NewLife

Efectos secundarios de los porros: la otra cara del cannabis

Muchas personas tratan de dejar el cannabis cuando comienzan a sufrir los innumerables efectos secundarios de los porros a medio y largo plazo.

El cannabis es una de las sustancias psicoactivas más consumidas en el mundo, algunas personas la emplean como método recreativo y otras por su conocida fama de calmar la ansiedad y aumentar la sensación de placer. Sin embargo, al cabo del tiempo, estos efectos se desvanecen, dando lugar a efectos secundarios de los porros no deseados.

 

¿Qué es el cannabis?

El cannabis es una droga psicotrópica que se obtiene de la planta Cannabis Sativa y es depresora del sistema nervioso.

Millones de personas en todo el mundo son consumidoras de cannabis, comenzando, la mayoría de ellas, a consumirlo en la adolescencia y juventud.

Tan solo en 2003 el 30% de los españoles a partir de 15 años afirmaba haberla consumido en alguna ocasión.

Según una encuesta realizada por Monitoring the Future, en 2022 más del 30% de alumnos en EEUU declaraban haber consumido cannabis en el último año y más del 6% afirmaba hacerlo a diario.

Los porros son frecuentemente usados de modo recreativo, sin embargo, hay muchas personas que los fuman por otros motivos como calmar la ansiedad, aumentar el estado de ánimo, desinhibirse o de forma medicinal.

La marihuana está compuesta por THC, CBD y otros compuestos psicoactivos cuyos efectos positivos aún están estudiándose y demostrándose pro podrían ser favorables a corto plazo para determinadas patologías. Sin embargo, lo más frecuente es que esta droga se consuma de forma lúdica y con gran desconocimiento de los efectos secundarios de los porros.

 

Efectos positivos del cannabis

En un primer momento el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), actúa en el cerebro alterando determinados neurotransmisores como la dopamina, su disponibilidad y su funcionamiento.

De modo que, el THC es el principal responsable de los efectos positivos que el cannabis provoca en un primer momento, efectos como euforia, relajación, reducción del dolor muscular, aumento del apetito y creatividad.

Cuanto más THC consuma la persona o más contenido de THC tenga el cannabis, mayores serán tanto los efectos positivos como el riesgo de los efectos secundarios de los porros.

 

 

Efectos secundarios de los porros: la otra cara del cannabis

Los efectos secundarios de los porros pueden ir de leves a muy graves e, incluso, irreversibles.

La acción positiva del THC es muy efímera y momentánea respecto a los efectos secundarios de los porros.

Dependiendo de la frecuencia de consumo, la cantidad, y la alta o baja tolerancia que tenga el consumidor al THC, los efectos secundarios de los porros serán unos u otros y en mayor o menor intensidad.

Hay quienes reportan que tras consumir cannabis han visto su ansiedad disminuida, mientras que otras personas aseguran que han empeorado.

Además, esta sustancia química (THC) tiene efectos psicotrópicos que alteran la percepción de la realidad, lo cual puede tener graves consecuencias en respuesta a ello.

El THC es también el causante de que el cannabis tenga un alto poder adictivo y altere las capacidades cognitivas del individuo, así como su facilidad para el aprendizaje.

 

Efectos secundarios de los porros: físicos

Los efectos secundarios de los porros pueden dividirse en físicos y psicológicos. Entre los efectos secundarios de los porros físicos se encuentran los siguientes:

  • Aumento de la posibilidad de desarrollar enfermedades respiratorias como bronquitis, cáncer de pulmón o enfisema pulmonar.
  • Alteración del sistema cardiocirculatorio que puede derivar en taquicardias, arritmias o insuficiencia cardíaca.
  • Malformación y problemas en el desarrollo de un niño cuando la madre consume THC durante el embarazo.
  • Náuseas y vómitos

 

Efectos secundarios de los porros: psicológicos

Además de los síntomas físicos, existen efectos secundarios de los porros que son psicológicos y pueden deteriorar enormemente la salud del fumador:

  • Desarrollo de una depresión o empeoramiento de una ya existente.
  • Agravamiento de la ansiedad
  • Problemas de memoria y aprendizaje
  • Dificultad para concentrarse
  • Irritabilidad y cambios de estado de ánimo
  • Dependencia de la sustancia que provoque una adicción
  • Psicosis, esquizofrenia, alucinaciones y paranoia

 

Efectos secundarios de los porros a corto plazo

A corto plazo, los efectos secundarios de los porros más allá de la posible euforia y relajación son:

  • Lentitud en los movimientos y torpeza
  • Problemas para razonar y hablar
  • Pérdidas de memoria
  • Agresividad
  • Paranoia y confusión
  • Ansiedad
  • Estados depresivos
  • Taquicardia

 

Efectos secundarios de los porros a largo plazo

A medio y largo plazo los efectos secundarios de los porros pueden dar lugar a:

  • Reducción del rendimiento intelectual
  • Pérdida de neuronas
  • Psicosis
  • Problemas para relacionarse
  • Abandono escolar o problemas laborales
  • Falta de motivación
  • Problemas respiratorios y cardíacos
  • Somnolencia

 

Tratamiento para la adicción a los porros

El cannabis tiene un alto poder adictivo debido al THC. Los problemas que genera la dependencia hacia esta sustancia son graves y perjudican notablemente la vida del adicto, como hemos visto, en muchos aspectos.

No existe aún un tratamiento farmacológico determinado para curar la adicción a los porros.

Se prescriben medicamentos únicamente para tratar la sintomatología del síndrome de abstinencia o para tratar algunos efectos secundarios de los porros como la psicosis o la ansiedad.

Por tanto, aun no existe una cura para la adicción, pero sí hay formas de superarla y tratamientos disponibles para ello como la psicoterapia o la EMTr.

 

Estimulación Magnética Transcraneal para la adicción a los porros

La EMTr es la última y más innovadora técnica desarrollada para el tratamiento de las adicciones, entre ellas la adicción al cannabis.

Esta técnica lleva 20 años usándose para tratar adicciones y otros trastornos y está aprobada por la Unión Europea.

Es un tratamiento seguro e indoloro que consiste en aplicar ligeros estímulos electromagnéticos sobre la cabeza del paciente a través de una bobina, que alcanzan el cerebro y restituyen las redes neuronales y el funcionamiento y disposición de neurotransmisores como la dopamina.

De este modo, al trabajar directamente sobre la raíz de la adicción (la parte neurológica) se obtienen resultados desde la primera semana de tratamiento, por ejemplo, una notable reducción del “mono” de consumir.

La Estimulación Magnética Transcraneal, a diferencia de la medicación, no tiene efectos secundarios y, además, es ambulatoria, lo cual permite al paciente tratarse mientras continúa con su vida y su rutina.

En Newline somos el primer centro especializado en España en el uso de EMTr. Hemos obtenido con esta técnica resultados impensables con otros tratamientos, logrando ya que más de 200 pacientes hayan superado con éxito su adicción y, por tanto, hayan mejorado su salud y su vida.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.