NewLife

¿Existen medicamentos para dejar la coca?

La adicción a la cocaína es un problema creciente de salud pública en muchas sociedades. Durante mucho tiempo, se menospreciaron los efectos que la cocaína tiene en el organismo y se instauró la falsa creencia de que su uso puede ser controlado. Sin embargo, la cocaína es una droga con un alto potencial adictivo que puede complicar la vida de muchas familias. Por eso, cada vez son más las personas que buscan una solución a su adicción. Pero ¿existen medicamentos para dejar la coca?

¿Existen medicamentos para dejar la coca?

No existe una sustancia o tratamiento farmacológico que logre que una persona deje de consumir coca. No hay una receta mágica, ni una pastilla que de la noche a la mañana obligue a quien la toma a dejar la cocaína. 

El tratamiento que existe es sintomático; es decir, trata los síntomas que provoca el consumo. El equipo médico que controla la adicción de un paciente puede pautar un tratamiento que ayude en tres frentes distintos: el deseo de consumir, calmar efectos secundarios del consumo y la depresión u otros trastornos mentales. Es decir, los medicamentos para dejar la coca en realidad son medicamentos para tratar los síntomas, el craving y los diferentes problemas psicológicos que puedan surgir. 

  • Hay medicaciones que se administran con el fin de evitar el craving, es decir, el deseo de consumir. 
  • Existen también, medicaciones para calmar la ansiedad y el insomnio asociados al consumo de cocaína
  • Y, por último, medicaciones antidepresivas para tratar los síntomas de culpa y depresión que suelen estar relacionados con la adicción.

Como en el caso del alcoholismo, que cuenta con ayuda farmacológica y psicológica para dejar de beber, el tratamiento para la cocaína podría tener los mismos aliados. ¿Funcionarían los medicamentos para dejar el alcohol con la cocaína?

 

CTA - Texto - Quieres dejar la coca? Te ayudamos a conseguirlo

 

Medicamentos para el alcoholismo: ¿funcionan para la cocaína?

Para tratar la adicción a la cocaína, se pueden utilizar medicamentos que ayudan a no beber como el disulfiram. Sin embargo, las pruebas o ensayos médicos que estudian la posible utilidad del disulfiram para tratar la dependencia de la coca son pocos hasta el momento. 

Algunos estudios sí parecen relacionar el uso de este medicamento con menos número de abandonos del tratamiento psicosocial que siempre debe llevar aparejado un tratamiento para dejar la cocaína. 

Cómo actúa en el caso del alcohol

El disulfiram está indicado para tratar el alcoholismo crónico, por lo tanto es un medicamento para dejar de beber. Causa efectos desagradables cuando se bebe alcohol, lo que favorece que la persona deje de hacerlo. Estos efectos incluyen dolores de cabeza, náuseas y vómitos, debilidad, visión borrosa, confusión, asfixia y dificultad para respirar, entre otros. 

Estos efectos se notan apenas 10 minutos después de haber ingerido alcohol y pueden permanecer hasta una hora. Es importante destacar que este medicamento no es una cura para el alcoholismo, pero sí disminuye la necesidad de beber. 

Otro fármaco que entra dentro del grupo de medicamentos para dejar la coca, pero que fue creado para tratar el alcoholismo, es el nalmefeno. Quizás sea más conocido como Selincro, que es su nombre comercial. Este fármaco fue aprobado por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) en el año 2013 para tratar la adicción al alcohol. 

Unos años después, una investigación de la Universidad de Heidelberg, en Alemania, demostró que también reducía el deseo de consumir cocaína en personas adictas a esta sustancia. Un tiempo después, otro estudio publicado en la British Journal of Pharmacology demostró que el Selincro reduce el deseo de consumir alcohol en personas que se encuentran bajo los efectos de la cocaína. 

Este hallazgo es significativo, pues las personas que sufren alcoholismo tienen un riesgo mayor de desarrollar otra adicción. De hecho, muchos adictos mezclan alcohol y cocaína para reducir o potenciar los efectos de una u otro. Se calcula que entre el 50 y el 90% de los adictos a la cocaína lo son también del alcohol. Además, varios estudios apuntan que el consumo de ambas sustancias se relaciona con el aumento de urgencias neurológicas y cardíacas.


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.