NewLife

Ludópata Rehabilitado

Una persona que ha logrado superar la adicción al juego se considera un ludópata rehabilitado. Pero ¿Qué implica ser un ludópata rehabilitado? ¿Aquel que no puede pasar frente a un casino porque le empiezan a sudar las manos o el que no puede ver un partido de fútbol en la tele porque quiere apostar en los goles que marcarán? Aprende que hacer para convertirte en un ludópata rehabilitado.

Mentiras típicas de un ludópata

Si tienes un marido ludópata ya estarás familiarizado con el ciclo interminable de mentiras. La mentira compulsiva es uno de los síntomas de los ludópatas. Estos jugadores son adictos al juego y mentir se convierte en algo natural para ellos. Algunas de las mentiras más comunes de los ludópatas son:

  1. “Yo no tengo problemas con el juego” Cualquier persona que niegue rotundamente que tiene un problema con el juego, a pesar de que sus acciones demuestren lo contrario, es un adicto. Todo ludópata rehabilitado sabe que un jugador compulsivo hará cualquier cosa y dirá cualquier cosa para lograr su objetivo principal: el juego. Los adictos al juego, incluso después de haber perdido fortunas, su trabajo e inclusive roto relaciones familiares es capaz de afirmar que no tienen un problema con el juego.
  2. “Al jugar no le estoy haciendo daño a nadie” La mayoría de los adictos creen que su adicción no lastima a nadie. Es tan cierto con el juego compulsivo como la adicción al alcohol o a la cocaína. Lo que sucede cuando un individuo de la familia es adicto afecta a todos los miembros de la familia.
  3. “No fui a apostar” Otra de las mentiras típicas es negar que ha ido apostar o que está apostando desde el teléfono u ordenador.
  4. “No volveré apostar más nunca” El jugador rehabilitado confiesa que cuando era jugador compulsivo te decía lo que querías escuchar, aunque sea mentira. Por lo general, cuando escuchas a un adicto jurar que nunca volverá a jugar, es porque ha tenido un problema o alguna consecuencia grave.

Cómo convertirte en un ludópata rehabilitado

Todo ludópata necesita ayuda profesional para poder rehabilitarse. Dependiendo del nivel de adicción, puede que necesite un tratamiento más extenso. Sin embargo, hay cosas que puede empezar hacer para que el juego no sea una parte tan importante de su vida. Estos son algunos pasos que pueden ayudarte a comenzar:

Paso 1: Admitir que el juego es un problema

Para convertirte en un ludópata rehabilitado primero tienes que reconocer que el juego es un problema en tu vida. No podrás superarlo sin estar claro de ello. Esto significa reconocer que tus acciones y comportamientos con el juego están generando un impacto negativo en tu vida, ya sea de manera personal, o financiera.

Paso 2: Cree en ti mismo

Para poder convertirte en un ludópata rehabilitado tienes que creer en ti mismo y tener fe. Si sientes que tu adicción al juego es demasiado grande para manejarla, es importante recordar que otros han logrado dejarla, y que tú también puedes hacerlo. Seguro no será fácil, pero será posible.

Paso 3: Cuestiona y analiza tu juego

Un ludópata rehabilitado identifica qué lo hace apostar. ¿Cuál es el sentimiento que te gusta al apostar? ¿Lo usas como un escape de problemas? Si no estás seguro, en cualquier tratamiento para la ludopatía que decidas hacer te ayudarán a entender y responder estas preguntas.

Paso 4: Aprende a lidiar con los problemas

Descubre y encuentra otras formas de lidiar con los factores desencadenantes del juego.

Si descubre que la ansiedad te da ganas de jugar, entonces trata de encontrar otras formas de lidiar con ella, por ejemplo, a través del ejercicio, la meditación o cualquier otra actividad saludable.

Paso 5: Empieza un tratamiento

Evalúa los tratamientos disponibles y empieza un tratamiento cuanto antes. Busca un tratamiento completo y personalizado que sea capaz de ayudarte de manera rápida. Existen diferentes tipos de tratamientos y centros que ofrecen ayudan, pero si quieres convertirte en un ludópata recuperado tendrás que encontrar un tratamiento que aborde el aspecto biológico y psicológico de la adicción.

Paso 6: Busca un grupo de soporte

Tienes que ser sincero con tu familia y amigos. Confía en ellos para que te apoyen en el cambio. Ellos te acompañarán y te apoyarán porque te quieren y quieren lo mejor para ti. Te brindarán el apoyo que necesitas cuando más te haga falta. Cultiva tus amistades siempre.

 

 

La vida de un ludópata rehabilitado

Un ludópata rehabilitado aprende a vivir sin apostar. Lleva una vida saludable, lejos de las casas de apuestas y de los casinos. Cuenta con un círculo de soporte que le ayuda a mantenerse lejos de las apuestas, pero también le ayuda a controlar su dinero. Un ludópata rehabilitado se autoexcluye. No accede a webs de apuestas, no visita casinos y no juega partidas de poker. Los impulsos que hacen que uno juegue a veces son muy difíciles de controlar. Por lo tanto, un ludópata tiene que haber realizado un tratamiento completo como el que ofrece Newline Center, donde se trabaja ese aspecto de la adicción que te da ganas de jugar y que en mayoría de los casos es incontrolable.

El tratamiento para la ludopatía de Newline Center trabaja, de forma totalmente ambulatoria y sin efectos secundarios, la parte biológica de la adicción, complementada con el aspecto psicológico. Porque la única manera de erradicar por completo una adicción y evitar las recaídas es trabajando sobre circuitos de recompensa que te dan el deseo de apostar con la estimulación magnética transcraneal.

Después de haber realizado un tratamiento para la ludopatía sea cual sea, un ludópata rehabilitado evita a toda costa las tentaciones porque tan solo una apuesta o una partida puede convertirse en una vuelta a la perdición. Pero si ha realizado el tratamiento de estimulación magnética, acompañado de la terapia motivacional en Newline, ese deseo incontrolable ya no existe y será mucho más fácil ser un ludópata rehabilitado.

Si tienes una adicción al juego y quieres un tratamiento de ludopatía rápido, seguro y efectivo, contáctanos. Nuestros especialistas son los mejores en el país y estarán encantados de hacerte una evaluación sin compromiso.

 

Contáctanos hoy e infórmate sobre nuestro tratamiento


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.