NewLife

Parejas drogadictas: consecuencias y tratamiento

Las personas que desarrollan cualquier tipo de adicción se sienten terriblemente mal cuando no tienen aquello que origina su adicción. Este problema puede convertirse en uno muy grave cuando se trata de parejas drogadictas. Y lo es tanto en los momentos de consumo como en los de abstinencia.

Cualquier adicción puede cambiar la vida del afectado y de las personas que lo rodean; si la adicción se sufre en pareja, la situación se complica doblemente.

Adicciones en pareja: qué son

Cuando se habla de parejas drogadictas se puede hacer alusión a distintos tipos de situaciones; a grandes rasgos:

  • Ambos miembros de la pareja tienen la misma adicción.
  • Ambos miembros tienen la misma adicción pero en distinto grado.
  • Los miembros de la pareja tienen adicciones diferentes.

Es decir, las personas que forman una pareja pueden presentar la misma o diferentes adicciones, en el mismo grado o muy dispares y estar relacionada con factores individuales (genéticos, biológicos y psicológicos) o bien con factores sociales o familiares, incluyendo a los propios hijos. Hay estudios que demuestran que se producen cambios neuroquímicos en las personas que tienen desórdenes adictivos y que existe una predisposición biogenética a desarrollar una adicción. 

 

Consecuencias de las adicciones en pareja

Además el grado de adicción, también es un factor determinante la sustancia a la que son adictos los dos o uno de los miembros de la pareja. No tendrán el mismo comportamiento las personas adictas a la marihuana, por ejemplo, que los cocainómanos o los adictos a la heroína. Sin embargo, tanto si el consumo se da en ambos miembros de la pareja como si es solo en uno, aparecerán graves conflictos entre ellos 

Si los dos son adictos uno retroalimentará el consumo del otro. En ocasiones, uno es adicto y el otro consume para intentar comprenderle y ayudarle. Sin embargo, esto no hace que el adicto deje de consumir, sino que desemboca en una mayor conflictividad, desconfianza y tensiones en la pareja. 

Si solo un miembro de la pareja es adicto, se irá separando de su círculo social y después de su círculo más íntimo —incluyendo familia y pareja—. Empezarán los problemas de comunicación, tendrá conflictos laborales y aquellas cosas que antes le animaban, la adicción hará que le causen indiferencia. Con el tiempo, las discusiones serán constantes, aparecerán los engaños, las peleas e, incluso, la violencia verbal y física. La confianza se perderá en ambos y los problemas empezarán a ser también de índole económico; lo que no hará más que afianzar el desacuerdo. 

 

Vivir en pareja cuando una o las dos personas son adictas implica muchos retos y situaciones difíciles de resolver. Es muy probable que puedan aparecer trastornos psicológicos, estados de ánimo pesimistas e irritabilidad, actitudes defensivas, pérdida de la autoestima, un intenso sentimiento de culpa y, en los casos más graves, alucinaciones —visuales o auditivas—. Para los adictos, conseguir la sustancia objeto de la adicción se convierte en una prioridad. Esto provoca una actitud egoísta y egocéntrica que entra en conflicto con la vida familiar, con el correspondiente desgaste que supone.  

Tratamiento para parejas drogadictas

Si la pareja es adicta, deberán someterse ambos a un tratamiento de desintoxicación y no podrán reunirse mientras uno de ellos siga consumiendo. Existen tratamientos psicológicos, farmacológicos y otras terapias novedosas; sin embargo, el éxito de cualquiera de ellos radica en la voluntad del paciente de someterse a un tratamiento. 

Por supuesto, el apoyo de la familia es muy importante. Si ambos miembros de la pareja drogadicta se someten a tratamiento, les ayudará mucho ser conscientes de que su pareja, familia y amigos los quieren y desean su pronta recuperación. También es importante que sean conscientes de todos los problemas que el consumo les ha ocasionado. Esto debe afianzar su determinación de controlar la adicción.

Deja un comentario

2 comentarios

Melisa

5 febrero, 2020 3:10 pm

Hola tuve una pareja que es adicta a la marihuana , antes de conocerla yo fumaba cada tanto , estuvimos 1 año y pocos meses.
Desde que empece a salir con el empece a consumir con mas frecuencia hasta llegar a hacerlo todos los días .
Me di cuenta y me costo muchisimo salir , así como me fui y volví .
Esta ves cortamos para no volver mas pero siento que corte una relación que amaba y
Estoy luchando contra un vicio , todo al mismo tiempo .

Carla

25 marzo, 2023 12:27 am

Yo termine una relación de 10 años, en donde tuve 3 abortos porque el no dejaba de drogarse y rompia el condo a escondidas… y yo tenia tanto miedo de que el bebe saliera mal que mejor aborte… y fue muy traumante.. no podia volver a mi casa porque no me aceptaban… me sentia tan sola y en una carcel residencial…Si lo amaba. pero le tenia en días mucho coraje porque era tanto su vicio que sus prioridades y estilo de vida me dejaban sola y me dejo de tratar bien.. me lastimo incluso fisicamente… tengo fotos donde tengo como 30 moretones en solo mis brazos… cuando me fui de esa casa, llore semanas enteras… porque era el hombre de mi vida… pero tenia que seguir adelante y el en un arranque de desesperación a los 3 meses de nuestra separación de 10 años embarazó a otra mujer… eso me duele mucho porque me escribió diciendo que me ama y que ya va a tener un hijo… yo solo le rogaba que dejara de drogarse, no le pedia lujos y tuvieramos una familia sana… tengo años llorando…. Todo ésto me paso porque no lo deje a tiempo, porque estaba sola y a nadie le dije lo de sus vicios porque me daba mucha pena y hasta se normalizó por verlo asi diario… yo me hice hermitaña y muy triste… y lo calle todo, mi familia seguro me hubieran dicho que ya no estuviera con el… pero me quede callada y sola. grave error… Si lees ésto y estas pasando por algo asi… vete, no cargues con ese gran error de el, no te drogues tu auque quieras que te ame … mejor vete a un lugar sano y busca a Dios y a quien si sea saludable, no desperdicies tu vida. somos seres de hábitos!