NewLife

Primer paso para dejar las drogas: reconocer el problema

El primer paso para dejar las drogas es, en muchos casos, el más difícil. Reconocer que existe un problema de adicción es lo primero para poder iniciar un proceso de desintoxicación.

Acudir a un centro de desintoxicación en Barcelona es el siguiente paso imprescindible para poder realizar un tratamiento que facilite superar la adicción.

 

Primer paso para dejar las drogas: señales que indican una adicción

La adicción a las drogas no es solo un problema grave que afecta a millones de personas en el mundo, sino que, además, se trata de una enfermedad muy compleja que necesita ser tratada.

Superar la adicción a las drogas requiere iniciar un proceso de desintoxicación que, en la mayoría de los casos, es duro y supone un gran esfuerzo y sufrimiento.

Al abandonar el consumo de drogas e iniciar un proceso de desintoxicación se sufrirá el conocido como “síndrome de abstinencia”. Este provocará un conjunto de síntomas muy desagradables en el adicto, tanto físicos como psicológicos, y dará lugar a un intenso sentimiento de craving (deseo incontrolable de consumo).

Por ello, el primer paso para dejar las drogas es reconocer el problema y estar decidido a enfrentarlo y superarlo.

Si el adicto no reconoce que sufre una dependencia de las drogas y cree tenerlo controlado, o no desea dejar de consumir, no se podrá iniciar el proceso de desintoxicación ni buscar ayuda.

Existen algunas señales para poder identificar la adicción, en uno mismo o un ser querido. Algunas de las señales que indican un problema de dependencia a las drogas son:

  • El consumo ha empezado a ser recurrente y a controlar tu vida.
  • Cambios de humor repentinos e irracionales.
  • Experimentar el “mono” o “craving” si no se consume, acompañado de ansiedad y malestar.
  • Aumento de la tolerancia, poco a poco se necesita aumentar las dosis para conseguir los efectos deseados.
  • Cambio de amistades o grupo social.
  • Discusiones con seres queridos.
  • Pérdidas de dinero.
  • Bajo rendimiento laboral.
  • Insomnio y trastornos del sueño.
  • Justificaciones constantes que explican el consumo.
  • Creer que se tiene controlado.

Dar el primer paso para dejar las drogas reconociendo el problema es complicado en la mayoría de casos de adicción, pero es posible con el apoyo adecuado del entorno.

 

 

 

Primer paso para dejar las drogas: el síndrome de abstinencia

Reconocer el problema es fundamental para iniciar el camino hacia la recuperación y a veces es el paso más complicado. La mayoría de personas que sufren una adicción creen que no, convenciéndose a ellos mismos y a los demás de tenerlo controlado.

Sin embargo, esta enfermedad a veces tan complicada de identificar, muestra señales muy claras que ayudan a determinar si existe o no una adicción.

Una señal evidente de que se padece una adicción y que, además, es también el primer paso para dejar las drogas, es el síndrome de abstinencia.

La adicción es una enfermedad tanto física como psicológica que genera una gran dependencia hacia las drogas debido a una profunda alteración en la neuroquímica de cerebro.

La droga altera el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales, entre ellos la dopamina. La dopamina es la principal responsable de la sensación de placer y motivación, por tanto, al atrofiarse su disponibilidad y su funcionamiento, el cerebro del consumidor dejará de sentir placer de forma natural y necesitará consumir para sentirse bien.

Es por ello que, al dar el primer paso para dejar las drogas y detener el consumo, el cuerpo y la mente reaccionarán a la ausencia de esa sustancia que necesitan.

Los síntomas físicos del síndrome de abstinencia pueden cursar con temblores, náuseas, diarrea, vómitos, sudoración excesiva, dolores musculares y articulares, fatiga o insomnio, cefaleas, aumento de la presión arterial y del ritmo cardíaco y convulsiones.

Entre los síntomas psicológicos del síndrome de abstinencia se encuentran: depresión, ansiedad, irritabilidad, nerviosismo, cambios radicales de humor y craving (deseo incontrolable de consumir). Este último es el síntoma más común en las personas que dan el primer paso para dejar las drogas y el principal responsable de que muchos adictos en proceso de desintoxicación sufran recaídas.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal lleva más de 20 años usándose para tratar las adicciones. Este tratamiento revolucionario está aprobado por la Unión Europea y es, hasta ahora, el que mejores resultados ha dado reduciendo los síntomas del síndrome de abstinencia, como el craving.

Gracias a que la EMTr actúa directamente sobre el origen de la adicción (la parte neurológica) consigue reducir el craving en tan solo una semana. Tras unos días el paciente ya notará una drástica reducción en su deseo de consumir.

Colocando una bobina sobre la cabeza del paciente, la EMTr emite ligeros estímulos eléctricos de forma indolora. Estos inciden en el cerebro y reparan los neurotransmisores y las zonas neuronales necesarias.

Es una técnica totalmente segura que no provoca efectos secundarios.

Además, es un tratamiento ambulatorio que no requiere de ingreso hospitalario, por lo que el paciente puede tratarse con total comodidad, mientras continúa con su vida y rutina habituales.

En Newline contamos con un equipo de psiquiatras con décadas de experiencia que nos ha permitido tratar, hasta el momento, a más de 300 pacientes con éxito.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.