NewLife

Estos son los síntomas del TOC que ponen de manifiesto el trastorno

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo? ¿Cuáles son los síntomas del TOC? Descubre los síntomas obsesivos y compulsivos que presenta el TOC en este artículo.

El TOC es un trastorno que puede limitar y condicionar gravemente la vida de quien lo sufre, por ello es importante realizar un tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo que suavice los síntomas y permita al afectado recuperar el control de su vida.

 

¿Qué es el TOC o trastorno obsesivo compulsivo?

El  TOC (trastorno obsesivo compulsivo) —TOC— se caracteriza por:

  • La aparición de rituales que dominan al individuo
  • Un patrón de pensamientos y miedos irracionales
  • Comportamientos repetitivos, llamados compulsiones.
  • Pensamientos repetitivos sobre cosas absurdas.

La persona que padece TOC necesita hacer comprobaciones a pesar de que ya sabe cuál es el estado de aquello que quiere comprobar. Por ejemplo, cerciorarse de que un grifo está cerrado aunque ya sabe que es así; o que la luz esté apagada.

Si el paciente intenta ignorar o detener las obsesiones, aumentará la sensación de angustia y aparecerá la ansiedad.

Los pacientes sienten la necesidad de realizar actos compulsivos. Todo ello desemboca en un círculo vicioso que los lleva a desencadenar un comportamiento ritualista.

Estos rituales se desarrollan con el objetivo de calmarse; como por ejemplo caminar por la calle sin pisar determinadas zonas, como la parte blanca de los pasos de cebra. Aunque, por lo general, el TOC suele centrarse en determinados temas como la contaminación, el orden, la acumulación, los números…

Otro ejemplo muy común es el miedo irrefrenable a contaminarse con gérmenes. Esto lleva a la persona que lo sufre a tratar de limpiarse compulsivamente, tanto su propio cuerpo como los objetos con los que interactúa.

Es una enfermedad que hace sufrir mucho porque a pesar de saber que las cosas no tienen sentido, los pacientes se sienten incapaces de no hacerlas.

Estudios recientes apuntan a una multicausalidad en el origen del trastorno:

  • factores genéticos
  • factores ambientales
  • anomalías en la neurotransimisón cerebral.

Por ejemplo, tóxicos como la cocaína podrían agravar o desencadenar un TOC.

 

 

¿Cuáles son los síntomas del TOC que manifiesta una persona?

Por lo general, y como su propio nombre indica, los síntomas del TOC son:

  • obsesiones
  • compulsiones

También es posible que una persona solo manifieste síntomas del TOC de obsesión, o solo síntomas de compulsión. En todo caso, los pacientes tienden a tener varios síntomas de forma simultánea. Desde el punto de vista clínico, el TOC es heterogéneo.

En cualquier caso, para determinar que son síntomas del TOC, estas obsesiones o compulsiones deben ser excesivas y no razonables.

Si interfieren en las actividades diarias, tanto sociales como laborales, y consumen demasiado tiempo obstaculizando la rutina de una persona, es probable que estemos ante un TOC.

 

Síntomas del TOC: obsesiones

Las obsesiones que experimentan los individuos que sufren los síntomas del TOC suelen ser muy absorbentes, de modo que no se pueden concentrar en otra cosa. Algunas de las más recurrentes son:

  • Preocupación excesiva e irracional por el orden, la simetría y la disposición de los objetos.
  • Impulsos agresivos que se suelen manifestar como imágenes intrusivas en la mente, de modo que no siempre se convierten en acciones.
  • Preocupación crónica e irracional por la suciedad y los gérmenes, o por contaminarse de alguna manera.
  • Pensamientos perturbadores de naturaleza gráfica.
  • Sentirse excesivamente preocupado por otros o responsable de otros.
  • Evadir situaciones que puedan desencadenar en obsesiones; por ejemplo dar la mano para saludar a alguien.

 

Síntomas del TOC: compulsiones

Las compulsiones son todas esas conductas atípicas que las personas que padecen TOC se ven obligadas a realizar, a pesar de que no quieren hacerlo.

Es imposible dejar de hacerlas porque sino, estos pacientes experimentan sensaciones crecientes de ansiedad. Algunas compulsiones síntomas del TOC más habituales son:

  • Comer con un cierto orden y patrón.
  • Verificar irracionalmente y luego volverlo a comprobar que se han completado ciertas tareas (como apagar la luz, cerrar el grifo, comprobar que las puertas estén cerradas con llave, etc.)
  • Arreglar los objetos constantemente.
  • Acumular objetos y ser incapaz de desecharlos, incluso si son del todo inútiles.
  • Limpiar de un modo compulsivo.
  • Lavarse las manos reiteradamente.
  • Imposibilidad de dejar de repetir ciertas frases.
  • Ser incapaz de dejar de repetir algunas actividades como encender y apagar la luz varias veces al salir de una habitación.

Estos son algunos de los síntomas del TOC más comunes, pero cada caso es distinto y no todas las personas presentan las mismas obsesiones ni compulsiones.

 

Estimulación Magnética Transcraneal para tratar el TOC

El trastorno obsesivo compulsivo es una enfermedad crónica y compleja que, como cualquier otra enfermedad, necesita de un tratamiento adecuado. Por ello es necesario recurrir a especialistas que puedan informar acerca de la opción más adecuada para cada caso.

No existe por el momento un medicamento destinado a curar el TOC. Los medicamentos disponibles que se recetan en estos casos son antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Sin embargo, aunque estos puedan aliviar algunos síntomas del TOC, tienen innumerables efectos secundarios y no son una solución definitiva.

La Estimulación Magnética Transcraneal es un tratamiento no farmacológico y no invasivo que lleva usándose más de 20 años para tratar este y otros trastornos y está avalado por la Unión Europea con una altísima tasa de éxito.

La EMTr utiliza ligeros estímulos magnéticos que se aplican sobre la cabeza del paciente mediante una bobina, para reducir la activación de las áreas cerebrales que provocan las obsesiones y las compulsiones.

Al lograr actuar directamente sobre la parte neurológica del trastorno (el verdadero origen del problema), se consiguen resultados en muy poco tiempo.

Tras una semana de tratamiento el paciente ya podrá notar cómo sus obsesiones y compulsiones se reducen y suavizan.

Es un tratamiento que ha demostrado ser totalmente seguro y, a diferencia de la medicación, sin efectos secundarios.

Además es una técnica ambulatoria que no requiere de ingreso ni de tiempo de recuperación, por lo que el paciente podrá continuar con su vida, su trabajo y sus rutinas habituales.

 

 

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.