NewLife

¿El cerebro se recupera de las drogas?

Es habitual que las personas que sufren una adicción se pregunten si el cerebro se recupera de las drogas. Esta es una preocupación muy común, ya que los daños que provocan las drogas en el cerebro y el organismo pueden ser muy graves.

Lo más importante para recuperarse con éxito de la adicción a las drogas es acudir a un centro de desintoxicación en Barcelona que ofrezca el tratamiento adecuado. Buscar ayuda médica con especialistas es determinante en el proceso de superación.

 

¿Cómo afectan las drogas al cerebro?

Para poder explicar si el cerebro se recupera de las drogas, es importante antes entender cómo actúan las drogas en el cerebro.

El cerebro es un órgano extremadamente complejo que está compuesto por miles de millones de neuronas, las cuales se comunican entre ellas a través de conexiones conocidas también como “sinapsis”. De esta manera pueden formar las redes neuronales, responsables de las funciones cognitivas y conductuales.

Las drogas actúan son estimulantes del sistema nervioso central y actúan sobre el sistema de recompensa del cerebro, liberando y alterando determinados neurotransmisores como la dopamina.

La dopamina es el neurotransmisor encargado de producir y regular las sensaciones de placer, euforia y motivación.

Por ello, al consumir drogas se experimentan estas sensaciones, porque las drogas provocan una explosión de dopamina. Sin embargo, cuando sobreestimulamos el sistema dopaminérgico, este dejará de funcionar correctamente.

Poco a poco, a medida que se consume, el cerebro se adaptará a la presencia de estas sustancias, desarrollando na tolerancia cada vez mayor y volviéndose menos sensible a ellas. Esto hará que consumidor tenga la necesidad de consumir una y otra vez, dosis cada vez mayores para obtener los efectos deseados.

El consumo prolongado y abusivo de drogas tiene efectos perjudiciales en el cerebro, provocando cambios en su estructura y la función de las células cerebrales, afectando la memoria, el aprendizaje, el control de los impulsos y el estado de ánimo.

 

 

 

¿El cerebro se recupera de las drogas?: daños que puede sufrir

Ha sido demostrado por diversos estudios que las personas con adicción a las drogas sufren una hiperactivación del circuito de recompensa cerebral, en el cual está directamente implicada la dopamina.

Además, la corteza prefrontal del cerebro de una persona adicta permanece apagada, por lo que no será capaz de afrontar igual que una persona sana situaciones adversas relacionadas con la sustancia.

En respuesta a lo anterior, se sufrirán cambios en la estructura del cerebro, reforzándose las zonas encargadas de recibir gratificación y debilitándose las encargadas de la atención o la regulación de la propia conducta.

Por otro lado, el consumo frecuente y abusivo de drogas provoca fallos y deterioro en la memoria y las funciones cognitivas, el volumen y estructura cerebral y las habilidades psicomotoras como la capacidad de tomar de decisiones.

Sin embargo, a pesar de todos estos daños, las investigaciones concluyen que sí, el cerebro se recupera de las drogas tras un largo periodo de abstinencia y el tratamiento adecuado.

 

¿El cerebro se recupera de las drogas?

El cerebro de los seres humanos tiene la capacidad de regenerarse gracias a una propiedad conocida como “plasticidad cerebral”.

Este término hace referencia a la capacidad del cerebro para cambiar y adaptarse a lo largo de la vida en función de diversos factores. Por lo tanto, está demostrado que la estructura cerebral puede variar con el tiempo. Esta capacidad de adaptación influye en si el cerebro se recupera de las drogas.

Si el cerebro se recupera de las drogas depende también de diferentes factores:

  • Edad en la que se empezó a consumir: uno de los factores que más determinan la capacidad y velocidad en la que el cerebro se recupera de las drogas, es la edad en la que se inició el consumo. Esto se debe a que, en la adolescencia, el cerebro aún no se ha terminado de desarrollar. Por tanto, si se comienza a consumir a esta edad tan vulnerable, es probable que el cerebro sufra daños mucho más profundos y difíciles de reparar con el tiempo.

 

  • La duración y la cantidad de consumo: El tiempo que se ha estado consumiendo, y la cantidad, influye enormemente en si el cerebro se recupera de las drogas más o menos fácilmente y a mayor o menor velocidad. Esto se debe a que no sufrirá el mismo deterioro el cerebro de un consumidor esporádico que el de uno recurrente.

 

  • Factores personales: el estilo de vida, la salud o la genética también influyen en si el cerebro se recupera de las drogas.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La abstinencia es el primer paso para determinar si el cerebro se recupera de las drogas. A medida que el cuerpo se desintoxica, el cerebro comienza a restaurar su equilibrio químico y a reparar los daños causados por las drogas. Sin embargo, este proceso puede llevar meses o incluso años, dependiendo del caso y la gravedad.

Además de la abstinencia, el apoyo y el tratamiento son fundamentales para la recuperación del cerebro. De los tratamientos existentes, la Estimulación Magnética Transcraneal es, sin duda, el más efectivo. Este revolucionario tratamiento está aprobado por la Unión Europea y lleva más de 20 años usándose para tratar problemas de adicción.

La EMTr reduce drásticamente el deseo incontrolable de consumir (craving o mono) en tan solo una semana. Tras pocos días el paciente ya podrá notar cómo se reducen drásticamente sus ganas de consumir.

Esta rapidez se debe a que la Estimulación Magnética Transcraneal es capaz de actuar directamente sobre la raíz de la adicción (la parte neurológica). De esta forma repara eficazmente sus neurotransmisores y los daños que ha sufrido el cerebro.

Esto lo consigue mediante una bobina que, al colocarse sobre la cabeza del paciente, emite ligeros estímulos electromagnéticos que alcanzarán el cerebro de forma indolora y repararán las zonas neuronales dañadas y sus neurotransmisores.

Es un tratamiento seguro e indoloro que perdura a largo plazo y no provoca efectos secundarios.

Además, la EMTr es ambulatoria, es decir, el paciente podrá tratarse sin necesidad de ingreso hospitalario, pudiendo continuar así con su rutina laboral y personal.

En Newline somos pioneros en el sector, el primer centro especializado en el uso de EMTr en España.

Gracias a esta innovadora técnica y a nuestro equipo de psiquiatras con décadas de experiencia, hemos conseguido tratar con éxito, hasta el momento, a más de 300 personas.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.