NewLife

Los síntomas físicos de la ansiedad: ¿cómo aliviarlos?

¿Cuáles son los síntomas físicos de la ansiedad? Te damos respuesta a esta pregunta en este artículo.

Es importante señalar que realizar un tratamiento para la depresión en Barcelona así como para la ansiedad, será crucial para poder superar el trastorno y el malestar que este genera. 

¿Qué es la ansiedad y por qué se origina?

La ansiedad es un mecanismo de defensa natural e intrínseca en el ser humano, una respuesta natural del cuerpo que se activa ante una amenaza y le da un aviso de «huida».

Esta señal de ansiedad es la que le indica a nuestro cerebro y organismo que debe estar alerta y que puede necesitar «salir corriendo» y protegerse en cualquier momento.

Sin embargo, la ansiedad se convierte en un trastorno patológico cuando no existe una amenaza real sino creada en nuestra mente, cuando persiste el sistema de alerta de forma permanente o cuando se trata de algo irracional.

Actualmente, la mayoría de personas experimentan ansiedad en algún momento, sin embargo, hay quienes la sufren de forma constante y limitante, de forma que esta condiciona sus vidas.

La ansiedad puede ser paralizante y dar lugar a diversos trastornos como fobias, trastorno de ansiedad generalizada o ataques de pánico.

Cuando hablamos de ansiedad normalmente pensamos en los síntomas psicológicos, sin embargo, los síntomas físicos de la ansiedad son muy comunes y pueden confundirse con otros problemas de salud.

 

Los síntomas físicos de la ansiedad

La ansiedad no solo presenta síntomas psicológicos, emocionales y conductuales, sino que cursa con una amplia variedad de sintomatología física.

Es importante conocer los síntomas físicos de la ansiedad para no confundirlos con otros trastornos enfermedades o afecciones, ya que muchas veces pueden causar mayor preocupación al no asociarlos al trastorno de ansiedad o estado ansioso.

Algunos de los síntomas físicos de la ansiedad son, entre otros:

  • Taquicardia
  • Falta de aire y sensación de ahogo
  • Temblores
  • Hormigueos en las extremidades
  • Sudoración
  • Náuseas
  • Alteraciones en la alimentación
  • Cansancio
  • Tensión muscular
  • Inestabilidad
  • Alteraciones del sueño
  • Dolor de cabeza

Estos síntomas físicos de la ansiedad pueden ir acompañados de síntomas psicológicos como el agobio, la inseguridad o sensación de amenaza, de síntomas de conducta como tensión facial, impulsividad o inquietud, o de síntomas sociales como irritabilidad, dificultades para relacionarse o temor a tener conflictos.

Los síntomas físicos de la ansiedad: cómo aliviarlos

Cuando se padecen síntomas físicos de la ansiedad de forma recurrente, es importante saber identificarlos para poder frenarlos y aliviarlos.

Hay algunos métodos útiles y rápidos para aliviar la ansiedad y los síntomas físicos de la ansiedad. Algunas de las pautas que recomiendan los especialistas son:

  • Respirar profundamente y de forma controlada. Hacer ejercicios de respiración y poner consciencia y atención en ella y el cuerpo puede reducir los síntomas físicos de la ansiedad de forma eficaz y rápida.
  • Meditar
  • Beber agua
  • Hacer ejercicio
  • Tomar suplementos naturales o infusiones
  • Poner música relajante

Esto son tan solo algunos métodos que ayudan rápidamente de forma natural a aliviar los síntomas físicos de la ansiedad. Sin embargo, si esto se convierte en algo difícil de manejar, patológico, recurrente y limitante, será necesario realizar un tratamiento específico.

Acudir a un psicólogo y/o a un psiquiatra, es muy necesario cuando la ansiedad se convierte en un trastorno. Los especialistas recomendarán cuál es el mejor tratamiento según el caso.

 

EMTr para la ansiedad y la depresión

Los síntomas físicos de la ansiedad y la ansiedad en sí misma, así como la depresión, deben ser tratados con ayuda de especialistas y el tratamiento adecuado o, sino, perdurarán en el tiempo y deteriorarán la calidad de vida del afectado.

Los medicamentos para tratar la ansiedad y la depresión no son una opción para muchos, debido a sus innumerables efectos secundarios y a que provocan dependencia. Por tanto, hasta hace no mucho, estas personas se quedaban sin opciones.

Sin embargo, hace más de 20 años que comenzó a usarse, con una altísima tasa de éxito y efectividad, la Estimulación Magnética Transcraneal para tratar estos trastornos.

Este tratamiento, a diferencia de la medicación, no tiene efectos secundarios y es totalmente seguro. Es una técnica innovadora aprobada por la Unión Europea.

La EMTr es el único tratamiento que logra actuar directamente sobre la raíz de la ansiedad y la depresión: la parte neurológica. Por tanto, consigue resultados extraordinarios en muy poco tiempo, tan solo en pocas semanas de tratamiento el paciente ya notará que su malestar, su ansiedad y su depresión disminuyen.

Mediante una bobina que se coloca sobre la cabeza del paciente, la EMTr emite ligeros estímulos eléctricos que, de forma totalmente indolora, alcanzan el cerebro y restauran las zonas neuronales afectadas y los neurotransmisores necesarios.

Además, al ser ambulatorio, el paciente podrá continuar con su rutina habitual, su trabajo y su vida mientras realiza el tratamiento en total discreción.

En Newline somos pioneros en España en el uso de la técnica EMTr. Gracias a contar con un equipo de psiquiatras altamente cualificado y con décadas de experiencia, hemos conseguido tratar exitosamente a más de 300 pacientes.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.