NewLife

Secuelas de un excocainómano: ¿qué puede suceder tras superar la adicción?

Las secuelas de un excocainómano pueden sufrirse y ser graves incluso una vez superada la adicción. Estas secuelas no son solo físicas, sino también psicológicas.

Es importante tratar adecuadamente la adicción para evitar consecuencias severas e irreversibles a largo plazo, para ello, existen los centros de adicciones en Barcelona que ofrecen tratamientos que requieren ingreso o tratamientos ambulatorios, como en Newline.

 

¿Cómo comienza la adicción a la cocaína?

Es necesario explicar cómo comienza la adicción y por qué se desarrolla, para poder entender las secuelas de un excocainómano que aparecen tras superar la adicción.

En primer lugar, es importante señalar que la adicción es una enfermedad, no un vicio. Esta enfermedad es compleja y puede causar estragos muy dañinos y derivar en otras enfermedades.

La cocaína es una droga con un enorme poder adictivo. Este enorme poder adictivo se debe a la profunda alteración neuroquímica que sufre el cerebro al exponerlo reiteradamente a los efectos de esta droga. Los niveles y el funcionamiento de neurotransmisores como la dopamina son alterados y, por ello, comienza el proceso adictivo.

Los efectos de la cocaína provocan un gran aumento del nivel de dopamina en el cerebro. Esto se debe a que esta sustancia se adhiere a la proteína transportadora de la dopamina que se encarga de su eliminación, provocando, por tanto, una gran concentración al impedir su reciclaje. Esto da lugar a los efectos iniciales que se experimentan tras consumir cocaína: la euforia y el placer.

La dopamina es un neurotransmisor que está directamente implicado en el sistema de recompensa cerebral, por lo que, al verse alterados constantemente sus niveles y su funcionamiento, el sistema de recompensa quedará atrofiado.

Es entonces cuando el consumidor comenzará a sentir la necesidad volver a consumir para experimentar de nuevo el placer que genera el efecto de la cocaína. Sin embargo, a medida que se consume se irá desarrollando tolerancia a la droga, lo que quiere decir que la cantidad consumida inicialmente ya no hará efecto y se necesitará aumentar la dosis cada vez más para seguir sintiendo lo mismo.

De esta forma comienza la adicción a la cocaína.

 

Secuelas de un excocainómano: los efectos físicos

Cuando hablamos de las secuelas de un excocainómano nos referimos a las consecuencias que pueden sufrir los exadictos que ya no consumen cocaína.

Existen diversas secuelas de un excocainómano que tienen efectos físicos y psicológicos.

Entre las secuelas de un excocainómano a nivel físico, podemos encontrar las siguientes:

  • Alteraciones cerebrales: el consumo excesivo y prolongado de cocaína puede provocar serias alteraciones en el cerebro. Algunas de las secuelas de un excocainómano más comunes a nivel cerebral es la alteración de los niveles de dopamina y otros neurotransmisores, así como su funcionamiento. Esto puede derivar en diversas enfermedades. También son muy comunes las pérdidas de memoria.

 

  • Alteraciones gastrointestinales: los daños gastrointestinales y alteraciones digestivas son muy comunes entre las secuelas de un excocainómano. Pueden presentarse hemorragias intestinales, gangrena intestinal, problemas para tragar y daños digestivos.

 

  • Alteraciones respiratorias: las personas que han inhalado cocaína durante un largo periodo de tiempo suelen presentar alteraciones respiratorias, aunque abandonen el consumo. Entre las secuelas de un excocainómano a nivel respiratorio se encuentran la pérdida del olfato, perforación o hundimiento del tabique nasal y hemorragias pulmonares entre otras.

 

  • Alteraciones cardiovasculares: las alteraciones cardiovasculares son frecuentes cuando hablamos de las secuelas de un excocainómano

 

  • Alteraciones sexuales: las secuelas de un excocainómano incluyen diversas disfunciones sexuales como disfunción eréctil o anorgasmia.

 

 

Secuelas de un excocainómano: los efectos psicológicos

Además de las consecuencias físicas que presentan a largo plazo las personas exadictas, las secuelas de un excocainómano también se manifiestan en el plano psicológico.

Son muchas las secuelas de un excocainómano a nivel psicológico, pudiendo ser a veces, incluso, más graves y difíciles de tratar que las físicas. Algunas de las secuelas de un excocainómano psicológicas son:

 

  • Ansiedad y depresión: estas son unas de las secuelas de un excocainómano a nivel psicológico más comunes. Recuperarse a largo plazo psicológicamente puede llevar tiempo y es necesario el apoyo de un profesional de la salud mental, ya que la cocaína ha podido alterar tanto los neurotransmisores y haber afectado en tantos ámbitos personales, que el exadicto puede sufrir depresión y ataques de ansiedad.

 

  • Brote psicótico: el profundo cambio neuroquímico que provoca la cocaína puede derivar en brotes psicóticos incluso habiendo pasado el tiempo si no se trata adecuadamente la recuperación del equilibrio de estos neurotransmisores.

 

  • Problemas en las relaciones: las personas que padecen una adicción tienden a tener problemas personales y conflictos en sus relaciones de pareja, amistad o familiares, pudiendo llegar incluso a aislarse y alejarse de los seres queridos. Cuando se supera la adicción, es probable que el exadicto quiera recuperar algunas relaciones y necesite cambiar algunas conductas.

 

Tratamientos para superar la adicción

Como ya hemos visto, la adicción es una enfermedad grave que ha de ser tratada por especialistas.

Si la adicción a la cocaína no se trata adecuadamente con ayuda profesional, las probabilidades de sufrir recaídas o no superar la enfermedad se multiplican.

Aún no se ha encontrado un medicamento que logre curar la adicción. Sin embargo, hay un tratamiento no farmacológico que lleva más de 20 años usándose específicamente para tratar las adicciones que consigue resultados extraordinarios: la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr es un tratamiento aprobado por la Unión Europea que cuenta con una altísima tasa de éxito para tratar las adicciones.

Es el único tratamiento capaz de actuar directamente sobre el origen de la adicción: la parte neurológica.

Por este motivo, al actuar sobre la raíz del problema, la EMTr logra que se obtengan resultados en un tiempo récord. Desde la primera semana de tratamiento el paciente notará cómo sus ganas de consumir se reducen drásticamente.

Este revolucionario tratamiento funciona mediante una bobina que se coloca sobre la cabeza del paciente y emite ligeros estímulos eléctricos. Estos estímulos alcanzan el cerebro de forma totalmente indolora para reparar la función y los niveles de los neurotransmisores, así como las zonas neuronales que han quedado dañadas.

Es una técnica segura y sin efectos secundarios.

Además, la EMTr es un tratamiento ambulatorio. Esto facilita que el paciente pueda tratarse sin necesidad de ingreso hospitalario, mientras compagina el tratamiento con su vida laboral y personal.

En Newline somos pioneros en el uso de esta técnica en España, el primer centro especializado en EMTr.

Contamos con un equipo de psiquiatras altamente cualificado y con décadas de experiencia gracias al cual hemos logrado tratar con éxito a más de 200 pacientes. Más de 200 personas han superado sus problemas de adicción definitivamente en Newline. 

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.