NewLife

Esnifar cocaína: tan dañino como peligroso

Se trata de la droga más consumida en el mundo. Más de 15 millones de personas entre 15 y 64 años la ha probado alguna vez en Europa; y España es el segundo país europeo donde más se consume. Son datos del Informe Europeo sobre Drogas 2017 que realiza el observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías. Todos sabemos cuáles son los efectos secundarios de esnifar cocaína y los efectos negativos que tiene para la salud. Pero quizás es necesario recalcar los daños irreversibles que puede causar esta peligrosa sustancia para disuadir su consumo.

Cómo se consume la cocaína

La cocaína se puede administrar al organismo por cuatro vías principales: oral, nasal, intravenosa y pulmonar. Esto es, la cocaína se puede fumar, inyectar, ingerir masticando hojas y, la forma más habitual, esnifándola. Esnifar es el proceso por el que se inhala el polvo de cocaína por la nariz. Tras la inhalación pasa directamente a la sangre gracias a las membranas y mucosas nasales.

Si se inyecta, la sustancia pasa directamente a la sangre, lo que aumenta la intensidad de su efecto. Si se fuma, el humo o el vapor de la cocaína llega a los pulmones, donde la sangre lo absorbe casi tan rápido como en el caso de la administración intravenosa.

 Cuanto menos tarde en notarse el subidón, menos tiempo durará el efecto de la droga. Por lo tanto, el efecto de esnifar cocaína tarda más en llegar y en irse que en el caso de inyectarla o fumarla. 

 No existe una forma segura de consumir cocaína. En todos los casos, su consumo continuado puede tener consecuencias irreversibles para los órganos vitales, incluso provocar la muerte.

 

CTA Ebook Tratamientos - Necesitas ayuda para dejar la cocaína?

 

Los efectos físicos de esnifar cocaína

Dado que esnifar cocaína es la forma más común de administrarla, se señalan a continuación sus efectos. Las consecuencias generales del uso y abuso de la cocaína se producen a nivel local; es decir, en las de las fosas nasales. Se produce irritación y daño en el tejido nasal y de la garganta.

Esnifar cocaína produce un incremento de la secreción nasal, congestión nasal y sangrado. A largo plazo, esnifar cocaína de manera continuada puede llevar a la erosión disular, perforación del tabique nasal y otros procesos inflamatorios. Además, puede causar daño a la membrana mucosa a través de la cavidad sinusal llegando a la garganta y al sistema respiratorio.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

 Los efectos de esnifar cocaína para el tabique nasal pueden ser devastadores a nivel estructural. El tabique está formado por una lámina de cartílago que a del dorso nasal al paladar. A ambos lados, está cubierto de mucosa con vasos sanguíneos. La función del tabique nasal es triple:

  1. Calentar el aire para que no llegue muy frío a los pulmones.
  2. Separar las fosas nasales, para que si hay una obstrucción siempre haya na libre y poder respirar.
  3. Mantener recta y erguida la nariz.

El consumo de cocaína puede ser muy perjudicial para el tabique nasal. Al ser una sustancia vasoconstrictora, cierra los capilares, lo que provoca una reducción de oxígeno en el tabique nasal. Esto facilita las infecciones y las pequeñas heridas en la mucosa, que con el tiempo pueden crear pequeñas perforaciones por necrosis. La perforación se extiende fácilmente debido a las características biológicas y fisiológicas del cartílago; cuando lo hace hacia el dorso nasal puede llegar a hundir por completo la nariz. 

 Una perforación nasal aumenta la predisposición de la persona a las infecciones, incluso le provocará cambios en la voz. Además, no se curará por sí misma; requerirá una intervención quirúrgica.

 

CTA Ebook - Tratamientos superar adicción imagen

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.