NewLife

Neurosis y psicosis: las diferencias entre trastornos

Dentro de la psiquiatría, neurosis y psicosis resultan trastornos íntimamente relacionados por lo que tienden a confundirse. No obstante, se trata de dos problemas muy diferentes, con síntomas diversos y que requieren de tratamientos también distintos.

Neurosis y psicosis: definición y síntomas

Neurosis y psicosis se definen como dos trastornos diferentes:

  • La psicosis: se concibe como una enfermedad mental en la que la persona pierde el contacto con la realidad.
  • La neurosis: el paciente con neurosis no pierde el contacto con la realidad, sino que presenta un desequilibrio en el que busca formas de afrontar una realidad que vive como angustiosa.

Psicosis: pérdida de contacto con la realidad

La psicosis engloba un grupo de enfermedades mentales caracterizadas por una pérdida de contacto con la realidad. En otras palabras, el individuo convive con una distorsión extrema en su pensamiento, emociones y en su capacidad de comunicarse o relacionarse con los demás.

Principales síntomas de la psicosis:

  • Presencia de pensamientos confusos. Para quienes conviven con la persona afectada, cuesta seguir el hilo de su conversación y puede resultar difícil entenderle.
  • Aparición de creencias falsas o delirios. El paciente con psicosis acepta con total convicción la realidad de estas falsas creencias, aunque las evidencias objetivas las desmientan. Por ejemplo, puede pensar que tiene poderes especiales o que hay un complot en su contra.
  • Existencia de alucinaciones en las que se ven, oyen, huelen o sienten cosas que no están presentes en la realidad.
  • Aparición de cambios afectivos. A quien sufre esquizofrenia puede costarle el expresar y experimentar emociones. Demuestra por tanto indiferencia emocional, que es leída por su entorno como que nada le importa.
  • Desarrollo de alteraciones en la conducta. Es común que una persona con esquizofrenia descuide su higiene, aspecto o se aísle de los demás. También se pierde la motivación por realizar actividades con las que antes disfrutaba y puede presentar comportamientos extravagantes relacionados con el contenido de sus delirios.

La forma en que la psicosis se manifiesta varía de una persona a otra, aunque la más conocida es la esquizofrenia.

 

Solicita una consulta profesional gratuita

 

 La neurosis: ansiedad e inestabilidad

La neurosis incluye un grupo de trastornos psicológicos que se caracterizan por presentar un alto grado de ansiedad. Suponen también parte de los síntomas de la neurosis la inestabilidad emocional, una tendencia a la depresión, angustia, la aparición de sentimientos de culpa así como una excesiva rumiación (lo que se conoce como dar vueltas una y otra vez a los mismos pensamientos).

Las personas que sufren de neurosis son muy sensibles a los cambios en su entorno y soportan elevados niveles de estrés. Así, dentro de los trastornos neuróticos se incluyen las fobias, el trastorno obsesivo compulsivo, los ataques de pánico y los trastornos por ansiedad generalizada.

En el caso de la neurosis, no existe una alteración orgánica demostrable. No obstante, los pacientes son conscientes de tener un problema y sufren por ello en extremo.

Neurosis y psicosis: terapia apropiada

Como enfermedades que son, la neurosis y la psicosis pueden ser aliviadas a través del tratamiento y de la ayuda profesional. En cualquier caso, este tratamiento deberá ser multidisciplinar y abordar ambos trastornos desde un punto de vista farmacológico, psicológico y rehabilitador.

Por lo tanto, los psicofármacos y la psicoterapia formarán parte de este tratamiento y de un proceso en el que la persona con neurosis o psicosis podrá ver cómo mejora y recupera su bienestar.

En caso de que se presenten como síntomas de la adicción a la cocaína, el tratamiento deberá incluir además una terapia específica para eliminar la dependencia a esta sustancia.

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.