NewLife

Tratamientos para superar la adicción a la cocaína

Hay muchos tratamientos para la adicción a la cocaína. En este artículo te presentamos los más habituales, con mención específica al tratamiento con Estimulación Magnética Transcraneal: innovador, eficaz y sin efectos secundarios.

Conoce qué es tener una adicción a las drogas y qué tratamientos puedes seguir.

 

1.  La adicción a las drogas

España es el segundo máximo consumidor de cocaína de los países miembros de la Unión Europea, solo superado por Bélgica. En todo el continente,  la cocaína se trata de la sustancia estimulante ilegal más empleada, superando al cannabis.

De acuerdo con el Informe Europeo sobre Drogas 2019, publicado por el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías, unos 2,6 millones de adultos con edades comprendidas entre los 15 y los 34 años la tomaron al menos una vez en los 12 últimos meses.

La toma de drogas es una de las principales causas de mortalidad reconocida y evitable en los adultos de la UE, en la que se producen al año 9.461 muertes inducidas por drogas de manera directa o indirecta.

Estos son algunos datos relevantes:

  • Los consumidores tienen una probabilidad entre cinco y diez veces mayor de morir que las demás personas de su edad y sexo.
  • El consumo de drogas es la principal causa indirecta de muertes relacionadas con violencia, como como accidentes, suicidios y homicidios.
  • Las drogas incrementan el riesgo de accidente laboral, hacen que estos accidentes sean más graves y además incrementan el absentismo laboral.
  • Tomar sustancias ilegales aumenta la mortalidad entre las personas a causa de problemas cardiovasculares, tipos de infecciones, enfermedades pulmonares y hepatopatías crónicas, entre otras.

2.  Tratamientos para la adicción a las drogas

Abandonar el consumo de drogas mediante un tratamiento supone comenzar un proceso a largo plazo, en el que pueden darse altibajos. Aunque existen distintos tipos de tratamientos para las adicciones, con sus características y fases, todos coinciden en varios aspectos:

  • El tratamiento debe tener en cuenta las circunstancias personales, familiares, profesionales y del entorno habitual de cada paciente.
  • Se debe conceder especial importancia a prevenir el riesgo de posibles recaídas.
  • Para el éxito de un tratamiento para las adicciones, la persona adicta debe asumir que tiene un problema y contar con el total convencimiento de que quiere hacer frente a su problema. Esto es lo que se conoce como renuncia voluntaria al consumo.

Este tratamiento puede estructurarse de diferentes modos:

  • Según el entorno en el que se lleve a cabo
  • El nivel de adicción del paciente.

El caso de las clínicas de desintoxicación podemos distinguir varias fases comunes:

  • Desintoxicación. Abandono del consumo de la droga, en ocasiones con ayuda de fármacos.
  • Deshabituación. Cambio de hábitos por otros nuevos saludables.
  • Rehabilitación. Terapia individual y grupal para recuperar nuevas habilidades o recuperar las perdidas.
  • Reinserción. Regreso al entorno habitual de la persona con seguimiento médico.

 

IC - Texto - Consulta tu caso con un especialista

 

3.  La adicción a la cocaína

La adicción a la cocaína puede llegar por diferentes situaciones, aunque la más común es la asociada a las salidas y al ocio nocturnos. Es común que, aunque las personas sientan cierto rechazo a tomar esta sustancia, cuando hayan consumido alcohol comiencen a planteárselo.

La ingesta se puede producir cuando ya se han tomado varias copas y el ofrecimiento llega, en muchas ocasiones, por parte de personas del entorno cercano.

La cocaína no tarda en originar dependencia y en generar tolerancia, lo que significa que para apreciar los mismos efectos se va necesitando consumir más. Esto conlleva una mayor toxicidad en el sistema nervioso central y comienzan a aparecer los primeros efectos secundarios de consumir cocaína.

Estos efectos pueden distinguirse en función de cuándo surgen.

  • Efectos a corto plazo: como sensación de intranquilidad, nerviosismo, estado depresivo, dificultades para dormir, etc.
  • Efectos a largo plazo : como aumento de la presión arterial, lesiones intestinales, lesiones en la cavidad nasal, disfunción sexual, trastornos de ansiedad, etc.

 

CTA - Texto- Tu pareja consume cocaina

 

4. Síndrome de abstinencia a la cocaína: como tratarlo 

El síndrome de abstinencia a la cocaína aparece tras el consumo y se caracteriza por una fuerte sensación de abatimiento, irritabilidad, cansancio extremo y apatía emocional. También se producen complicaciones para dormir, pesadillas y, en ocasiones, paranoia. La dependencia experimentada en el plano psicológico puede incluso ser superior a la física.

Después pueden aparecer deseos intensos de volver a toma la droga. Podemos hablar de tres fases del síndrome: 

  • Primera fase. ‘Crash’ o abatimiento, acompañado por craving. Su duración puede estar en torno a los 4-5 días.
  • Segunda fase. Fuerte riesgo de recaída en el consumo de la cocaína. Puede durar hasta las 10 semanas.
  • Tercera fase. Considerada ‘de extinción’. No tiene una duración definida. 

Todos los tratamientos para curar la adicción a la cocaína efectivos tienen en consideración el síndrome de abstinencia. Es habitual en el caso de personas que lo padecen el recurrir, para intentar superarlo, a otras sustancias, como alcohol, sedantes o ansiolíticos. Se trata de una práctica desaconsejable, pues la adicción puede darse sobre esa otra sustancia y provocar aún peores daños. Solo los profesionales médicos están habilitados para recetar la ingesta de algún fármaco que ayude a rebajar ciertos síntomas del síndrome de abstinencia. 

Si quieres ampliar conocimientos sobre este tema, puedes leer los artículos ‘El síndrome de abstinencia de la cocaína en 4 claves’ o ‘Qué es el síndrome de abstinencia y cómo se manifiesta’.

5. Tipos de tratamientos si consumes cocaína

Podemos distinguir una serie de tratamientos para la dejar la cocaína, basados en diferentes premisas:

  • Comunidades terapeuticas. Se recomienda para pacientes que sufran grave dependencia y tengan dificultad para dominar sus impulsos, así como personas con poco apoyo social.
  • Tratamientos cognitivo-conductuales. Están basados en proporcionar a los adictos herramientas mentales para detectar y gestionar el deseo de consumir. De esta manera se generan en él expectativas de resistencia al consumo. Está enfocado a controlar los procesos cognitivos vinculados a la ingesta de drogas y pone también el énfasis en la programación de diferentes actividades con las que se dar la vuelta a estados de ánimo negativos.
  • Tratamiento de prevención de recaídas. En muchos casos se engloba dentro de los tratamientos para superar la adicción a la cocaína de corte cognitivo-conductual. Consiste en que la persona sea capaz de prever y asumir aquellas situaciones y presiones que le pueden llevar a tomar la sustancia. 
  • Entrevista motivacional. Se emplea junto a otras intervenciones y siempre en las primeras etapas del tratamiento. Su uso más común es en personas con un acusado patrón de consumo intenso. Este tratamiento para las adicciones no cuenta con tantos ensayos clínicos como los anteriores.
  • Terapia interpersonal e intervención familiar. Parte de la base de que el consumo de cocaína se produce en un contexto de relaciones interpersonales, y que, por lo tanto, orientarlas de un determinado modo puede incidir en la reducción de ese consumo. 
  • Grupos de ayuda mutua. Este tratamiento está muy difundido en países como EEUU, en el que 6 de cada 10 programas públicos lo aplican como primera fuente de apoyo a los drogadictos. Su fundamento está en el compromiso de abstención que difunden estos grupos entre sus integrantes siempre que se den la asistencia y una participación activa

 

IC - Texto - Habla con un profesional de Newline sobre el tratamiento para dejar la coca

 

6. Dejar la cocaína con Estimulación Magnética Transcraneal (EMT)

Entre los tratamientos modernos más avanzados para superar la adicción a la cocaína destaca la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), una técnica que se emplea en el campo de las depresiones desde hace unas dos décadas. A continuación te ofrecemos las respuestas a las principales cuestiones que puedes plantearte sobre este tratamiento.

¿En qué consiste el EMT?

Esta técnica genera un campo magnético en el cerebro sin llegar a entrar en contacto con la cabeza. Unos estímulos eléctricos en la zona prefrontal inciden en los circuitos de recompensa del paciente, que son los que están relacionados con la adicción. Ciertas modificaciones en la serotonina y el triptófano, ambos neurotransmisores, favorecen que el paciente vuelva a tener el control acerca de la necesidad de tomar la sustancia. Esta terapia se efectúa de forma conjunta con terapia motivacional o cognitivo-conductual. 

¿Cuándo pueden apreciarse los primeros efectos?

La terapia con Estimulación Magnética Transcraneal da lugar a las primeras modificaciones en el impulso por consumir cocaína ya durante los primeros 7 días tras el inicio del tratamiento. Además, se aprecia un descenso de la sensación de ansiedad, más tranquilidad y más capacidad para concentrarse, además de mejoras en los hábitos de sueño. 

¿Cuál es su tasa de efectividad?

Los informes sobre el uso de la Estimulación Magnética Transcraneal indican que presenta una tasa de éxito del 64% en pacientes sometidos a un tratamiento ambulatorio con esta técnica cuando han pasado 2 meses. Los pacientes que son sometidos a esta técnica aseguran sentirse más dueños de sí mismos y mentalmente más fuertes para rechazarla. 

¿Causa dolor o tiene efectos secundarios?

La corriente eléctrica del EMT es indolora, aunque se ha descrito algún casos en los que da lugar a un leve dolor de cabeza. Durante su aplicación no se percibe ningún tipo de molestia, solo se escucha un ligero sonido proveniente del estimulador. No es invasiva y prácticamente no presenta efectos secundarios.

¿Cuánto dura este tratamiento?

El tratamiento para la adicción a la cocaína consta de dos etapas diferentes:

  • Etapa intensiva. Las sesiones son diarias durante la primera semana. En este periodo se realiza un tratamiento diario intensivo con EMT y sesiones de psicoterapia cada día. También se efectúa un control médico para evaluar la salud general del paciente y detectar las áreas en las que la cocaína ha originados perjuicios.
  • Etapa de seguimiento. A lo largo de las siguientes 11 semanas, se realiza una sesión de un día cada semana. Pasado ese plazo de tiempo las sesiones se llevan a cabo cada más tiempo, personalizándolas para cada caso. 

¿Pueden someterse a este tratamiento todas las personas?

Antes de recibir sesiones de EMT se realiza un examen médico para comprobar si la persona es idónea. Son descartadas las personas con componentes metálicos en el cráneo, marcapasos o implantes auditivos que no se puedan retirar. Tampoco es aplicable a personas que hayan padecido episodios de convulsiones o epilepsia. 


Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.