NewLife

¿Qué pasa si consumo cocaína todos los días?: la otra cara de la adicción

Algunas personas que comienzan a consumir cocaína se preguntan: “¿qué pasa si consumo cocaína todos los días?”. El aumento progresivo del consumo de esta droga es un indicativo de que se está desarrollando una adicción y supone innumerables consecuencias para la salud. Es, por ello, imprescindible buscar ayuda y abandonar el consumo cuanto antes, pero, ¿cómo dejar la coca cuando se tiene dependencia?

¿Qué pasa si consumo cocaína todos los días?: el poder adictivo de esta droga

Antes de explicar qué pasa si consumo cocaína todos los días, es necesario entender cómo se llega a ese punto y cómo nace y se desarrolla la adicción.

La cocaína es un fuerte estimulante del sistema nervioso y, al consumirse, genera una enorme explosión de dopamina en el cerebro al adherirse a la proteína transportadora de esta e impedir su reciclaje. Esto es lo que produce los efectos placenteros iniciales.

La dopamina es el neurotransmisor responsable de la adicción, ya que está directamente implicada en el sistema de recompensa cerebral.

El consumo de cocaína genera, progresivamente, una profunda alteración de la cantidad de dopamina disponible en el cerebro y su funcionamiento, lo que da lugar al desarrollo de la adicción.

Cuando los circuitos dopaminérgicos son sobreestimulados el sistema de recompensa cerebral queda atrofiado y se generan graves daños en el cerebro, que perderá la capacidad de producir dopamina por sí solo y de sentir placer de forma natural.

Esto provocará que el consumidor sienta la necesidad de volver a consumir una y otra vez para volver a sentir placer o, simplemente, para encontrarse bien. Además, la cantidad inicial ya no le hará efecto porque habrá desarrollado una tolerancia y se verá obligado a aumentar la dosis.

En este punto, es donde el adicto se pregunta qué pasa si consumo cocaína todos los días.

 

¿Qué pasa si consumo cocaína todos los días?

Si te preocupa qué pasa si consumo cocaína todos los días es porque, probablemente, estés en el camino hacia el desarrollo de una adicción o ya la hayas desarrollado.

El consumo diario de cocaína reduce la plasticidad cerebral y el aprendizaje, produciendo cambios profundos en la estructura neuronal encargada de funciones mentales como la toma de decisiones, el juicio, la comprensión o la memoria.

Consumir cocaína, sea de forma ocasional o diaria, repercute directamente sobre el cerebro.

Si te preguntas qué pasa si consumo cocaína todos los días, la respuesta no es, en absoluto, esperanzadora.

Aparte de la repercusión directa sobre el cerebro, lo que pasa si consumo cocaína todos los días es que se desarrollará rápidamente una adicción que obligará al adicto a consumir cada vez mayores cantidades. Esto aumentará el riesgo de sufrir innumerables efectos secundarios y consecuencias físicas y psicológicas, tales como: disfunciones sexuales, depresión, infarto, paro respiratorio o muerte súbita entre otros.

¿Qué pasa si consumo cocaína todos los días?: efectos a largo plazo

Si te preguntas qué pasa si consumo cocaína todos los días, lo más probable es que estés desarrollando una adicción y sea el momento de buscar ayuda profesional y comenzar un tratamiento para la desintoxicación.

Las consecuencias y secuelas del consumo frecuente de cocaína son múltiples:

  • Cardiovasculares: si te preguntas qué pasa si consumo cocaína todos los días, entre las consecuencias más graves que se pueden sufrir se encuentran las cardiovasculares. El consumo de cocaína, incluso de forma ocasional, puede generar infartos de miocardio, arritmias, taquicardias,
  • Cerebrales: otro riesgo que pasa si consumo cocaína todos los días es sufrir afecciones cerebrales como hemorragias cerebrales o trombosis cerebrales.
  • Nasales y respiratorias: el medio más frecuente de consumo de cocaína es la inhalación a través de las fosas nasales. Lo que pasa si consumo cocaína todos los días durante un largo periodo de tiempo es que se puede sufrir perforación del tabique nasal, sinusitis, rinitis y afecciones respiratorias.
  • Psicológicas y psiquiátricas: el consumo frecuente de cocaína provoca múltiples trastornos psicológicos y psiquiátricos, entre los que se encuentran: depresión, ansiedad, ataques de pánico, cambios repentinos de humor, psicosis, alucinaciones, paranoias…
  • Fisiológicas: la cocaína provoca habitualmente disfunciones sexuales, falta de apetito y alteraciones del sueño.

 

Tratamientos para la adicción a la cocaína

El mayor de los riesgos que pasa si consumo cocaína todos los días, es el desarrollo de una adicción.

La adicción no algo pasajero ni un vicio, es una patología compleja y grave que se desarrolla a medida que se aumenta la frecuencia y cantidad de consumo.

Esta enfermedad no puede controlarse, al contrario, es ella la que acaba controlando la vida de quien la sufre, pudiendo incluso acabar con ella, así como con su salud mental y física, su vida laboral y personal.

Por ello, es necesario reconocer las señales para poder buscar ayuda a tiempo y comenzar la desintoxicación. Quien se plantea qué pasa si consumo cocaína todos los días, probablemente, esté en un proceso adictivo.

Pese a que aún no se haya encontrado un medicamento que cure la adicción, sí existe un tratamiento no farmacológico muy eficaz para la desintoxicación, que regula los neurotransmisores cerebrales para así facilitar el proceso: la Estimulación Magnética Transcraneal.

Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr funciona mediante la aplicación de una bobina sobre el cráneo del paciente que emite leves estímulos electromagnéticos. Estos estímulos inciden en el cerebro de forma totalmente indolora y pasan a reparar las zonas neuronales dañadas por la cocaína, encargándose también de reequilibrar el funcionamiento de la dopamina y otros neurotransmisores.

Es el único tratamiento existente que actúa directamente sobre la raíz del problema: la parte neurológica.

Al trabajar sobre el origen de la adicción, los resultados se notan en pocos días. Desde la primera semana de tratamiento el paciente podrá notar cómo se reducen drásticamente sus ganas de consumir.

Esta revolucionaria e innovadora técnica lleva más de 20 años usándose para tratar problemas de adicción y tiene una altísima tasa de éxito aprobada por la Unión Europea.

Es un tratamiento seguro y sin efectos secundarios.

Además, es ambulatorio, lo que supone una ventaja para el paciente que podrá realizarlo sin renunciar a su rutina habitual y sin ingreso hospitalario.

En Newline somos pioneros en el sector, el primer centro especializado en EMTr de España.

Llevamos años trabajando por y para la recuperación de nuestros pacientes con un equipo de psiquiatras excepcional que cuenta con décadas de experiencia, gracias a él y a la EMTr hemos conseguido que más de 200 personas superen su adicción.

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.