NewLife

4 tipos de tratamientos para el TOC (trastorno obsesivo compulsivo)

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo (TOC)? ¿Existe un tratamiento TOC eficaz? En este post exploramos 4 tipos de tratamientos.

¿Qué significa TOC?

El trastorno obsesivo compulsivo (TOC) es un trastorno crónico en el cual una persona tiene ideas, pensamientos, obsesiones, sentimientos o comportamientos repetitivos que les impulsan a hacer algo una y otra vez. Suele manifestar sus primeros síntomas en pacientes en torno a los 20 años de edad, como media, aunque los primeros indicios pueden detectarse en la infancia. 

Las causas específicas que lo originan no están del todo claras para los investigadores, que sin embargo sí apuntan a la multicausalidad en el origen de este trastorno. Alteraciones en la neurotransmisión cerebral, así como factores de tipo genético y ambiental, pueden estar detrás de sus orígenes.

El tratamiento del TOC se aborda desde las perspectivas que conoceremos a continuación.

¿Existe un tratamiento TOC eficaz?

A continuación encontrarás información sobre 4 tipos de tratamientos para controlar el trastorno obsesivo compulsivo. 

El objetivo que se persigue con los dos tipos más empleados de tratamiento del TOC (los dos primeros) y los síntomas que ponen de manifiesto el trastorno es la remisión de los síntomas. Sin embargo, las estadística indica que la remisión total de éstos solo se produce en el 50% de los pacientes tratados. 

1. Fármacos para tratar el trastorno

Este tratamiento se efectúa empleando inhibidores de la recaptación de la serotonina, o ISRS, a los que se puede añadir los inhibidores de la noradrenalina. Se emplean como antidepresivos en el tratamiento de cuadros depresivos, varios trastornos de personalidad y en trastornos de ansiedad.

Su tasa de eficacia es elevada y los efectos secundarios resultan asumibles para la mayoría de los pacientes.

La clomipramina, un antidepresivo tricíclico que en ocasiones se plantea como alternativa, ha demostrado su eficacia, pero está asociada con efectos adversos que recomiendan limitar su uso. Los psiquiatras clínicos recomiendan a aquellos sujetos que, o bien requieren de un tratamiento complementario, o no tienen mejoría en su trastorno, realicen una terapia cognitivo conductual. 

2. La terapia cognitivo-conductual

El tratamiento farmacológico debe, en muchos casos, acompañarse de terapia cognitivo-conductual, que ha demostrado una elevada eficacia junto con un menor índice de recaídas.

El principio básico de este tratamiento del TOC es que el sujeto deje de realizar los rituales de neutralización del trastorno, aceptando la ansiedad a lo que esto le conduce. Se trata de una desensibilización sistemática, de manera que el paciente es expuesto a los estímulos a los que teme previniendo la ejecución de los rituales.

Por ejemplo, ante el rito de apagar varias veces la luz de una habitación, se le pone en una situación en la que luz permanece encendida, impidiendo que la apague. La situación se prolonga hasta que la ansiedad del paciente se reduce considerablemente y es capaz de soportar la situación con escaso malestar. 

Existen otros dos tipos de tratamientos menos comunes: 

3. La neurocirugía

La neurocirugía, llamada también psicocirugía, a la que se recurre en algunos casos graves. Este tipo de cirugía específica en el cerebro se aplica únicamente en individuos en los que los fármacos y las distintas terapias no han ofrecido resultados y bajo estrictos condicionantes médicos y psiquiátricos. 

4. La estimulación transcraneal repetitiva 

Finalmente, la estimulación magnética transcraneal (EMT) repetitiva, aplicada en los últimos tiempos, es el tratamiento del TOC que mejores resultados está ofreciendo de acuerdo con los datos recientes de los que se dispone.

Esta técnica no invasiva, que se centra en las las áreas corticales del cerebro, ha producido, de acuerdo con numerosos informes sobre el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal repetitiva, mejoras en la conducta de los sujetos que se han sometido a ella en términos de compulsiones y mejoras en el estado de ánimo. 

Solo un 35% de los individuos con TOC buscan tratamiento

A pesar de que el TOC es un trastorno que da lugar a una importante discapacidad, se estima que solo cerca de un 35% de las personas que lo padecen buscan tratamiento para tratar sus síntomas. Por otra parte, se estima que el 1.3% de la población sufre esta enfermedad cada año, y el 2.7% lo hace en algún momento de sus vidas. El consumo de alcohol o sustancias adictivas reduce de manera considerable el pronóstico. 

 

Consulta profesional imagen post

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.