NewLife

La ludopatía y sus síntomas: descubre si eres adicto al juego

La adicción al juego se puede definir como el impulso incontrolable que siente una persona por continuar apostando dinero a pesar de las consecuencias negativas que esta acción tiene para  su vida. En el fenómeno de apostar juega un papel importante el convencimiento por parte del adicto de que puede obtener algo de mayor valor de lo que pone en juego. La ludopatía tiene síntomas que la asemejan a la adicción al consumo de algunas drogas, de hecho el juego puede estimular el sistema de recompensas del cerebro de la misma forma que éstas.

Al menos 5 de estos comportamientos

A la hora de hablar de la ludopatía y sus síntomas, para diagnosticar a una persona como adicta al juego tiene que presentar al menos 5 de los siguientes comportamientos: 

 

  • Pensamiento recurrente sobre el juego.
  • Aparición de ansiedad en la persona si juega.
  • Dedicación de mucho tiempo a la actividad de jugar.
  • Utilización del juego para evadirse de otros problemas. 
  • Mentiras a otras personas acerca del juego. 
  • Aumento de la compulsión por jugar cuando se producen pérdidas con las apuestas.
  • Realización de actos ilegales para conseguir dinero para jugar. 
  • Deterioro de las relaciones personales debido al juego. 
  • Petición de dinero a otras personas para jugar o para pagar deudas adquiridas por el juego. 

 

Los problemas relacionados con el juego compulsivo desencadenan con asiduidad en  pérdidas económicas graves, lo que hace que la persona que la sufre caiga en una espiral de culpabilidad y de vergüenza y a ocultar su comportamiento a las personas de su entorno. Además de agotar los ahorros, origina la aparición de deudas y en algunos casos puede incluso llevar a robos o fraudes para seguir apostando. 

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

Además de los repetidos intentos sin éxito por reducir o detener sus apuestas, los ludópatas sienten viven la experiencia de intentarlo con una fuerte incomodidad. Esto es así, en parte, debido a que en ocasiones el juego se convierte en una actividad con la que se pretende escapar de los problemas o camuflarlos, por ejemplo en situaciones de depresión o de ansiedad. Con las apuestas, la situación solo se agrava, ya que se pierde dinero y se comienza a mentir a familiares y a otros seres queridos, lo que deteriora las relaciones familiares y de amistad. Incluso, llegan a correrse riesgos altos para pagar nuevas apuestas, que pueden llevar a perder el empleo y a depender de otras personas para resolver situaciones financieras graves.

Consecuencias de la ludopatía y tratamientos

Las consecuencias de la ludopatía en el plano psicológico son numerosas. Las personas adictas al juego sienten emociones negativas como la culpa y la vergüenza, además de caer en mentiras y en conductas o impulsivas o de incapacidad para tomar decisiones. También se conoce que existen una serie de trastornos psicológicos relacionados con esta enfermedad, como los trastornos bipolares, los depresivos o aquellos asociados del estado de ánimo inducido por las drogas. Desde el punto de vista físico, está descrito cómo la ludopatía muestra síntomas que se manifiestan en las personas con un mayor riesgo de desarrollar afecciones vinculadas a la hipertensión, las enfermedades cardiovascular y otras que tienen relación la ausencia de sueño y el estrés. 

 

Para saber cómo dejar una adicción, los consejos y pasos a seguir, se aconseja ponerse en manos de profesionales cualificados, que realicen un diagnóstico completo y pongan en marcha las medidas oportunas para lograr el abandono de la adicción. Sin embargo, antes es imprescindible que la persona que no puede controlar el juego reconozca que sufre un problema y tenga el deseo de abandonar este hábito. 

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.