NewLife

Neurosis histérica: síntomas y causas del trastorno neurológico funcional

Aunque ya no suele emplearse la denominación «histeria» en el diagnóstico de ninguna enfermedad o trastorno mental, los trastornos neurológicos funcionales siguen siendo un problema de salud presente en la sociedad moderna. El trastorno llamado todavía por algunas personas neurosis histérica se basa en la presencia de síntomas del sistema nerviosos que no tienen un correlativo o fundamento fisiológico. Para conocer los detalles, en este artículo se abordan las causas y los síntomas de la neurosis histérica.

Una pequeña historia de la histeria

Las primeras referencias a la histeria se encontraron en papiros egipcios, y desde esos casos hasta el de Anna O —la paciente histérica más famosa gracias a su terapeuta, Sigmund Freud— la histeria se ha relacionado con las mujeres y su sexualidad. No en vano, la palabra proviene de la palabra griega para denominar el útero.

 En la antigüedad, Platón y Aristóteles encontraron explicaciones a algunos trastornos femeninos en el hecho de que el útero era un órgano móvil y se desplazaba llegando al pecho para causar sofocos.

 En la actualidad, la alusión a la histeria y a esta connotación errónea de que solo la padecen las mujeres ha desaparecido. Hoy se emplean denominaciones como trastorno de conversión, disociativo o somatoforme que pertenecen al grupo de las neurosis.

 

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

Qué es la neurosis histérica

A pesar de que es un concepto antiguo se utiliza para diagnosticar a aquellas personas que presentan trastornos motores (como la parálisis o convulsiones), sensitivos o sensoriales que no tienen una causa orgánica en el sistema nervioso. 

 Trastorno neurológico funcional es la denominación actual de neurosis histérica. Se puede definir como la enfermedad o trastorno nerviosos caracterizado por cambios físicos frecuentes y alteraciones emocionales que, en ocasiones, pueden ir acompañados de convulsiones, parálisis o sofocos.

 Encuadrado en el grupo de las neurosis, la neurosis histérica, se manifiesta a través de síntomas que no tienen causa aparente. En ocasiones, el paciente puede desarrollar otras personalidades. 

Para diagnosticar este trastorno los síntomas que describe el paciente deben cumplir dos características:

  1. Por un lado, la presencia de estos síntomas o déficits aparentemente del sistema nervioso no tienen un correlato. Cualquier prueba de diagnóstico nervioso o un TAC evidencia que los resultados están dentro de la normalidad.
  2. Por el otro, los síntomas se manifiestan en situaciones de estrés o de conflicto psíquico.

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

Causas de la neurosis histérica

Se desconoce la causa exacta de la neurosis histérica, aunque algunas investigaciones apuntan a algún trastorno neurológico o, incluso, a una reacción ante el estrés o traumatismo físico o psicológico. 

 Lo que sí está claro es que los trastornos neurológicos funcionales o la neurosis histérica se relaciona con la forma en que funciona el cerebro y no con un daño a la estructura del mismo (como por ejemplo una infección, un accidente cerebrovascular o una lesión).

 

Síntomas de los trastornos neurológicos funcionales

La neurosis histérica puede provocar múltiples síntomas. Estos pueden afectar al funcionamiento y movimiento del cuerpo, pero también al de los sentidos.

 Signos y síntomas que afectan al funcionamiento y movimiento corporal:

  • Problemas para respirar
  • Debilidad o parálisis
  • Dificultad para tragar o sensación de tener algo en la garganta
  • Dolor muscular, movimientos anormales como temblores
  • Ataques de pánico 
  • Problemas digestivos como la diarrea
  • Pérdida del equilibrio, mareos y vómitos
  • Episodios de falta de reacción

Signos y síntomas que afectan a los sentidos: 

  • Problemas de visión, como la visión doble o la ceguera
  • Entumecimiento o pérdida de sensibilidad en la piel.
  • Problemas en el habla, como balbucear o la incapacidad para articular palabras.
  • Problemas en la audición o sordera.

 Estos síntomas los puede manifestar un paciente de neurosis histérica de forma repentina, justo después de un episodio que le ha causado un gran estrés, o si ha sufrido un traumatismo físico o un trauma emocional.

 

Factores de riesgo de la neurosis histérica

Existen algunos motivos por los que aumentaría el riesgo de padecer neurosis histérica:

  • Padecer una enfermedad o trastorno neurológico, como la epilepsia o migrañas.
  • Tener un trastorno mental, como el trastorno de estado de ánimo o ansiedad, trastorno de personalidad, etc.
  • Tener un familiar con neurosis histérica.
  • Haber sufrido un traumatismo físico, un trauma emocional o un episodio de estrés significativo recientemente.

 En cualquier caso, lo mejor es consultar con un especialista con el que poder llevar a cabo una terapia psicoanalítica. De no ser tratados, estos trastornos pueden provocar una incapacidad severa que desencadenaría en una mala calidad de vida para el paciente.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.