NewLife

¿Es la cocaína una de las drogas más adictivas que existen?

¿Cuáles son las drogas más adictivas? ¿Es la cocaína la que tiene los peores efectos? En este artículo te resolvemos a tus dudas. 

¿De qué depende la generación de la dependencia de las drogas?

En primer lugar, hay que aclarar que todas las drogas son adictivas.

La rapidez con la que una persona puede adquirir un hábito de dependencia varía mucho en función de cada persona, depende de:

  • aspectos biológicos
  • aspectos sociales
  • aspectos familiares

El tipo de droga del que se trate tiene también una elevada influencia:

  • El alcohol: puede ser consumido e incluso abusar de su consumo en muchas situaciones sin que llegue nunca a originar una dependencia. Sin embargo, en el caso de la heroína, pasar de un consumo esporádico a la adicción es un proceso mucho más rápido.

 

  • La cocaína, que impide que las neuronas desactiven la señal de dopamina, origina un aumento de esta sustancia en el cerebro hasta tres veces por encima de las cantidades consideradas normales.

 

  • La nicotina, presente en el tabaco, es considerada la tercera droga más adictiva del mundo, solo superada por la heroína y la cocaína. Se considera que eleva la dopamina entre el 25% y 40% en los consumidores.

 

  • Sustancias como las alucinógenas, que dan lugar a dependencia de manera más lenta que, por ejemplo, otras consideradas más adictivas, como la cocaína. Sin embargo, causan más daños cerebrales, como ictus, o psicológicos, como psicosis.

 

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

¿Es la cocaína una de las drogas más adictivas?

Cómo hemos comentado, la adicción a la droga no solo depende del tipo de droga, sino de otros aspectos que influyen en la persona que consume. No obstante, la cocaína forma parte del grupo de drogas más adictivas. Se estima que 2 de cada 10 personas que la prueban generarán dependencia hacia ella. Ésta se manifiesta como un ausencia total de control en el consumo, es decir, que cuando la persona comienza la ingestión de esta sustancia no puede parar o limitarla. Todo ello explica por qué es difícil desengancharse de la coca.

La cocaína misma no precisa de un consumo diario para volver al consumidor dependiente de ella. En ocasiones, incluso, puede darse el caso de un paciente que tenga una grave dependencia pero que no consuma cocaína en semanas. Eso dificulta que el paciente reconozca el hecho de sufrir una dependencia de esta sustancia, lo que suele derivar en un autoengaño prolongado.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

Consumir para ‘paliar’ los efectos del consumo

El consumo de cocaína provoca cuadros psicóticos paranoides, que pueden dar lugar a :

  • agresividad
  • síndrome de abstinencia
  • cuadros de ansiedad
  • depresión
  • tentativas de suicidio

En cuantos a sus repercusiones físicas, daña los pulmones y el corazón, incrementando el riesgo de sufrir coágulos de sangre en el sistema circulatorio e infarto de miocardio. Es causante, además, de ictus cerebrales. Los efectos de la coca en el tabique nasal pueden ser irreparables y se asocian con numerosas dolencias.

Cuando se ingiere por la boca, puede provocar daños en el estómago y en el tejido de los intestinos.

 

Los consumos a largo plazo pueden verse acompañados de:

  •  dificultad para conciliar el sueño
  • sensación de inquietud constante
  • pérdida de apetito
  • situaciones de malnutrición y a sensibles pérdidas de peso.

 

La aparición de todos estos efectos, junto con una mayor sensibilización a las convulsiones, la ansiedad, y otros efectos tóxicos llevan a muchos consumidores a volver a consumir esta droga. El hecho de que la cocaína forme parte del grupo de drogas más adictivas hace que, cuando ésta es consumida cada vez más a menudo para lograr el mismo placer que se producía con el consumo inicial, aparezca una espiral de aumento de la ingesta que termina por ser muy perjudicial para la salud.

 

CTA Ebook - Estimulación Magnética Transcraneal

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.