NewLife

Muerte por Antabus: ¿es posible?

El alcoholismo es una enfermedad, física y mental, que necesita de tratamiento urgente en cuanto se vislumbra el problema. Existen diversas opciones para lograr dejar de beber. Entre las opciones farmacológicas se encuentra el Antabus, una de las más populares. El Antabus es conocido por los efectos adversos que provoca en el organismo entre los que se encuentran náuseas, vómitos y falta de aire. A muchas personas con alcoholismo que contemplan iniciar este tratamiento, les inquieta si pueden sufrir muerte por Antabus.

¿Qué es el alcoholismo?

La OMS define el alcoholismo como una patología crónica, con consecuencias físicas y mentales, en la cual el alcohólico bebe de forma abusiva y/o recurrente, sufriendo por tanto episodios de intoxicación frecuentes.

Además, el alcoholismo genera una fuerte dependencia en el adicto, que le hará sentir que sufre una pérdida de control constante sobre cuánto y cuándo consume y siente un deseo desmedido de hacerlo al que se conoce como “craving”.

La mayoría de las personas que sufren alcoholismo no son conscientes de ello, no ven el problema o le restan importancia. Esto suele darse también en el entorno personal del adicto, que suele justificar sus conductas y perpetuar, por tanto, la enfermedad.

El primer paso imprescindible para superar el alcoholismo, es identificarlo y reconocerlo.

De este modo podrá se podrá buscar ayuda profesional y tratar el problema de forma temprana, evitando así consecuencias irreversibles a largo plazo. Entre las consecuencias del alcoholismo se encuentran: múltiples tipos de cáncer, problemas cardíacos como infartos o arritmias, cirrosis, accidentes cerebrovasculares y muerte. Además de las secuelas físicas, el alcoholismo provoca también múltiples consecuencias psicológicas como depresión, ansiedad, psicosis y trastornos de personalidad.

Para tratar el alcoholismo existen diversas opciones, como la psicoterapia, la medicación o la Estimulación Magnética Trascraneal.

Antabus: ¿Qué es?

La FDA valida tres medicamentos para tratar el alcoholismo: la naltrexona, el acamprosato y el disulfiram, más conocido como Antabus.

No se ha encontrado aún una cura farmacológica definitiva para el erradicar el alcoholismo, sin embargo, estos medicamentos son muy efectivos para llegar a lograr la abstemia.

El Antabus se ha convertido en el más popular y son cada vez más las personas que sufren alcoholismo y buscan información acerca de este medicamento.

El Antabus es el nombre comercial con el que se conoce a este medicamento para tratar el alcoholismo que contiene disulfiram. El disulfiram es una sustancia que provoca reacciones graves al mezclarse con alcohol.

Este tratamiento es famoso por provocar el conocido como “efecto Antabus”. Este efecto desencadena una serie de reacciones adversas en el organismo que pueden llegar a poner en peligro la vida del paciente, por ello, son muchos los que dudan de si se puede llegar a dar la muerte por Antabus.

La muerte por Antabus no es el único riesgo de este tratamiento

Es muy importante que el médico que recete este tratamiento para el alcoholismo, informe detalladamente al paciente sobre los efectos y peligros que puede suponer mezclar Antabus con alcohol.

Cuando el Antabus y el alcohol se consumen a la vez, el cuerpo comenzará a manifestar síntomas y reacciones perjudiciales tales como náuseas, vómitos, ansiedad, falta de aire, taquicardia, hipotensión, dolor torácico, dolor de cabeza o visión borrosa en casos leves.

Sin embargo, en casos más graves el paciente puede presentar convulsiones, fiebre, arritmias, síncope, insuficiencia cardíaca e, incluso, darse la muerte por Antabus.

Estos síntomas pueden variar de una persona a otra en cuanto a duración, intensidad, gravedad y sintomatología. El Antabus es un tratamiento efectivo para el alcoholismo, pero también puede ser peligroso si no se toma correctamente. Una sobredosis de Antabus puede ser fatal, sobre todo si se mezcla con alcohol, pudiendo llegar a causar la muerte por Antabus.

Muerte por Antabus: ¿es posible?

La muerte por Antabus es un fenómeno poco común, pero que puede ocurrir y se han dado casos.

El efecto Antabus, dependiendo del caso, puede provocar reacciones graves al mezclarse el medicamento con alcohol. Según la persona, su estado de salud previo y diversos condicionantes, puede sufrir síntomas graves del efecto Antabus, algunos de ellos incluyen arritmias o insuficiencia cardíaca, es poco probable que ocurra, pero estos síntomas pueden acabar dando como resultado la muerte por Antabus.

En general, la muerte por Antabus no es un fenómeno por el que haya que preocuparse si se tiene un buen estado de salud y no existen antecedentes de problemas cardiovasculares, pero de lo contrario, hay que tener precaución extrema al estar tomando este medicamento.

También podría darse la muerte por Antabus en el caso de sobredosis. Si se toma una dosis demasiado alta de este medicamento, los síntomas pueden llegar a provocar la muerte por Antabus.

En cualquier caso, si se comienzan a experimentar síntomas graves asociados a una sobredosis o a la mezcla del medicamento con alcohol, para prevenir y evitar la muerte por Antabus es importante buscar atención médica inmediatamente.

Tratamientos alternativos al Antabus

Existen otras opciones farmacológicas aparte del Antabus que ayudan a lograr la abstemia y están aprobadas por la FDA como tratamientos para el alcoholismo. Estos medicamentos son la naltrexona y el acamprosato, sin embargo, al igual que el Antabus, tienen múltiples efectos secundarios perjudiciales para la salud y tampoco son una cura definitiva, ni garantizan el mantenimiento de la sobriedad a largo plazo.

Existen otras alternativas no farmacológicas que no provocan efectos secundarios.

Psicoterapia y grupos de apoyo

El alcoholismo es una enfermedad que afecta enormemente la salud mental, agravando los problemas ya existentes y creando otros que antes no estaban como depresión, ansiedad o trastornos de personalidad, lo cual complica más la situación.

Es por ello que, acudir a psicoterapia es imprescindible. Abordar la enfermedad desde un enfoque psicológico es fundamental para la recuperación y el mantenimiento de la abstemia a largo plazo.

La terapia cognitivo-conductual es una de las más efectivas, ayuda al adicto a evitar recaídas o, en el caso de que las haya, a saber afrontarlas y continuar la recuperación. El terapeuta además le aportará herramientas al paciente alcohólico para enfrentar el inicio de la abstemia, lidiar con la ansiedad que produce y manejar las situaciones que le provoquen ganas de consumir.

Por otro lado, los grupos de apoyo, como Alcohólicos Anónimos, son también muy beneficiosos, ya que le ofrecen al alcohólico en recuperación un soporte, una red humana de confianza con personas en su misma situación.

Estimulación Magnética Transcraneal (EMTr)

La Estimulación Magnética Transcraneal (o EMTr), es el último avance descubierto en el tratamiento del alcoholismo.

Gracias a esta avanzada técnica se consiguen obtener resultados desde la primera semana de tratamiento.

Esta innovadora y revolucionaria técnica, funciona aplicando leves estímulos magnéticos en el cráneo del paciente que llegarán casi instantáneamente a su cerebro, para estimular las regiones neuronales alteradas por el alcohol. De este modo se restaura la bioquímica cerebral y se logra devolver el equilibrio y el correcto funcionamiento a neurotransmisores como la dopamina y la serotonina.

La EMTr está aprobada y avalada por la Unión Europea como tratamiento para las adicciones, como el alcoholismo.

Además, la Estimulación Magnética Transcranel es un tratamiento indoloro y seguro, que cuenta con la ventaja de ser también ambulatorio, por tanto, el paciente podrá tratarse sin necesidad de ingreso hospitalario.

A diferencia de medicamentos como el Antabus, la EMTr no es perjudicial ni supone peligro de muerte como en el caso de la muerte por Antabus. También, por el contrario de estos medicamentos, la EMTr no tiene efectos secundarios.

En Newline somos el primer centro en España especializado en EMTr. Somos los pioneros en el uso de esta técnica y desde que comenzamos hemos logrado tratar con éxito a más de 200 pacientes. Esto lo hemos conseguido gracias al excepcional equipo de psiquiatras componen Newline, altamente cualificados y con décadas de experiencia, pero sobretodo, con una vocación y entrega absoluta por la salud de los pacientes.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.