NewLife

Fumar un porro diario: esto es lo que te ocurrirá

Muchas personas con adicción al cannabis buscan cómo dejar los porros, ya que están acostumbrados a fumar un porro diario o cantidades mayores.

Hay quienes creen que fumar un porro diario es inocuo y hasta saludable, sin embargo, esto es lo que sucede cuando consumes cannabis a diario a largo plazo.

 

¿Qué es el cannabis?

El cannabis es una sustancia psicotrópica que se obtiene de la planta Cannabis Sativa. Esta droga es una fuerte depresora del sistema nervioso que consumen millones de personas en el mundo, comenzando frecuentemente en la adolescencia.

El 30% de los españoles mayores de 15 años aseguraron en una encuesta realizada en 2003 que habían consumido cannabis alguna vez en su vida y según otra encuesta realizada por Monitoring the Future, en 2022 en EEUU más del 30% de alumnos reportaban haber consumido cannabis en el último año y en torno al 6% afirmaba fumar un porro diario o más.

 

¿Por qué es tan adictivo el cannabis?

El cannabis está compuesto principalmente por THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), responsable de su alto poder adictivo.

El THC es un compuesto psicoactivo que actúa en el cerebro del fumador, alterando neurotransmisores como la dopamina, en cuanto a disponibilidad y funcionamiento.

La dopamina es fundamental en el sistema de recompensa cerebral y cuando es alterada o no trabaja correctamente puede generar muchos problemas, entre ellos, la adicción a sustancias como el cannabis.

El problema de fumar un porro diario es que el cerebro se acostumbra a esta explosión de dopamina que genera el THC de forma artificial y forzada y después le costará más trabajo conseguir sentir el mismo placer sin esta sustancia.

Por ello, como pasa con cualquier droga, cuando alguien se acostumbra a fumar un porro diario cada vez necesitará más cantidad o dependerá de está sustancia para estar bien.

No todo el que consume cannabis desarrolla adicción, pero si acostumbras a fumar un porro diario o más cantidad es mucho más probable que se genere dependencia, he hecho, aproximadamente un 10% de la población la desarrolla.

 

 

Fumar un porro diario: ¿tiene efectos positivos?

Los porros son consumidos en su mayor medida de forma recreativa, sin embargo, hay otras razones por las que muchas personas fuman cannabis, como reducir la ansiedad, mejorar el estado de ánimo, desinhibirse o tratar alguna patología.

Aún están estudiándose los efectos positivos del THC en el organismo, sin embargo, algunos contemplan ya que en cantidades mínimas puede tener propiedades antiinflamatorias y que reduzcan el dolor en determinadas enfermedades, así como la ansiedad.

Sin embargo, aunque en un primer momento muchos consumidores reporten que el THC del cannabis les ayuda a reducir la ansiedad y conciliar el sueño y que, por ello, acostumbran a fumar un porro diario, a la larga es probable que consigan el efecto contrario además de otros muchos efectos secundarios nocivos.

 

Fumar un porro diario: estas son las verdaderas consecuencias

Algunos consumidores de cannabis declaran fumar un porro diario, no por diversión, sino por sus efectos positivos y calmantes.

Sin embargo, lo que estas personas desconocen, es que a medio y largo plazo fumar un porro diario puede provocar consecuencias muy graves e incluso irreversibles sobre su salud y sus vidas.

El principal peligro de fumar un porro diario es, como hemos visto anteriormente, el enorme aumento de posibilidades de desarrollar una adicción y depender de esta sustancia tanto física como mentalmente.

El THC, principal activo del cannabis, se acumula en el tejido adiposo y por ello tiene una degradación lenta, es decir, termina de eliminarse del organismo a los 3 o 5 días de su consumo. Por este motivo muchas personas que están acostumbrada a fumar un porro diario no declaran sentir que han desarrollado una adicción, porque el cannabis aún no se ha terminado de expulsar del cuerpo y por tanto no es posible que haya síndrome de abstinencia.

Estas son algunas de las consecuencias a medio y largo plazo de fumar un porro diario:

  • Desarrollar problemas gastrointestinales
  • Problemas cardiovasculares como arritmias, taquicardias e infartos.
  • Problemas respiratorios como bronquitis, enfisema pulmonar o cáncer de pulmón.
  • Brotes psicóticos
  • Ataques de pánico y aumento de la ansiedad
  • Depresión
  • Agresividad
  • Pérdidas de memoria
  • Problemas con el aprendizaje
  • Falta de motivación
  • Fracaso escolar y laboral

 

Tratamiento para la adicción a los porros

Cuando alguien acostumbra a fumar un porro diario sus probabilidades de desarrollar adicción aumentan considerablemente. El cannabis tiene un enorme poder adictivo y los problemas que causa la dependencia hacia esta sustancia perjudican gravemente la vida del adicto.

Aún no se ha descubierto un tratamiento farmacológico que logre curar la adicción a los porros. Es posible que un médico recete medicamentos que traten específicamente los síntomas del síndrome de abstinencia o los efectos secundarios de fumar un porro diario como pueden ser la ansiedad o la psicosis.

Aunque no existe una cura farmacológica definitiva para la adicción, sí hay tratamientos que ayudan notablemente a superarla como la psicoterapia o la EMTr.

 

Estimulación Magnética Tanscraneal para la adicción a los porros

La Estimulación Magnética Transcraneal es el último y más exitoso tratamiento para las adicciones, entre ellas, la adicción al cannabis que puede desarrollarse si se acostumbra a fumar un porro diario.

Esta innovadora técnica lleva ya 20 años usándose para tratar adicciones, entre otros trastornos, y está avalada por la Unión Europea.

La EMTr es un tratamiento seguro e completamente indoloro.

Su modo de funcionamiento es a través de la aplicación de estímulos electromagnéticos ligeros e imperceptibles sobre el cráneo del paciente que, a través de una bobina, inciden en el cerebro y restauran las redes neuronales, así como el funcionamiento y disposición de neurotransmisores como la dopamina.

De esta forma se trabaja directamente sobre la raíz de la adicción y se logran obtener resultados desde los primeros días de tratamiento, reduciendo el “craving” o “mono”.

A diferencia de la medicación, la EMTr carece de efectos secundarios y, además, cuenta con la ventaja de ser ambulatoria, lo que permite al paciente realizar el tratamiento mientras continúa con su rutina diaria.

En Newline hemos conseguido tratar con éxito a más de 200 pacientes con problemas de adicción, entre ellas, el cannabis. Somos el primer centro especializado y pionero en España en el uso de la técnica EMTr.

Cada día atendemos a pacientes que padecen adicciones desde hace años y, tras probar diversos tratamientos o intentar superar la adicción por sí mismos, finalmente con la EMTr mejoran muy rápidamente y superan la adicción sin casi darse cuenta.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.