NewLife

Depresión en jóvenes: ¿cómo intervenir?

La depresión en jóvenes entre 13 y 17 años es una realidad cada vez más presente en la sociedad. Creemos que la depresión solo afecta a personas adultas y que atraviesan momentos difíciles, sin embargo, esta enfermedad puede padecerla cualquier persona, siendo indiferente su edad, género o cultura.

Te contamos en este artículo los mejores consejos para ayudar como padre y el mejor tratamiento para la depresión en jóvenes.

¿Qué es la depresión y por qué se desarrolla?

La depresión, a diferencia de lo que muchos aún creen, no se limita a tener un sentimiento tristeza ni equivale a sentirse triste.

La tristeza es una emoción natural y necesaria en los seres humanos, mientras que la depresión es una enfermedad compleja que afecta a millones de personas en todo el mundo, sin importar su género, edad, cultura o situación económica.

Es común creer que los niños y adolescentes no padecen esta enfermedad, sin embargo, la depresión en jóvenes está a la orden del día y pone en peligro la vida de quienes la sufren, ya que los menores son especialmente vulnerables.

Si bien la tristeza profunda es el síntoma más común y característico de la depresión, no es el único.

También puede manifestarse a través de la falta de energía, la apatía, la fatiga, la baja autoestima, los trastornos del sueño, los cambios en el apetito o el bajo rendimiento escolar.

Es fundamental buscar ayuda profesional y recibir un tratamiento adecuado para superar la depresión con éxito. Si no se trata, esta puede tener un impacto perjudicial y prolongado en la vida de quienes la padecen, dificultando su funcionamiento diario y entorpeciendo sus relaciones interpersonales.

Aunque no se conocen con exactitud las causas de la depresión, pero sí se sabe que es una enfermedad multifactorial. Esto quiere decir que puede tener diferentes y múltiples orígenes en cada individuo. Factores como la genética, los desequilibrios químicos en el cerebro (especialmente en la dopamina y la serotonina) y los factores ambientales y circunstanciales como atravesar momentos de estrés, sufrir experiencias traumáticas o la pérdida de un ser querido, pueden influir en su desarrollo.

Afortunadamente, en la actualidad existen diversos tratamientos muy efectivos para superar la depresión en jóvenes y en adultos. Estos tratamientos pueden incluir medicamentos, psicoterapia, suplementos naturales o Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Supera la depresión con la Estimulación Magnética Transcraneal. ¡Infórmate aquí!

Depresión en jóvenes: ¿cómo identificarla?

Existen algunas señales que, como padre, puedes observar para identificar la depresión en jóvenes.

En ocasiones es complicado identificar la depresión en jóvenes debido a que la adolescencia es una etapa complicada donde se sufren cambios y, como padres, puede ser difícil acercarse a un hijo adolescente.

Por ello es necesario conocer las señales que pueden indicar la presencia de depresión en jóvenes para así estar atentos y saber intervenir.

Algunas de las señales más reconocibles de la depresión en jóvenes son:

  • Aumento de la irritabilidad
  • Aislamiento
  • Cometer actos delictivos
  • Cambios en el apetito
  • Trastornos del sueño
  • Dolores de cabeza frecuentes, así como dolores musculares o dolencias físicas
  • Sentimiento de tristeza o melancolía recurrentes
  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Apatía
  • Bajo rendimiento escolar

Es muy común que los niños y adolescentes escondan algunos síntomas o sea complicado identificarlos, del mismo modo que frecuentemente pueden cerrarse a hablar de lo que les sucede.

Como padres es importante estar atentos a las señales de la posible depresión en jóvenes para poder ayudarles e intervenir pidiendo ayuda profesional.

 

Depresión en jóvenes: ¿qué hacer como padre?

Como padre hay muchas formas de ayudar e intervenir ante la presencia de depresión en jóvenes.

Es necesario señalar la importancia de buscar ayuda profesional en caso de que el adolescente padezca depresión ya que esta es una enfermedad que necesita tratamiento.

Además de la ayuda de profesionales, los padres pueden contribuir a la superación de la depresión en jóvenes de forma activa.

Estos son algunos consejos para que, como padre, puedas ayudar a un adolescente con depresión:

1. Escuchar sin juicio: hablar con el joven de una forma asertiva y empática, así como permitirle hablar sobre sus sentimientos y preocupaciones sin juzgar, ayudará a que los adolescentes con depresión se sientan apoyados y queridos y mejore su sintomatología.

2. Pasar tiempo de calidad con el adolescente: estrechar lazos entre padres e hijos pasando tiempo de calidad con ellos, dedicándoles atención y cariño, hace que la depresión en jóvenes pueda mejorar.

3. Fomentar un estilo de vida saludable: establecer una rutina que incluya sueño suficiente y de calidad, ejercicio regular, una alimentación equilibrada, pasar tiempo al aire libre y reducir las horas frente a pantallas, puede tener un impacto positivo en la depresión en jóvenes.

4. Buscar ayuda profesional: la depresión es una enfermedad grave y es importante buscar la ayuda de un profesional y realizar el tratamiento adecuado. La depresión no desaparecerá teniendo únicamente fuerza de voluntad y una actitud positiva.

5. Fomentar hobbies y actividades: animar al joven a a participar en actividades que le gusten y que le brinden alegría le ayudará mucho. Esto puede incluir hobbies, deportes, arte o cualquier otra actividad.

 

Estimulación Magnética Transcraneal para la depresión

En Newline, ofrecemos un enfoque no farmacológico para tratar la depresión en jóvenes y adultos: la Estimulación Magnética Transcraneal (EMTr).

Aprobada por la Unión Europea y con más de 20 años de efectividad comprobada, la EMTr es un método seguro y sin efectos secundarios.

El procedimiento consiste en colocar una bobina sobre la cabeza del paciente que emitirá suaves estímulos electromagnéticos. Estos estímulos inciden de forma indolora en el cerebro, reparando las áreas neuronales dañadas y restableciendo el equilibrio neuroquímico.

Una de las ventajas destacadas de la EMTr es su rapidez en obtener resultados. Mientras que los medicamentos pueden tardar semanas o meses en hacer efecto, la EMTr permite a los pacientes experimentar una notable mejora en su estado de ánimo en tan solo una semana. Esto se debe a su capacidad para actuar directamente en el origen neurológico de la depresión.

Además, la EMTr se realiza de forma ambulatoria, lo que significa que los pacientes pueden continuar con su rutina diaria y su trabajo sin interrupciones durante el tratamiento, brindando la máxima comodidad.

En Newline, somos el primer centro en España especializado en el uso de esta técnica. Nuestro equipo de psiquiatras con décadas de experiencia ha ayudado con éxito a más de 300 personas hasta el momento.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.