NewLife

Qué es la ansiedad, qué tipos existen y cuáles son sus principales síntomas

¿Sabías que alrededor del 4% de la población total sufre algún tipo de ansiedad? Pero, ¿qué es la ansiedad y por qué en ocasiones se confunde con otros trastornos? ¿Cuáles son sus síntomas?

En este artículo daremos respuesta a estas cuestiones. 

Como hemos comentado, de acuerdo con los datos ofrecidos por el Foro Económico Mundial, se estima que 260 millones de personas, el 4% de la población de todo el mundo, sufre algún tipo de trastorno de ansiedad. 

Junto con la depresión, está considerada una de las afecciones que más ha crecido en las últimas décadas y que más afecta a las sociedades desarrolladas. De todas las personas que sufren esta enfermedad, se estima que el 62% son mujeres.

¿Qué significa la ansiedad? 

Podríamos definir la ansiedad como un mecanismo defensivo. La ansiedad es un síntoma psicológico que no tiene por qué ser patológico, ya que todo el mundo puede experimentarla en algunas circunstancias positivas de su vida, como por ejemplo ver a la persona amada, o en otras como enfrentarse a un examen.

Sin embargo, en algunas circunstancias la ansiedad se convierte en patológica. Lo es cuando tanto la intensidad de este trastorno como la frecuencia con la que se experimenta es alta en comparación con lo que sucedería en circunstancias normales. 

La ansiedad es un síntoma desagradable que la persona puede intentar calmar por diferentes medios. Uno de ellos es el consumo de sustancias, en especial sedantes como el alcohol, lo que puede conducir a una peligrosa adicción. También forma parte de los efectos secundarios de la cocaína. La ansiedad es tratable y se puede diagnosticar por parte de un profesional médico con facilidad.

Solicita una consulta profesional gratuita

¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Para entender el significado de la ansiedad es imprescindible conocer sus síntomas. Aunque, como veremos más adelante, existen diferentes tipos de ansiedad, comparten unos signos y síntomas comunes:

  • Sensación apremiante de amenaza
  • Impresión de agotamiento y fragilidad.
  • Estado de agitación y nervios. 
  • Incremento de la frecuencia cardíaca y palpitaciones.
  • Sudoración fría por todo el cuerpo.
  • Aumento de la frecuencia de respiración debido a una sensación de falta de aire para respirar. 
  • Temblores musculares y rigidez generalizada.
  • Dificultad para realizar tareas comunes que requieran una mínima concentración.
  • Alteraciones del sueño, como el insomnio, a pesar de encontrarse cansado.
  • Bloqueo mental ante situaciones que generan ansiedad y necesidad de evitarlas. 
  • Problemas gastrointestinales de diverso tipo. 

¿Existen diferentes tipos? 

De acuerdo con los criterios médicos, no es correcto hablar de un solo tipo de ansiedad, puesto que dentro de este trastorno se pueden distinguir características propias en algunas fobias específicas.

Ejemplo de ello son los trastornos de ansiedad generalizada, el trastorno de ansiedad por separación o el trastorno de ansiedad social, al que a veces se conoce como fobia social, entre otros.

Un tipo de afección llamada ‘trastorno de pánico’ se manifiesta con episodios, que se repiten de manera asidua, de miedo extremo que pueden tener una duración de varios minutos. Sus principales síntomas son:

  • Dificultad para respirar.
  • Fuertes palpitaciones en el pecho.
  • Impresión de que va a ocurrir una catástrofe que no se puede evitar de manera inmediata.

Aunque en ocasiones se clasifica como una fobia específica, también merece una mención especial la agorafobia, un trastorno de ansiedad con el que la persona sufre miedo a encontrarse en situaciones y espacios concretos en los que pueda sufrir daño, sentirse atrapado o verse envuelto en una situación que le avergüence. 

En ocasiones, la ansiedad surge de una enfermedad que requiere tratamiento, como por ejemplo sucede, de manera habitual, cuando una persona padece depresión. En muchas ocasiones el diagnóstico médico de trastorno de ansiedad y depresión clínica es conjunto, aunque se puede decir que la ansiedad puede ser un síntoma de la depresión clínica.

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.