NewLife

Vivir con depresión crónica: ¿cómo te condiciona la vida?

Vivir con depresión crónica (también conocida como distimia) puede ser enormemente limitante para quien lo sufre, llegando a afectar a su vida cotidiana, su trabajo, sus relaciones personales y su salud.

En este artículo te contamos cómo puedes superar esta enfermedad y cuál es el mejor tratamiento para la depresión.

 

¿Qué es la depresión crónica?

La depresión crónica es también conocida como trastorno depresivo persistente o distimia y se caracteriza por la persistencia de los síntomas depresivos durante un extenso período de tiempo, superando generalmente los dos años.

Mientras que en la depresión episódica los síntomas perduran tan solo por un corto periodo de tiempo, en la depresión crónica se mantienen de forma constante a lo largo de, normalmente, más de dos años, con variaciones en su intensidad.

Aunque la distimia puede presentar una sintomatología más leve que la depresión mayor, vivir con depresión crónica puede llegar a ser incluso más incapacitante por prolongarse en el tiempo.

Pese al gran desconocimiento general que existe en torno a la depresión y a su gravedad, la realidad es que esta es una enfermedad seria, grave y real, que no está relacionada con la falta de voluntad del individuo ni significa que quien la experimenta sea una persona débil, a pesar de lo que muchos puedan creer.

Los síntomas de la depresión crónica son similares a los de otros trastornos depresivos, entre estos se incluyen un sentimiento de profunda tristeza, baja autoestima, desinterés en actividades, cambios en el apetito, trastornos del sueño, fatiga, pérdida de energía, sentimientos de inutilidad, culpa, dificultad para tomar decisiones, falta de concentración y pensamientos sobre la muerte.

Vivir con depresión crónica tiene un impacto muy negativo y limitante en la vida del individuo, pudiendo interferir significativamente en su capacidad para realizar tareas cotidianas, trabajar, estudiar o mantener relaciones personales.

Además, vivir con depresión crónica aumenta el riesgo de desarrollar otras condiciones de salud como diabetes, enfermedades cardíacas y trastornos de ansiedad.

 

Supera la depresión con la Estimulación Magnética Transcraneal. ¡Infórmate aquí!

Vivir con depresión crónica: ¿cómo afecta a la persona?

Vivir con depresión crónica puede tener un impacto significativo en la vida de una persona. Esta condición puede afectar notablemente a diversos aspectos de su día a día, no solo al bienestar emocional, sino también a las relaciones personales, el rendimiento laboral o académico, la calidad del sueño y la salud física en general. Algunos de los efectos que puede provocar vivir con depresión crónica son:

1. Sentimiento de tristeza constante: vivir con depresión crónica conduce a la persona a experimentar una profunda sensación de tristeza y desesperanza a diario que no disminuye ni cesa, dificultando la capacidad de disfrutar.

2. Baja autoestima: vivir con depresión crónica conllevar frecuentemente a una disminución de la autoestima y la confianza en uno mismo. Esto da lugar a sentimientos de inutilidad y culpabilidad que pueden mermar a quien los sufre día a día.

3. Aislamiento: es muy común al vivir con depresión crónica desarrollar una falta de interés en interactuar con otras personas, combinada con la sensación de incomprensión. Esto puede hacer que la persona opte por aislarse socialmente.

4. Bajo rendimiento laboral o escolar: vivir con depresión crónica puede interferir en la capacidad de concentración, toma de decisiones y funcionamiento general, lo cual afectará el rendimiento laboral y académico.

5. Trastornos de sueño y fatiga: sufrir trastornos del sueño es muy común en las personas con depresión. Además, vivir con depresión crónica suele provocar fatiga y falta de energía constantes para realizar actividades diarias.

6. Desarrollar otras enfermedades: vivir con depresión crónica por mucho tiempo se ha relacionado con el desarrollo de otros problemas de salud como diabetes, problemas cardiovasculares y trastornos de ansiedad.

 

¿Voy a vivir con depresión crónica toda la vida?

Se denomina “crónica” a la depresión que perdura de manera constante por más de dos años. Sin embargo, eso no significa que se tenga que vivir con depresión crónica toda la vida.

La distimia, con el tratamiento adecuado, se puede superar con éxito.

Antes de explorar las opciones de tratamiento disponibles, es necesario destacar la importancia de adoptar un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio de manera regular, establecer una rutina diaria, dedicar tiempo a los seres queridos, practicar hobbies, participar en actividades gratificantes, mantener una alimentación equilibrada y asegurar un adecuado descanso tienen un impacto muy positivo en la depresión crónica y en la mejora de sus síntomas.

El tratamiento de la depresión crónica puede ser abordado desde diversas perspectivas. Por un lado, la terapia, en particular la terapia cognitivo-conductual, ha demostrado ser muy efectiva para disminuir los síntomas depresivos. El profesional de la salud mental que acompañará al paciente, le ayudará a identificar el origen del trastorno y a modificar patrones de pensamiento negativos y conductas que contribuyan a la depresión.

Por otro lado, existe la opción de tomar medicamentos antidepresivos. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son los fármacos más comúnmente utilizados para aumentar los niveles de este neurotransmisor en el cerebro y mejorar así los síntomas depresivos.

Sin embargo, cada vez son más las personas que optan por rechazar la medicación debido a sus múltiples efectos secundarios.

Esta decisión puede generar cierta desesperanza en aquellos que desean dejar de vivir con depresión crónica pero no quieren medicarse. Afortunadamente, existe otra opción de tratamiento no farmacológico con una altísima tasa de éxito y, sobre todo, sin efectos secundarios: la Estimulación Magnética Transcraneal.

 

Estimulación Magnética Transcraneal

La Estimulación Magnética Transcraneal (EMTr) se está convirtiendo en una alternativa cada vez más popular para aquellas personas que buscan tratamientos no farmacológicos, más seguros y sin efectos secundarios para la depresión. Con más de dos décadas de experiencia, la EMTr ha demostrado ser altamente eficaz al tratar directamente el origen neurológico de la depresión.

Aprobada por la Unión Europea, este innovador tratamiento restaura el equilibrio neuroquímico y mejora el funcionamiento de las redes neuronales, ofreciendo resultados rápidos y efectivos.

Los pacientes han informado una significativa reducción de los síntomas depresivos en apenas una semana de tratamiento con EMTr. A diferencia de los fármacos, este enfoque no conlleva riesgos, ya que estimula el cerebro de manera indolora y no invasiva mediante pulsos electromagnéticos suaves.

Una de las ventajas de la EMTr es su carácter ambulatorio, permitiendo a los pacientes mantener su rutina diaria sin necesidad de someterse a un ingreso hospitalario. En Newline somos el centro pionero en España en la aplicación de la EMTr.

Nuestro equipo de psiquiatras altamente cualificado ha tratado con éxito a más de 300 personas hasta hoy con la EMTr.

Nuestro compromiso es proporcionar una atención personalizada y de calidad para ayudar a nuestros pacientes a superar la depresión de manera segura, efectiva y duradera.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.