NewLife

Depresión y sueño: ¿por qué suelen ir de la mano?

¿Por qué están tan relacionados depresión y sueño? ¿Cómo influye uno sobre el otro?

Hablamos en este artículo sobre la importancia del sueño en la salud mental y cómo la depresión afecta a su vez al sueño. Además, te contamos cuál es el mejor tratamiento para la depresión con el que recuperar definitivamente tu estabilidad y tu sueño.

 

¿Qué es la depresión?

La depresión es una enfermedad compleja que afecta actualmente a millones de personas en todo el mundo. Pese a que su característica principal sea la tristeza profunda, es necesario diferenciarla de esta.

La tristeza es una emoción necesaria y pasajera, mientras que la depresión es una enfermedad.

Esta patología no se manifiesta solo a través de la tristeza, sino que también puede presentar síntomas como falta de energía, desmotivación, fatiga, baja autoestima, dificultad para concentrarse, cambios en el apetito y trastornos del sueño, por ello se habla frecuentemente de depresión y sueño, ya que es muy común que vayan de la mano.

A diferencia de la tristeza, la depresión puede surgir sin un motivo claro, siendo considerada una enfermedad multifactorial cuyas causas exactas aún son desconocidas.

En su desarrollo influyen factores genéticos, desequilibrios químicos en el cerebro (especialmente en la dopamina y la serotonina) o experiencias traumáticas como la pérdida de un ser querido.

Es necesario abordar la depresión de manera adecuada buscando ayuda profesional y recibiendo el tratamiento necesario para superarla. Sin un manejo correcto, la depresión puede tener repercusiones negativas y significativas en la vida cotidiana, las relaciones interpersonales y la salud de quien la padece.

 

Supera la depresión con la Estimulación Magnética Transcraneal. ¡Infórmate aquí!

 

¿Cuál es la relación entre depresión y sueño?

La relación entre depresión y sueño es un tema de gran importancia, ya que ambas condiciones están estrechamente interconectadas y pueden influirse mutuamente de diversas maneras.

Una buena calidad de sueño juega un papel fundamental en el bienestar psicológico y emocional de las personas. A su vez, los trastornos del sueño son comunes en aquellos que sufren de depresión. Por ello depresión y sueño suelen ir de la mano.

Depresión y sueño mantienen una relación bidireccional, lo que significa que la falta de sueño puede desencadenar en síntomas depresivos o pronunciar los ya existentes, al mismo tiempo que la depresión puede afectar negativamente la calidad del sueño o provocar trastornos en este.

Muchas personas con depresión manifiestan que experimentan dificultades para conciliar el sueño, insomnio, despertares frecuentes durante la noche o que se despiertan temprano por la mañana sin poder volver a dormirse.

Por otro lado, depresión y sueño también pueden coexistir pero manifestarse como hipersomnia, es decir, dormir en exceso o sentirse constantemente fatigado a pesar de haber dormido lo necesario.

Además, existen evidencias científicas que demuestran que depresión y sueño comparten mecanismos biológicos y neurotransmisores en el cerebro.

Se ha demostrado que la falta de sueño altera los niveles de serotonina y dopamina en el cerebro, neurotransmisores que desempeñan un papel imprescindible en la regulación del estado de ánimo. Este desequilibrio en la química cerebral contribuye tanto a los síntomas depresivos como a los problemas de sueño, agravando ambos.

 

¿Qué tratamientos existen para mejorar depresión y sueño?

En la actualidad, hay diversas alternativas disponibles para tratar depresión y sueño. Realizar terapia cognitivo-conductual, desde el punto de vista psicológico, es una elección efectiva para depresión y sueño. Al modificar los pensamientos negativos y encontrar la raíz del sufrimiento, esta terapia facilita la reducción de los síntomas depresivos con gran eficacia, lo cual puede repercutir directamente en una buena salud del sueño.

Por otro lado, existe la opción de elegir realizar un tratamiento farmacológico para la depresión y sueño.

Para la depresión es frecuente utilizar inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los fármacos más prescritos para tratar esta enfermedad. Estos antidepresivos mejoran directamente el estado de ánimo al elevar los niveles de serotonina en el cerebro.

La serotonina, como se ha mencionado anteriormente, es imprescindible para un buen estado de ánimo y para el descanso. Este neurotransmisor es crucial para regular el estado de ánimo y el sueño y se encuentra desequilibrado en quienes padecen depresión y sueño, lo cual dificulta la recuperación y empeora los síntomas de ambos.

Para tratar el insomnio, por otro lado, si se decide recurrir a la medicación, pueden recetarse diversos tipos de fármacos sedantes como las benzodiacepinas o antihistamínicos. Estos no son una solución a largo plazo en ningún caso, pero facilitan la inducción del sueño cuando existen problemas de depresión y sueño.

También puede recurrirse a suplementos naturales para el insomnio como la melatonina, la pasiflora o la valeriana.

Es esencial considerar que los medicamentos pueden provocar múltiples efectos secundarios y que no todas las personas los toleran de la misma forma.Para aquellos que prefieren evitar los efectos secundarios, la Estimulación Magnética Transcraneal es una opción altamente eficaz.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal (EMTr) es una alternativa segura y efectiva para aquellos que buscan tratamientos sin los efectos secundarios de los medicamentos.

Con más de 20 años de experiencia, la EMTr ha demostrado su alta efectividad en el tratamiento de la depresión al abordar directamente el origen neurológico de este trastorno.

Respaldada por la Unión Europea, esta técnica restaura el equilibrio neuroquímico y mejora el funcionamiento de las redes neuronales, obteniendo así resultados rápidos y efectivos.

Los pacientes que se tratan con EMTr declaran una reducción significativa de los síntomas depresivos en tan solo una semana de tratamiento.

Su modo de funcionamiento es mediante pulsos electromagnéticos suaves generados por una bobina, de ese modo, esta técnica estimula el cerebro de manera indolora para ayudar en la restauración de las áreas neuronales dañadas y restablecer el equilibrio neuroquímico.

Una de las principales ventajas de la EMTr es que se realiza de forma ambulatoria. Esto permite a los pacientes mantener su vida habitual sin interrupciones innecesarias y adaptándose a sus horarios y necesidades.

En Newline contamos con un equipo altamente especializado y con amplia experiencia en psiquiatría que ha tratado de forma exitosa a más de 300 personas.

Como pioneros en la implementación de la técnica EMTr en España, nuestra misión desde el principio ha sido ofrecer una atención personalizada y de calidad para que nuestros pacientes puedan superar de manera segura, efectiva y duradera la depresión y la ansiedad.

 

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.