NewLife

Método Gallimberti Bonci (cocaína)

El Método Gallimberti Bonci, para el tratamiento de la adicción a la cocaína se origina en descubrimientos científicos del profesor Bonci en los Estados Unidos, publicados en 2013.

Estos estudios han demostrado la posibilidad de interrumpir el deseo compulsivo de la cocaína en ratas dependientes de la sustancia, a través de la reactivación de áreas del cerebro dañadas por el uso continuo de la cocaína.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

El Método Gallimberti Bonci y su relación con la cocaína

Hoy en día 22 millones de personas consumen cocaína en todo mundo, de los cuales 5 millones están en Europa y una de las razones por la cual el consumo de cocaína se ha extendido tan rápidamente es porque produce un mucho placer.

El Dr. Gallimberti, en su Ted Talk en Padova hace una metáfora bastante acertada sobre cómo la cocaína se asemeja al primer amor que todos deseamos y siempre queremos recordar.

La cocaína daña el funcionamiento de una parte muy importante del cerebro, la corteza prefrontal. Al alterar o disminuir esta parte tan importante del cerebro, nuestra conciencia y nuestra habilidad de tomar decisiones y controlar nuestros impulsos se reduce considerablemente, haciendo que la adicción a la cocaína sea considerada una enfermedad cerebral o mental.

Hasta ahora la sociedad ha tratado esta enfermedad con tres tratamientos que no han mostrado ser completamente efectivos:

  1. Pastillas para quitar la ansiedad y el deseo de consumir.
  2. Psicoterapia que trata de buscar una razón oculta en cada persona para el uso de la cocaína.
  3. Centros de rehabilitación, que además de alejar al usuario de cualquier tipo de tentación para el consumo de la cocaína, trata de establecer parámetros para como llevar una vida sana.

En 2013, Antonello Bonci, un neurocientífico y Director CientÍfico de el National Institute of Drug Abuse en los Estados Unidos llevó a cabo una serie de experimentos con ratas adictas a la cocaína. A las cuales se le aplicó un procedimiento quirúrgico muy invasivo de estimulaciÓn del cerebro llamado optogenética, que hizo que instantáneamente perdieran el interés por la cocaína.

Este tratamiento revolucionario inspiró al doctor Gallimberti a buscar maneras de reproducir el mismo resultado en humanos con un tratamiento menos invasivo, llegando así a estimular la corteza cerebral a través de ondas magnéticas en lugar de ondas luminosas.

Y así mismo, con un dispositivo médico llamado estimulación magnética transcraneal repetitiva (EMTr), el paciente, sentado en una silla muy parecida a la de un dentista, es estimulado por una sonda colocada cerca de el cráneo durante 12 minutos logrando así, sin sentir ningún dolor, restaurar la funcionalidad original del cerebro antes de su adicción a la cocaína.

El Doctor Gallimberti en su Ted Talk hace referencia a su primer paciente, Beatrice, una mujer de 38 años que había estado consumiendo cocaína sin parar desde los 14 años y que después de esos 12 minutos de tratamiento abrió los ojos y dijo: “Algo extraordinario me ha pasado, ya no siento el deseo de consumir cocaína.”

Desde entonces han conseguido resultados como los de Beatrice con más de 500 pacientes. A partir de ese momento el Método Gallimberti Bonci ha sido reconocido mundialmente y ha empezado utilizarse para tratar la adicción a la cocaína en el mundo entero.

Desde hace dos meses hemos empezado los tratamientos del Método Gallimberti Bonci en Newline en Barcelona y “de momento se están cumpliendo las expectativas, que eran muy altas» comenta Antoni Gual, director científico del centro Newline y jefe de la unidad de conductas adictivas del Servicio de Psiquiatría del Hospital Clínic de Barcelona.

En Newline nos sentimos muy satisfechos con los resultados obtenidos hasta ahora, especialmente viendo cómo los pacientes están sorprendidos por el impacto y por la rapidez de los resultados. Muchos comentan que el segundo o tercer día ya se sienten más equilibrados.

CTA Ebook - Estimulación Magnética Transcraneal

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.