NewLife

Estimulación Magnética Transcraneal: concepto y aplicación en la adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína es una patología cerebral de carácter grave para la que, hasta el momento, no se había encontrado un tratamiento que proporcionara una solución con un alto porcentaje de éxito. Sin embargo, las investigaciones en el terreno de las neurociencias han hecho cambiar esta perspectiva. La Estimulación Magnética Transcraneal es un método de tratamiento revolucionario para aquellas personas que padecen esta adicción; en este artículo vamos mostrarme más a fondo qué es y cómo se aplica.

Estimulación Magnética Transcraneal y circuitos de recompensa

La técnica conocida como Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) se basa en la generación de un campo magnético próximo al cuero cabelludo que  origina unos estímulos eléctricos en la zona prefrontal del cerebro. Sin entrar en contacto con la cabeza, ese campo magnético controla los circuitos de recompensa, vinculados a la adicción. La corriente eléctrica, completamente indolora, origina una serie de cambios en ciertos neurotransmisores, como la serotonina y el triptófano, que contribuyen a recobrar la capacidad de control sobre el impulso de consumir cocaína.

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

¿Cuál es la efectividad del tratamiento?

En el curso de la primera semana ya se aprecian cambios muy notables; desde la segunda o tercera sesión la inmensa mayoría de los pacientes notan una disminución del deseo de consumir, mayor calma, mejora en el sueño y una mayor claridad mental. Cuando han transcurrido 2 meses, los análisis realizados por los expertos cifran el éxito de la Estimulación Magnética Transcraneal en un 64% en pacientes sometidos a un tratamiento ambulatorio con esta técnica. Las personas tratadas con EMT señalan que mejora la mayor capacidad de verse a sí mismos y a su relación con la droga, lo que les capacita para posicionarse mejor frente a ella para no consumirla.

¿Cómo se aplica la técnica EMT?

El tratamiento da comienzo con 2 sesiones diarias durante 5 días, en las que el paciente se sienta en un sillón. Éste no percibe ningún tipo de molestia, tan solo un leve sonido procedente del estimulador. Durante esa primera semana, se debe acudir de lunes a viernes durante 2 horas cada día, lo que hace que sea compatible con cualquier otra actividad. Al no requerir de un ingreso hospitalario, ni de una separación del ámbito familiar durante semanas o meses, como sí sucede con otros tratamientos, el paciente puede compatibilizarlo con sus rutinas habituales.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

La Estimulación Magnética Transcraneal no es una técnica nueva

A pesar de las numerosas ventajas que representa, este tratamiento no es novedoso, sino que se usa en el campo de las depresiones desde hace unos 20 años. Esto hace que esté comprobada tanto su inocuidad como la ausencia de efectos secundarios. La Estimulación Magnética Transcraneal se aplicó con éxito para tratar algunas enfermedades neuropsiquiátricas, como la depresión, y esa eficacia hizo que su estudio se extendiera a otras enfermedades. Fruto de esas investigaciones se descubrieron su beneficios ante diferentes  padecimientos y trastornos neuropsiquiátricos.

Antoni Gual, director científico del centro Newline y jefe de la unidad de conductas adictivas del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínic de Barcelona, y Juan Ramón Sambola, co-director del Centre Bonanova de Psiquiatría y Psicología, han sido pioneros en su aplicación con éxito en España.

Un experimentado equipo de profesionales en Newline

Newline no solo es una clínica experta en la aplicación de la técnica de Estimulación Magnética Transcraneal, sino que cuenta con un completo equipo de profesionales para combinarla con los últimos avances en psicoterapia motivacional y psicológica de la adicción. Su formación y experiencia van unidas, para que el paciente cuente con el apoyo psicológico indispensable para estar motivado y convencido de querer cambiar su estilo de vida. Con este respaldo, junto con la supresión del deseo de consumir cocaína, se genera una situación que permite al paciente reorganizar su proyecto vital.

 


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.