NewLife

Perfil del alcohólico: ¿existe un patrón?

El alcoholismo es un problema de salud pública ineludible. El alcohol es una droga legal, socialmente aceptada y normalizada, responsable del 40% de los ingresos en urgencias hospitalarias relacionados con el consumo de drogas. En 2019 se alcanzaron las 27.000 personas que necesitaron ayuda por parte de la red de atención a drogodependencia según un estudio publicado por el Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. Es importante para prevenir el problema de alcoholismo o abordarlo una vez desarrollado, conocer e identificar el perfil del alcohólico y las señales que indican que existe una adicción.

El alcohol es la droga psicoactiva más consumida en España, y, lejos de ser una sustancia inofensiva, es causante de tres millones de muertes anuales en el mundo según la OMS. Es importante buscar ayuda urgente una vez se identifica y reconoce el problema, y buscar cómo dejar el alcohol de forma definitiva para evitar riesgos y problemas de salud más adelante.

¿Qué es el alcoholismo?

El alcoholismo es una enfermedad, una patología crónica que afecta a miles de personas en todo el mundo. El alcoholismo se caracteriza por un consumo abusivo o recurrente de alcohol, con graves episodios de intoxicación y una pérdida del control y poder de decisión sobre la bebida.

El alcohol está presente en celebraciones, fiestas, reuniones, comidas o, a veces, como parte del día a día. El 13% de la población española a partir de los 15 años reconoce beber diariamente, lo que supone un alto riesgo de desarrollar alcoholismo.

Esta sustancia afecta y altera profundamente el sistema nervioso central, pudiendo producir cuadros de ansiedad, depresión, cambios conductuales, o incluso causar daños irreparables en el organismo. Además, el alcoholismo puede llegar a provocar diversos tipos de cáncer, accidentes cerebrovasculares, cardiovasculares, hipertensión, afecciones en el hígado e innumerables enfermedades.

El alcoholismo es en muchas ocasiones una enfermedad silenciosa difícil de identificar tanto en uno mismo como en el entorno. Sin embargo, existen señales que pueden indicar que hay una dependencia, así como un perfil del alcohólico que a veces se repite y nos puede ayudar a prever el problema.

Olvídate de las ganas de consumir con la Estimulación Magnética Transcraneal. ¡Infórmate aquí!

Perfil del alcohólico: cuáles son las señales

Aunque cada caso sea diferente y no exista un solo perfil del alcohólico, ya que cada persona y sus circunstancias son únicas, sí que se pueden observar ciertos indicativos conductuales de que hay un problema de alcoholismo. El perfil del alcohólico también va de la mano de su contexto sociocultural, antecedentes e historial familiar o educación entre otros, que condicionan la personalidad y la raíz del alcoholismo.

Algunas señales que pueden manifestarse en el perfil del alcohólico son:

  • Irritabilidad
  • Beber a solas
  • Aumento de la tolerancia al alcohol
  • Deterioro de las relaciones sociales
  • Guardar alcohol a escondidas
  • Síndrome de abstinencia cuando no se consume
  • Negación de un problema
  • Deterioro físico, psicológico y emocional
  • Cambios en los hábitos diarios
  • Pérdida de interés en actividades que antes se disfrutaban

Observando si están presentes estas señales, se puede identificar a tiempo el problema y encontrar el tratamiento adecuado antes de que el alcohol provoque daños irreversibles.

Perfil del alcohólico: características de la personalidad

No todas las personas alcohólicas son iguales, ni sus motivos para beber son los mismos, por tanto, no es posible generalizar ni encontrar un único perfil psicológico del perfil del alcohólico. Sin embargo, diversos estudios sobre el alcoholismo, las conductas que provoca y los patrones personales de las personas que acaban desarrollando una adicción al alcohol, concluyen que en muchos de los casos de alcoholismo existe cierta inmadurez emocional, ya que suelen ser personas que han aprendido a apoyarse en el alcohol para evadir sus problemas y a refugiarse en él, evitando así afrontarlos, por lo tanto, esto les impide avanzar emocionalmente.

Rasgos psicológicos del posible alcohólico

También se han observado en numerosos casos antecedentes de rechazo afectivo en la infancia o adolescencia, negligencia parental o sobreprotección, y en ocasiones, jóvenes que han tenido que asumir responsabilidades prematuras que no les correspondían.

El perfil del alcohólico, aunque no pueda ser descrito de forma general, usualmente va acompañado de una personalidad con cierta inestabilidad emocional, inseguridad, baja autoestima y posibles cuadros de ansiedad o depresión.

Por otro lado, se han podido apreciar en los estudios psicológicos del perfil del alcohólico, que pueden sentir rechazo hacia la autoridad, ser dependientes emocionalmente y poseer un nivel bajo de tolerancia a la frustración. Todas estas características del perfil del alcohólico no son atribuibles a todos los casos, pero pueden servir de guía para anticipar y vislumbrar el problema de alcoholismo.

Rasgos del alcohólico una vez desarrollada la adicción

Una vez desarrollada la adicción y dependencia del alcohol, existe otro perfil del alcohólico, que hace referencia a la personalidad que en muchos casos se desarrolla debido a los estragos del alcohol y los cambios de comportamiento que este produce. El perfil del alcohólico una vez ha perdido el control sobre la bebida, puede implicar conductas temerarias como conducir bajo los efectos del alcohol, actitudes agresivas o violentas, culpabilidad, desequilibrio emocional, angustia, delirios, celos u hostilidad, entre otros.

Tratamientos para el alcoholismo

Una vez estudiado el perfil del alcohólico es más fácil llegar a identificar y reconocer a tiempo el problema. Esto resultará de gran ayuda, ya que permitirá buscar el tratamiento adecuado a tiempo. Existen tratamientos muy eficaces para conseguir dejar el alcohol de forma definitiva.

Psicoterapia

La terapia cognitivo-conductual es, en cualquier caso, recomendable y necesaria en el tratamiento del alcoholismo, tanto en el inicio de la abstinencia como después de haberla logrado. Puede realizarse de forma independiente o combinada con otros tratamientos para ser más eficaz.

El terapeuta ayudará al paciente alcohólico entregándole herramientas para que él mismo pueda superar la enfermedad, las cuales le harán ganar seguridad en sí mismo, trabajar el autoconocimiento e identificar la raíz del problema. Además, la psicoterapia le ayudará a lidiar con las situaciones, personas o circunstancias que le provoquen ganas de volver a consumir alcohol, de este modo se podrán evitar futuras recaídas. Los grupos de apoyo, como Alcohólico Anónimos, son también muy eficientes y han resultado ser muy positivos en el proceso de rehabilitación.

Medicación

No existe una cura farmacológica aún para el alcoholismo, pero sí hay medicamentos aprobados pos la FDA que han demostrado ser muy eficaces para conseguir lograr la abstemia, como la naltrexona, el acamprosato y el disulfiram.

Por desgracia, muchos pacientes no aceptan la medicación como una opción o la rechazan al cabo del tiempo, debido a los innumerables efectos secundarios que esta provoca.

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal o EMTr es una técnica muy eficiente en el tratamiento del alcoholismo.

Es el último y más innovador avance en este campo y ya está aprobada y avalada por la Unión Europea.

La EMTr consiste en aplicar ligeras pulsiones magnéticas sobre el cráneo del paciente, las cuales llegarán al cerebro y afectarán directamente a las regiones neuronales responsables de la adicción.

El alcohol afecta gravemente el sistema nervioso central, desequilibrando por tanto la química neuronal y alterando su funcionamiento. Esta técnica trabaja directamente sobre este circuito neuronal, reequilibrando neurotransmisores como la dopamina o la serotonina para que vuelvan a funcionar correctamente. Por ello, los resultados se notan desde la primera semana.

La EMTr es una técnica completamente segura, cómoda y no invasiva, recomendable para cualquier tipo de perfil del alcohólico. Además, es un tratamiento ambulatorio, por lo tanto, los pacientes podrán tratar su problema de alcoholismo mientras continúan con sus actividades diarias, sin que este interfiera en su rutina. Es la mejor alternativa a la medicación y es ya el tratamiento que muchos eligen para no tener que tomarla, ya que la EMTr no tiene efectos secundarios, no es nociva para la salud ni necesita un tiempo de recuperación post tratamiento.

En Newline ofrecemos el mejor tratamiento para el alcoholismo con Estimulación Magnética Transcraneal ya que somos pioneros en su uso en España. Hemos tratado con éxito a más de 200 personas y contamos con un equipo de psiquiatras profesionales con décadas de experiencia, cuyo fin principal es la mejoría y recuperación absoluta de los pacientes a largo plazo.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.