NewLife

Rehabilitación de drogas: ¿por qué es tan importante?

¿Es realmente necesario realizar la rehabilitación de drogas de la mano de profesionales? ¿Por qué es tan importante realizar un tratamiento para dejar las drogas?

En este artículo te explicamos la importancia de acudir a un centro de desintoxicación en Barcelona para que te asesoren sobre la rehabilitación de drogas y qué tratamiento se adapta mejor a tu caso. Los profesionales especialistas en adicciones valorarán qué es lo mejor para ti y tu proceso.

¿Por qué es necesaria la rehabilitación de drogas?

Algunas personas deciden iniciar un proceso de desintoxicación sin recibir ayuda profesional. Sin embargo, esto solo será posible de forma eficaz en caso de tener una adicción leve. De lo contrario, será necesario realizar una rehabilitación de drogas con un tratamiento especializado.

La adicción no es algo que se pueda abandonar de un día para otro ya que no es un vicio sino una enfermedad grave que comienza en el cerebro y tiene consecuencias tanto físicas como psicológicas.

Al ser una enfermedad crónica, no tiene una cura definitiva. Sin embargo, es importante tratarla de la misma manera que se tratan otras enfermedades. Si se sigue un tratamiento adecuado, es posible tener un pronóstico de mejoría muy positivo.

La dependencia a las drogas se debe a una profunda alteración química en los neurotransmisores del cerebro debido al consumo abusivo de drogas.

Las drogas afectan al comportamiento y la cantidad de ciertos neurotransmisores, como la dopamina, que juega un papel fundamental en el sistema de recompensa del cerebro y es responsable de regular el placer y la motivación.

El consumo de drogas, al comienzo, provoca una gran liberación de dopamina en el cerebro, lo que produce los efectos iniciales de placer y euforia.

Sin embargo, cuando el consumo se convierte en abusivo y constante, el sistema dopaminérgico se deteriora y deja de funcionar correctamente sin estímulos.

Por lo tanto, el consumidor se verá obligado a consumir cada vez más para poder sentirse bien.

A medida que se desarrolla más tolerancia a la droga, la cantidad inicialmente consumida ya no producirá ningún efecto y se necesitará aumentar las dosis para obtener los efectos deseados.

Debido a la naturaleza neurológica de la adicción, es necesario tratarla de manera específica. Por ello es necesario realizar una rehabilitación de drogas con un tratamiento específico para la adicción.

 

 

 

Consecuencias de la adicción

Realizar una rehabilitación de drogas es imprescindible ya que la adicción es una enfermedad que necesita tratamiento.

Si la adicción no se trata correctamente, las consecuencias del consumo de drogas a medio y largo plazo pueden ser devastadoras, física, mental y emocionalmente.

A nivel físico el consumo de drogas puede provocar daños irreparables en el cuerpo y el organismo, afectando al sistema cardiovascular y causando problemas como hipertensión, arritmias, enfermedades del corazón, daños en el hígado, los riñones y los pulmones.

Además, el consumo de drogas puede afectar la función cerebral y el rendimiento cognitivo, causando problemas de memoria, dificultades para concentrarse y reducción de la capacidad de aprendizaje.

Pero los daños físicos no son las únicas consecuencias del consumo de drogas. El abuso recurrente de estas sustancias también deriva en serios problemas psicológicos y emocionales, pudiendo causar depresión, ansiedad, trastornos del sueño y cambios de humor drásticos e irracionales. Además de aumentar el riesgo de desarrollar trastornos mentales como la esquizofrenia.

Los problemas personales y sociales son también muy comunes en las personas que sufren adicción y no realizan una rehabilitación de drogas. Algunas de las consecuencias sociales de la adicción son conflictos familiares y con la pareja, rupturas de amistades, aislamiento social, pérdida de empleo, problemas económicos y problemas legales.

Las consecuencias del consumo abusivo de drogas a largo plazo pueden, además, acabar con la vida del adicto provocando su muerte si este no se somete a un tratamiento de rehabilitación de drogas.

 

Rehabilitación de drogas: los tratamientos

Realizar un tratamiento de rehabilitación de drogas puede abordarse desde distintos enfoques. De hecho, es importante tratar la enfermedad desde el aspecto tanto físico como psicológico.

No existe por el momento una cura definitiva para la adicción, ya que esta es una enfermedad crónica que, hoy por hoy, no cuenta con una solución definitiva.

Sin embargo, sí existen tratamientos de rehabilitación de drogas muy eficientes que ayudan a que el adicto logre la desintoxicación.

Los tratamientos farmacológicos son una opción. Pese a no suponer una cura, existen determinados medicamentos que ayudan a dejar de consumir algunas sustancias como el alcohol.

Por otro lado, durante la rehabilitación de drogas es muy común también emplear medicamentos para aliviar y reducir los síntomas del síndrome de abstinencia (como la ansiedad o la depresión).

Es importante a su vez realizar psicoterapia que apoye la rehabilitación de drogas. Un psicoterapeuta especializado en adicciones ayuda al paciente a lidiar mejor con la desintoxicación, la ansiedad que esta provoca, a identificar los detonantes que provocan ganas de consumir y a lidiar con el estrés que supone este proceso.

A nivel personal es también muy positivo acudir a grupos de apoyo como Alcohólicos Anónimos donde el adicto pueda encontrar un grupo de personas en sus mismas circunstancias que le brinden comprensión y cariño.

Existe por otro lado otra opción de tratamiento para realizar la rehabilitación de drogas que ha demostrado ser la más eficaz en estos últimos 20 años: la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

En Newline, somos pioneros en España en el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal (EMTr) un tratamiento para realizar la rehabilitación de drogas.

La EMTr ha sido aprobada por la Unión Europea y ha demostrado su eficacia durante más de 20 años.

Esta técnica revolucionaria actúa directamente sobre el origen de la adicción: la parte neurológica, por ello, los resultados que se obtienen son casi inmediatos. Tras una semana de aplicación de la EMTr el paciente sentirá una disminución drástica en sus ganas de consumir.

Utilizando una bobina que se coloca sobre la cabeza del paciente y emite suaves estímulos electromagnéticos, se consigue incidir en el cerebro y reparar los neurotransmisores y áreas neuronales dañadas.

La EMTr es totalmente segura, no tiene efectos secundarios y se realiza de forma ambulatoria.

Nuestro equipo de psiquiatras altamente cualificados y con décadas de experiencia ha tratado con éxito, hasta el momento, a más de 300 personas utilizando esta técnica revolucionaria.

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.