NewLife

Tolerancia en las drogas: ¿qué es y cómo afecta?

La tolerancia en las drogas hace referencia a la disminución de los efectos de una sustancia a medida que el cuerpo se acostumbra a su presencia.

Es decir que, conforme se consume y con el paso del tiempo, se necesitarán dosis más elevadas de droga para obtener los mismos efectos que al principio.

El desarrollo de tolerancia en las drogas es un posible indicio de que el abuso de drogas está provocando una adicción. Acudir a un centro de desintoxicación en Barcelona en cuanto se identifica el problema es imprescindible para poder superarlo.

 

Tolerancia en las drogas: ¿cómo influye en el desarrollo de una adicción?

Para explicar cómo se genera la tolerancia en las drogas es necesario hablar previamente de cómo afectan estas al cerebro y al funcionamiento de sus neurotransmisores.

Las drogas actúan como estimulantes del sistema nervioso central. Afectan al sistema de recompensa del cerebro, liberando y alterando determinados neurotransmisores como la dopamina.

La dopamina es el neurotransmisor encargado de producir y regular las sensaciones de placer, euforia y motivación.

Las drogas generan altas concentraciones de dopamina en el cerebro, por lo que, al consumir drogas se experimentan estas sensaciones placenteras iniciales.

Sin embargo, cuando sobreestimulamos el sistema dopaminérgico consumiendo repetidamente, este dejará de funcionar correctamente, dejando de producir la suficiente dopamina y deteriorando al mismo tiempo su funcionamiento.

El cerebro finalmente acabará perdiendo la capacidad de sentir placer de manera natural y necesitará de la droga para sentirse bien.

De este modo, el consumir necesitará consumir una y otra vez. Además, poco a poco y a medida que se consume, el cerebro se adaptará a la presencia de estas sustancias y desarrollará una tolerancia cada vez mayor y volviéndose así cada vez menos sensible a ellas.

Esto hará que el consumidor comience a tener la necesidad de consumir dosis mayores para obtener los efectos deseados, ya que la cantidad de droga consumida inicialmente ya no le hará ningún efecto.

 

 

Tolerancia en las drogas: ¿hay distintos tipos?

La tolerancia en las drogas, como se ha explicado en el apartado anterior, se produce debido a los cambios que experimenta el cerebro como respuesta al consumo recurrente, prolongado y abusivo.

Cuando consumimos drogas, estas interactúan con los neurotransmisores y las vías de comunicación del cerebro, alterando su funcionamiento normal. Con el tiempo, el cerebro se adapta a la presencia de estas sustancias, volviéndose menos sensible a sus efectos.

Existen diferentes tipos de tolerancia en las drogas:

  • La tolerancia farmacodinámica: este tipo de tolerancia en las drogas se refiere a la disminución de la respuesta del cerebro a una droga debido a cambios en los receptores de neurotransmisores. Es decir, los receptores de esas sustancias en el cerebro pueden volverse menos sensibles y eso hará que lo que se requieran dosis más altas para lograr el efecto deseado.

 

  • La tolerancia farmacocinética: por otro lado, este tipo de tolerancia en las drogas provoca cambios en la forma en la que el cuerpo procesa y elimina la sustancia. Es decir, el hígado podría aumentar la producción de enzimas que metabolizan la droga y dar como resultado una eliminación más rápida. Esto puede llevar a una disminución de los efectos y, por tanto, a la necesidad de consumir dosis más altas.

La tolerancia en las drogas tiene siempre consecuencias negativas para la salud y aumenta el riesgo de sufrir una sobredosis.

Además, el mayor peligro de desarrollar tolerancia en las drogas es que puede resultar en una mayor posibilidad de sufrir dependencia y adicción.

Es posible revertir la tolerancia en las drogas. Si una persona deja de consumir droga durante un tiempo, su tolerancia volverá a disminuir y volverá a experimentar los efectos iniciales con dosis más bajas.

Es importante señalar que la tolerancia en las drogas no es en ningún caso un indicador de que estas sean seguras o menos dañinas. Aunque una persona desarrolle tolerancia en las drogas, esto no le resta el poder adictivo ni perjudicial que las caracteriza. De hecho, la tolerancia en las drogas puede ser un signo de que el cuerpo está experimentando cambios negativos.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal es el tratamiento más efectivo para superar la adicción a las drogas. Aprobado por la Unión Europea y utilizado durante más de 20 años, este tratamiento revolucionario ha demostrado reducir el deseo incontrolable de consumir (craving) en tan solo una semana.

Los pacientes experimentan una disminución significativa en sus ganas de consumir después de tan solo unos días.

Esto es debido a que la Estimulación Magnética Transcraneal actúa directamente sobre la raíz de la adicción. De esta forma repara los neurotransmisores dañados y restaura la función cerebral. Esto se logra mediante el uso de una bobina que emite estímulos electromagnéticos totalmente indoloros que alcanzan el cerebro de forma imperceptible.

Este es un tratamiento seguro, sin efectos secundarios y con beneficios duraderos a largo plazo.

Una de las ventajas de la Estimulación Magnética Transcraneal es que se realiza de forma ambulatoria, lo que implica que los pacientes no necesitan ser hospitalizados y pueden continuar con su vida diaria habitual sin interrupciones.

En Newline, somos líderes en el uso de esta técnica en España y hemos tratado con éxito a más de 300 personas gracias a nuestro equipo de psiquiatras altamente experimentados.

 

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.