NewLife

«Yo superé la depresión sin medicamentos»: ¿es esto verdad?

Todos hemos escuchado a alguien asegurar: “yo superé la depresión sin medicamentos”. Esto a veces lleva a las personas con depresión a frustrarse, ya que hay a quienes les resulta más difícil superar este trastorno y no quieren tomar medicamentos por sus múltiples efectos secundarios.

Pese a que cada persona y cada caso es diferente, sí existe tratamiento para la depresión sin medicación y esperanza de superarla muy positivamente.

¿Qué es la depresión y cuáles son sus causas?

La depresión es una enfermedad compleja y grave que puede afectar a cualquier persona, sin importar su género, edad o estatus. Esta enfermedad se caracteriza por un profundo sentimiento de tristeza constante o recurrente, acompañado de síntomas como cansancio, apatía, baja autoestima, cambios en el apetito y dificultades para dormir.

Es importante destacar que la depresión no es simplemente sentirse triste, sino una enfermedad real que requiere tratamiento y ayuda profesional. No se puede superar únicamente manteniendo una actitud positiva o teniendo fuerza de voluntad.

Es fundamental realizar un tratamiento adecuado para combatir la depresión, ya que, si no se trata, puede condicionar de forma grave a quienes la padecen, dificultar su funcionamiento diario, sus relaciones sociales e incluso poner en riesgo su vida.

Las causas de la depresión aún se desconocen con exactitud ya que cada caso es diferente. Sin embargo, sí se sabe que pueden influir en su desarrollo factores genéticos, neuroquímicos y ambientales.

Las personas con antecedentes familiares de depresión posiblemente tengan una mayor predisposición genética a padecerla. Además, los desequilibrios químicos en el cerebro en neurotransmisores como la serotonina y la dopamina, así como factores ambientales como vivir experiencias traumáticas, estrés o perder a un ser querido, también pueden contribuir al desarrollo de esta enfermedad.

 

 

¿Cómo se trata la depresión?

Existen diferentes enfoques para tratar la depresión. Por un lado, acudir a terapia, (por ejemplos a terapia cognitivo-conductual), ha demostrado ser muy eficaz reduciendo los síntomas depresivos.

El profesional de la salud mental ayudará al paciente a identificar las causas del trastorno y a poder cambiar patrones de pensamiento negativos y comportamientos que contribuyen a la depresión.

Por otro lado, existe la opción de tratar la depresión con medicamentos antidepresivos como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Estos medicamentos son utilizados comúnmente ya que aumentan los niveles de serotonina en el cerebro, lo que ayuda a mejorar los síntomas depresivos.

Sin embargo, son cada vez más las personas que optan por no tomar medicamentos debido a que estos provocan innumerables efectos secundarios.

El tratamiento farmacológico es una opción que, hasta ahora, parecía indispensable para salir de la depresión, lo cual generaba frustración y desesperanza en quienes decidían no tomarla ya que sentían que no tienen alternativas. Actualmente, es cada vez más común escuchar: “yo superé la depresión sin medicamentos”. ¿Cómo es esto posible?

Hay diversas opciones para mejorar la depresión sin tomar medicación y ser uno más de los que aseguran “yo superé la depresión sin medicamentos”.

Es importante tener en cuenta que el tratamiento de la depresión sin medicamentos puede llevar algo más de tiempo y esfuerzo.

No hay una solución rápida y fácil, sin embargo, muchas personas han logrado superar la depresión utilizando métodos no farmacológicos. Es fundamental tener paciencia y perseverancia y trabajar con un profesional de la salud para encontrar el enfoque de tratamiento adecuado.

«Yo superé la depresión sin medicamentos»: ¿es esto posible?

Como hemos mencionado anteriormente, la terapia es una opción muy útil si se tiene depresión, pero para los que además no toman medicación, es imprescindible.

Además de la terapia, será esencial adoptar un estilo de vida saludable ya que puede tener un impacto positivo en la mejora de los síntomas de la depresión. Esto incluye establecer rutinas diarias, hacer ejercicio físico regularmente, tener hobbies, pasar tiempo con amigos y seres queridos, participar en actividades placenteras, llevar una dieta saludable y dormir lo suficiente.

A su vez, practicar técnicas de relajación como la meditación y la respiración profunda, también es muy beneficioso para reducir el estrés y mejorar el estado de ánimo. Estas técnicas pueden ayudar a calmar la mente y promover la relajación, algo especialmente útil para las personas que sufren depresión.

También resulta muy útil para ser uno más de los que aseguran “yo superé la depresión sin medicamentos”, tomar complementos alimenticios de venta libre.

Algunos suplementos vitamínicos a base de triptófano, probióticos y vitaminas del grupo B, han demostrados dar buenos resultados en el tratamiento de la depresión.

Esto se debe a que estos aminoácidos y vitaminas juegan un papel fundamental en el funcionamiento y los niveles de serotonina en el cerebro. La serotonina es un neurotransmisor necesario para regular el estado de ánimo, el placer y la motivación.

Por otro lado, existe otra opción de tratamiento disponible que no incluye la toma de medicación y ha resultado muy eficaz en estos últimos 20 años: la Estimulación Magnética Transcraneal.

Estimulación Magnética Transcraneal para la depresión

Si eres de los que han decidido no tomar medicación por proteger tu salud y evitar los múltiples efectos secundarios, y quieres conseguir ser uno más en poder decir: “yo superé la depresión sin medicamentos” este es el tratamiento que va a hacer que lo consigas.

La Estimulación Magnética Transcraneal es el método no farmacológico que usamos en Newline para tratar la depresión.

Esta técnica ha sido aprobada con una alta tasa de éxito por la Unión Europea y ha demostrado ser efectiva durante más de 20 años.

A diferencia de los medicamentos, la EMTr no provoca efectos secundarios y es totalmente segura.

La EMTr funciona mediante la colocación de una bobina en la cabeza del paciente, que emitirá leves estímulos electromagnéticos. Estos estímulos inciden de forma indolora en el cerebro y ayudan a reparar las áreas neuronales dañadas, así como a restablecer el equilibrio neuroquímico.

Una de las ventajas destacadas de la EMTr es su rapidez en la obtención de resultados. A diferencia de los medicamentos que pueden tardar semanas o meses en hacer efecto, la EMTr en tan solo una semana hace que los pacientes experimenten una mejora notable en su estado de ánimo. Esto es posible gracias a la capacidad de esta técnica para actuar directamente en el origen neurológico de la depresión.

Además, la EMTr se realiza de forma ambulatoria, lo que permite que los pacientes puedan continuar con su rutina diaria y su trabajo sin interrupciones durante el tratamiento y con la máxima comodidad.

En Newline somos el primer centro en España especializado en el uso de esta técnica en España. Contamos con un equipo de psiquiatras con décadas de experiencia que ha conseguido ayudar con éxito a más de 300 personas hasta el momento.

 

 

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.