimir el consumo hay una serie de medidas terapéuticas que pueden ayudar, tanto apoyo psicológico como medicamentos. De forma general, el tratamiento del alcoholismo debe tener las siguientes fases: 

  1. Reconocer el problema. Los efectos que el alcohol provoca se hacen evidentes y el paciente entiende que debe cambiar.
  2. Tratamiento de desintoxicación. Si el paciente presenta síntomas de abstinencia puede ser necesario pautar medicamentos.
  3. Fase de deshabituación. En este punto, un equipo multidisciplinar tratará al paciente desde el punto de vista farmacológico y terapias basadas en técnicas psicosociales. Los grupos de discusión con otros pacientes pueden ser de gran ayuda. 
  4. Y la fase más larga, la rehabilitación y vuelta a la una vida normal.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

Cambiar el estilo de vida para dejar de beber

Es necesario un cambio de estilo de vida e incorporar nuevos hábitos saludables, tanto en la alimentación como en el uso del tiempo libre. Por lo tanto, puede ser una buena idea tomar en cuenta estos consejos que ayudan a controlar el consumo de alcohol: 

  • Trazar un plan para dejar de beber y ajustarse a él. En los momentos de debilidad, recordar por qué se tomó la decisión de dejar de beber.
  • Planear y realizar actividades de disfrute en las que no impliquen beber alcohol.
  • Evitar a las personas o lugares en los que se solía beber.
  • No comprar o llevar cualquier tipo de alcohol a casa.
  • Si sobrevienen las ganas de beber, hablar con alguien de confianza.
  • Tener preparada una forma amable pero firme con la que negarse a beber cuando los demás ofrezcan un trago.
  • Acudir a grupos de ayuda en los que coincida con personas con el mismo problema. Es estos grupos se puede compartir experiencias y comprobar que no se está solo.

El apoyo de la familia y del entorno personal del afectado es fundamental para dejar de beber. En ocasiones este entorno también necesita apoyo psicosocial, para paliar los efectos negativos de la convivencia con una persona dependiente de alcohol.

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.