NewLife

Un mes sin consumir coca: ¿qué beneficios tiene?

Para una persona adicta, estar un mes sin consumir coca no es nada fácil. Cuando se tiene dependencia de una droga, al detener el consumo de la sustancia se sufrirá el famoso “mono” o síndrome de abstinencia, el cual complicará mucho el abandono de droga y facilitará las recaídas.

Para poder superar con éxito la adicción y suavizar el síndrome de abstinencia, es necesario realizar el tratamiento adecuado acudiendo a un centro de adicciones en Barcelona.

 

El inicio de la adicción

Conocer el origen de la adicción y cómo la cocaína actúa en el cerebro es fundamental para entender por qué resulta tan difícil estar un mes sin consumir coca.

La cocaína es un fuerte estimulante del sistema nervioso, es una droga altamente adictiva que provoca una profunda alteración neuroquímica en el cerebro.

La dopamina, directamente relacionada con el sistema de recompensa cerebral, es el neurotransmisor más afectado por el consumo de cocaína.

Los efectos placenteros que esta droga genera al inicio se deben a la gran concentración de dopamina que se provoca en el cerebro. Esto ocurre porque la cocaína se adhiere a la proteína transportadora de dopamina y, por tanto, impide su eliminación.

Esto hará que aumenten drásticamente los niveles de dopamina y se experimenten sensaciones de euforia y placer.

Cuando el sistema de recompensa es sobreestimulado repetidamente, dejará de funcionar, por tanto, al cerebro le resultará difícil sentir placer de forma natural.

Es por ello que el sujeto comenzará a necesitar volver a consumir para sentirse bien.

Sin embargo, la cantidad consumida inicialmente, poco a poco dejará de hacer efecto, ya que se desarrollará una tolerancia hacia la sustancia que hará que se necesite aumentar las dosis.

De ese modo comienza la adicción y, por ello, es tornará complicado estar un mes sin consumir coca para el adicto.

 

 

Un mes sin consumir coca: el síndrome de abstinencia

Cuando se sufre una adicción y se detiene el consumo o se reduce, aparece el famoso “síndrome de abstinencia”.

El síndrome de abstinencia, comúnmente conocido como “mono”, es el conjunto de síntomas físicos y psicológicos que sufre un adicto al abandonar el consumo.

Tras un mes sin consumir coca, es frecuente que los síntomas del síndrome de abstinencia continúen, ya que un mes sin consumir coca no es suficiente para superar la enfermedad y lograr una desintoxicación exitosa a largo plazo.

Como hemos visto anteriormente, la cocaína provoca una enorme alteración en algunos neurotransmisores cerebrales como la dopamina. Esto genera una fuerte dependencia física y mental que provocará síntomas como el “craving” al privar al organismo de esa sustancia.

El “craving” es uno de los diversos síntomas del síndrome de abstinencia, que se caracteriza por cursar con un fuerte deseo en impulso irrefrenable por consumir cocaína. Este impulso tan incontrolable es lo que hace tan difícil superar la adicción y abandonar el consumo, el “craving” es el responsable de la mayoría de las recaídas.

Además del “craving”, al comienzo de abandonar el consumo e incluso en un mes sin consumir coca, pueden aparecer otros síntomas como:

  • Depresión: al detenerse el consumo es muy común que el adicto experimente un profundo sentimiento de tristeza y desesperanza que responde al gran desequilibrio neuroquímico que está sufriendo el cerebro.
  • Trastornos del sueño: incluso en un mes sin consumir coca, el síndrome de abstinencia provoca alteraciones del sueño como el insomnio.
  • Irritabilidad: el síndrome de abstinencia provoca gran irritabilidad, inquietud y agitación.
  • Ansiedad y paranoias: es frecuente sufrir mucha ansiedad durante el síndrome de abstinencia, así como paranoias y alucinaciones.
  • Fatiga: falta de energía y agotamiento son también muy comunes.
  • Temblores, fiebre y malestar general: muchos adictos que atraviesan el “mono” sufren fiebre, sudores, temblores y malestar generalizado.

El síndrome de abstinencia puede durar unas semanas o, incluso, varios meses. La duración del síndrome de abstinencia dependerá de cada caso particular, sus hábitos de consumo y si se está recibiendo tratamiento especializado para la desintoxicación, o no.

 

Beneficios de estar un mes sin consumir coca

Algunos beneficios de abandonar el consumo son notables de forma casi inmediata, en tan solo un mes sin consumir coca ya pueden apreciarse cambios positivos y saludables.

El consumo de cocaína provoca innumerables consecuencias a largo plazo para la salud, algunas de estas secuelas llegan a ser irreparables, sin embargo, la mayoría son reversibles.

El consumo de cocaína provoca, entre otros muchos efectos nocivos: problemas respiratorios, cardiovasculares, gastrointestinales y psicológicos.

Estudios demuestran que la cocaína afecta gravemente al corazón al 71% de los consumidores incluso aunque estos no presenten síntomas. Estos mismos estudios concluyen que la mayoría de los daños producidos por la droga son reversibles con el paso del tiempo al abandonar el consumo.

Los beneficios de estar un mes sin consumir coca son notables en seguida. Comienza a reducirse el riesgo de padecer un ataque cardíaco, mejora la respiración, la mucosidad nasal y la rinitis.

Además, los neurotransmisores cerebrales comienzan a reequilibrarse y a regular su funcionamiento y mejora la salud sexual.

Tras un mes sin consumir coca también se apreciarán mejoras psicológicas, entre ellas, la ansiedad disminuirá, se recudirán las paranoias y el riesgo de sufrir un brote psicótico. Mejorará la irritabilidad y el estado de ánimo, así como la estabilidad emocional. Puede, incluso, que en tan solo un mes sin consumir coca se experimente una mejora en la autoestima y más vitalidad, así como una gran mejoría en las relaciones personales.

 

Tratamientos para superar la adicción

Como se ha mencionado anteriormente, un mes sin consumir coca no es suficiente para superar la adicción, pero es un tiempo significativo como para notar grandes mejoras.

El tiempo de duración del síndrome de abstinencia también dependerá de cada caso y si se trata, o no, adecuadamente.

La adicción es una enfermedad grave y, por ello, es necesario recibir atención especializada. Está demostrado que los adictos que tratan de superar la adicción sin ayuda ni tratamiento tienen más posibilidades de sufrir recaídas en un futuro o no superar completamente la enfermedad.

No se ha encontrado aún un medicamento específico que logre curar la adicción, sin embargo, hay un tratamiento no farmacológico específico para las adicciones que lleva usándose más de 20 años y cuenta con una altísima tasa de éxito: la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La EMTr es un tratamiento aprobado por la Unión Europea que, actualmente, es el único existente capaz de actuar sobre el origen de la adicción: la parte neurológica.

Al actuar directamente sobre la raíz del problema, la EMTr consigue que se obtengan resultados inmediatamente. Tras la primera semana de tratamiento el paciente notará cómo sus ganas de consumir cocaína se reducen drásticamente.

Este revolucionario tratamiento funciona a partir de la emisión de ligeros estímulos eléctricos sobre la cabeza del paciente a través de una bobina. Estos estímulos son totalmente indoloros e inciden en el cerebro para reparar las zonas neuronales dañadas, logrando a su vez restaurar el funcionamiento y el nivel de los neurotransmisores afectados.

La EMTr es un tratamiento completamente seguro y sin efectos secundarios que, además, es ambulatorio. Esto le permite al paciente tratarse sin necesidad de ingresar en un centro de desintoxicación, pudiendo continuar así cerca de sus seres queridos.

En Newline somos pioneros en España en el uso de EMTr, el primer centro especializado.

Nuestro equipo de psiquiatras altamente cualificado y con décadas de experiencia lleva años tratando con EMTr a pacientes con diversos tipos de adicción. Gracias a su labor y a nuestra revolucionaria técnica, en Newline hemos conseguido tratar con éxito a más de 200 personas.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.